Ixchel e Itzamná: El Sol y La Luna

(14 oct 2020) Leyenda Prehispánica Maya. Cuando los dioses eran mortales, llegó un extraño joven que se impactó con la belleza de Ixchel y a traición mata a Itzamná. La pasión de ellos era tan fuerte que se creó el Sol y la Luna. En un pueblo de Quintana Roo de nombre Xcaret, se dice que la leyenda de la divinidad de la Luna que es adorada en cada día de difuntos, al igual que todos los que han muerto. Cuenta la leyenda que cuando los dioses aún eran humanos existió un amor tan intenso y tan puro que su fuerza creó el Sol, la Luna, la noche, el día y el brillo de las estrellas.

Hace muchísimo tiempo, en un pueblo lejano vivía una doncella hermosa de nombre Ixchel cuya belleza impresionaba a muchos hombres uno de ellos era Itzamná. El encantamiento de Itzamná comenzó a gustarle a la hermosa y codiciada mujer y un sentimiento puro nació entre los dos. En un día de mucho sol de los mortales llegó un extranjero joven que cuando miró a la muchacha, fue asombrado por su deslumbrante hermosura.

Sin saber, del amor de Ixchel e Itzamna. La hermana de Ixchel llamó a una pelea donde los jóvenes querían el amor de la doncella, y lucharían hasta la muerte.

Llegó el día de la pelea

El destino de Itzamná no contaba con la mala jugada del otro, al primer descuido hirió a Itzamná por la espalda y cayó muerto.

Cuando Ixchel lo vio muerto corrió hacía el y encomendó su alma a Ixtab y ella, se quitó la vida. Su hermana maldijo aquel hombre traicionero que no jugó limpio, que mató a Itzamná. Ella tomó el alma encomendada de Ixchel, fue cuando Ixtab se convirtió en al diosa del suicidio.

Las dos almas de los enamorados celebraron su amor. Itzamná volvió a nacer como divinidad el Sol e Ixchel se transformó en la diosa Luna. Le regalo a su amada el resplandor de las estrellas en la noche, se dice que son doncellas que mueren muy jóvenes y suben a los cielos y se convierten en estrellas para acompañar a Ixchel. La leyenda de estos dos dioses, se conservó hasta ahora y se cree que cada día de muertos la diosa Ixchel renace del fuego y permite a las doncellas encontrar el amor del cual nacerá un hijo. 

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. blog.xcaret.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Las brujas de Tecozautla salen en noche de luna

Leyenda de México. En el municipio de Tecozautla Hidalgo. Los campesinos cuentan que en noches de luna se ven extrañas bolas de fuego que brincan de cerro en cerro. Se cuenta que son brujas haciendo danzas satánicas y ellas son esclavas

Las piedras azules: eran jóvenes hermosas

Leyenda de Durango. Hace muchísimos años. En Pueblito, cerca del río Tunal vivía una familia con tres hijas muy bonitas, que la mayoría de los muchachos del lugar las querían pretender pues eran muy hermosas. Y en esa época los

Posada del Sol un lugar atormentado

Leyenda de México. Se ubica en las calle Niños Héroes 139, Col Doctores, que construida por el arquitecto Fernando Saldaña Galván en el año 1940. Es la historia de este hotel de 500 cuartos con riqueza arquitectónica invaluable, que

La Llorona: Espectro bipolar

Leyenda de Honduras. Se dice, que la Llorona tiene un aspecto escalofriante, es una mujer vestida de blanco, delgada, alta, de cara cadavérica y larga cabellera negra, que acostumbra asustar a las personas en los ríos y caminos

El Colibrí: Creado por una piedra de jade

Leyenda Maya. Colibrí, se le conoce tambien como Chupamirto, Chupaflor y Picaflor. Hay personas que ponen una jicara con agua y azucar en los los patios para atraerlos y admirar su hermosura de cerca. Se cuenta que los ancestros, sabios

El callejón del suspiro: La muerte los unió

Leyenda de México. ¡Dios mío, dios mío he casado a una muerta, gritaba el cura! A mediados del siglo XVII en la Nueva España era prodigiosa en aparecidos y fenómenos sobrenaturales, en aquel enmonces todas las noches un ser

Una noche en el cementerio: El profanador de tumbas

Leyenda de México. Era el Siglo XVIII, que ahora forman las esquinas las calles de Santa María y Pedro Moreno. En ese lugar estaba la cantina de "El ciervo de oro", famosa por ser lugar de delincuentes. Ningún alguacil se atrevió a

Alma Mula: Un ente que de su hocico saca fuego

Leyenda de Argentina. Se cuenta que se trata de una señora sin valores, que cometió incesto con el hermano y padre, además, con unos sacerdotes tenía sus queveres. Nunca se arrepintió. Tiene varios sobrenombres, mujer mula, mala mula