La Lluvia de Piedras ritual de un brujo

(22 may 2017) Un muchacho conversaba en la puerta de su casa con unos amigos, de la nada empezaron a tirarles piedras, se resguardaron cuando dejaron de tirar salieron y fueron a ver quien era el que hacía la fechoría, cuando estaban en el patio les llovió piedras otra ves, que volvieron a correr ya estaban heridos. Las piedras caían del cielo. Era trabajo de un brujo para molestar a las personas.

Leyenda de Tixpéhual Yucatán. Este municipio se encuentra a veinte minutos de Mérida. Empezó unas situaciones extrañas en una casa de solar grande, los hechos desconcertaron a las familias que vivían en el terreno. Las agresiones aéreas a los integrantes de la casa, caían proyectiles del cielo (piedras u otros objetos) no solo dañaban la casa también lastimaban algún integrante de la familia.

Lo extraño que no sabían su lugar de procedencia, de la nada surgían las pedradas que se azotaban en el suelo. La dueña de la casa dijo; todo inició, poco a poco, caían alguna piedras, después empeoró cayendo muchísimas rocas cada día y desde temprano.

Cuando empezó la “Lluvia de Piedras”, antes era después de la medía noche y los días Martes y Jueves, ahora cualquier día de la semana a veces desde antes de la siete u ocho de la noche. Cuando empieza la noche los de la casa ya no salen por miedo de las pedradas. Es peligroso son piedras grandes con puntas.

Fue trabajo de un brujo

Un joven de la casa estaba con unos amigos en la puerta y cuando de la nada, recibieron pedradas, decidieron entrar al terreno a revisar y fueron recibidos por un tiroteo de rocas, que se vieron obligados a salir del patio.

En el interior del terreno son tres familias que viven ahí, estos implementaron una trampa para agarrar al causante de esta violencia.

Colocaron en hilos latas amarradas, para que cuando “alguien o algo” entrara, empezaran a sonar como alarma. Nunca lograron ver a nadie solo sombras que corrían de un lugar a otro.

Las personas de la casa juntaron las piedras que caían, en un rincón y se encontró una caracola que se dice, que estaba cargada de brujería, otro brujo hizo un ritual de limpia y purificación del lugar, para que se protejan y calmar lo sobrenatural.

Se logró confirmar que era el trabajo de un brujo del pueblo de Seyé que solo iba a Tixpehual hacer maldades para causar inquietud a la gente.         

Fuentes de información

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Autor, Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Publicaciones relacionadas

Ticul hasta ahora anda el Huay Pek

Ticul, Yucatán, Es parte de la Ruta Maya, Ruta de los Conventos, así va, Muna, Ticul y Oxkutzcab. En el Siglo XVII vivía un curandero de nombre Juan se transformaba en perro o en “Huay Pek” que significa perro brujo, se decía que

Las esferas de piedra del Valle Diquís

En los años 1939, una compañía bananera norteamericana empezó a trabajar en el Sur de Costa Rica, en la llanura  del delta del Rio Diquís. En la limpieza del terreno para el cultivo, descubrieron una rocas de distintos tamaños de

El Castillo de Blarney y la piedra mágica en Dublin

El castillo de Blarney es una fortaleza medieval, en el condado de Cork en el sur de la Isla de Irlanda, situada en la Rivera del Rio Martín. El castillo en sus orígenes era un fortín de madera. Se fundó en el siglo XIII, fue destruido

Mariana, vendía piedras brillantes

Leyenda de Argentina. Corría el siglo XVII en la zona del Pocito, cuenta la leyenda, que Mariana, una nativa Huarpe, era una mujer alta huesuda, de piel cobriza con cabello largo y negro, siempre andaba con un perro grande. Ella se

Una gota de sangre por una gota de lluvia

En la sierra de guerrero hay un pequeño municipio como de 1000 habitantes nahuas, su costumbre de cada año es pelear, que por cada gota de sangre para ellos significa  una buena temporada de lluvia para una mayor recolección de

Leyenda el rostro en la piedras.

 A un lado de la entrada de la cueva de Kinich Kakmó (pirámide) se ve una cara formada de rocas pero lo peculiar es que no siempre se ve ese rostro, en una ocasión unas personas le tomaron fotos a ese rostro de piedras se fueron por