Dios Priapo "Cuestiones de Tamaño"

(31 mar 2017) Mitología Romana. El dios Priapo es uno de los que se le atribuye el origen de la frase, "CUESTIONES DE TAMAÑO" aunque su inicio simbolizara la fecundidad del suelo, protector de jardines y posteriormente con la virilidad y el amor físico. El dios Priapo, hijo de los dioses Baco y Venus, es el resultado del adulterio de ella y fue castigada con un niño con genitales deformes.

El Dios Príapo era ridículo a pesar de su constante erección era impotente, el falo descomunal señalaba cualquier propiedad al ingresar.
Se cuenta, que el dios Baco hizo que un asno hablara y que le sirviera de gentil cabalgadura para que cuando saliera con él, platicara con alguien.  Pero este animal parlanchín se encontró en su camino a Priapo entraron en una inútil discusión acerca del tamaño de sus órganos viriles, los dos envanecidos de sus capacidades tuvieron una lucha feroz de la que se alzo triunfador, fue el dios Priapo con la herramienta en la mano de su contendiente.

Príapismo, termino médico.- dolorosa enfermedad de continua y permanente erección.

 Es una deidad menor, de la vegetación y animales de la vida de granja, un notable puramente fálico. Lo adoraban como protector de rebaños de ovejas, de cabras y  colmenas de abejas.

Priapo y su enorme falo

Priapo se representaba con un gran falo en erección perpetua, símbolo de fecundidad de la Naturaleza. Otra leyenda, Fastos de Ovidio, una ninfa llamada Lotis, dormía de borracha en una celebración, Priapo intento violarla, este se acercó muy despacio pero un burro de Sileno (Maestro del dios Baco) se dio cuenta, empezó a “rebuznar muy fuerte”, Lotis despertó rechazando a Priapo, su salvación fue transformada en “Flor de Loto”. Proiapo, mató al burro. Y en la ciudad de Lampaso cuando adoraban al dios Priapo, sacrificaban burros.

Yyy ya.  

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.abc.es

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

La Túnica de Neso mitología

Mitología Griega. El centauro Neso trata de violar a Deyanira y Heracles o Hercules lo mata, agonizando el centauro le dice, a ella, que para que el amor dure para siempre que guarde un poco de su sangre. Deyanira estaba muy enamorada,

Cíclopes: Mitología griega

Gigantes antropófagos, seres entre los más imponentes de la mitología griega. Hesíodo describió, Gigantes de un solo ojo, se les atribuye haber proporcionado las armas especiales a Zeus el rayo y el trueno. Gracias a sus habilidades y

Ghede ( mitología vudú)

Mitología Vudú de Haití. Ghede es una esquelética figura con sombrero negro de copa, frac oscuro de largos faldones y gafas negras, que aguarda por las almas de los muertos camino a guinée, un legendario lugar de los dioses. Se mueven

Centauro: Mitología griega

Es una criatura con cabeza, torso y brazos de un humano y el cuerpo de un caballo. A las femeninas se le llaman centáurides. Ixión vástago de Flegias, rey de los lápitas se matrimonio con Día, hija de Deyoneo, tras la boda Ixión se

El dios Baco y Eneo el buen anfitrión

Mitología Romana. El dios Baco viajaba a la India, Mesopotamia y Egipto, de sus viajes se cuentan estas historias. Esta se refiere cuando el dios Baco era huésped de Eneo, cuando entró a esa casa el dios quedo perdidamente enamorado de

Narciso (mitologÍa griega).-

Narciso hijo de la ninfa Liríope y el Dios Cefiso, un muchacho tan hermoso que hasta las diosas del Olímpo envidiaban su belleza. Un día el fue a tomar agua en el río y un dios mando a Cupido a que le tire una flecha, cuando lo hizo el

El Tío: El cuidador de Minas

Mitología. Cerro Rico, Potosí, Bolivia. El Tío, es un dios del inframundo en la cultura de Bolivia y en otros lugares con tradición de extracción minera. Hay muchas imágenes de él en las minas de hierro y a todas esas figuras se le

La esquina de Los Dos Camellos de Mérida

Leyenda de Mérida, Yucatán. En la antigüedad las esquinas se nombraban por algún evento fuerte o físico, se ubica esta historia en la calle 49 x 66. Ahí les va esta; cuenta la leyenda, que eran dos hermanos judíos de nombre Pomposo