La piedra del venado un amuleto para el cazador

(17 ago 2019) Valladolid Yucatán. Esta leyenda, de las comunidades rurales se quedó por la deseada “piedra del venado”, es como un imán para el cazador antiguo de mucha valentía. Don Felipe Chimal, era un cazador que a veces disparaba un venado y otras no. Colocaba su rifle en la horqueta de un árbol, la dejaba derechita por si las dudas tenía alguna desviación cuando disparaba. Un día su suerte cambió, al cazar un venado grande.

El señor Chimal cuando le abrió el vientre, se topó con una bolita dura era el “tunich kéej”, es decir dio con “la piedra de virtud del venado”, lo que hizo que se supiera, que desde ese momento habría carne de venado hasta hasta para regalar a medio pueblo.

El tunich kéej era comida segura

Desde esa ocasión, siempre que iba al monte, regresaba con un venado en el lomo del caballo, decía que hasta tiraba sin ver y el venado caía, la suerte le sonreía todos comían, gracias a las virtudes de la piedra del venado.

Otros cazadores le preguntaban si tenía “la piedra del venado”, el contestaba, “Miná ´an”, nada, no tengo nada, solo tengo suerte, sabía que si decía el secreto, ya se terminaba la buena caza. Le duro la virtud, cazaba hasta 3 o 4 venados a la semana, hasta que el fin de la suerte llegó. Y tenía que devolver la piedra del venado, al amo del monte.

Un día, sin que él sepa, que era el final de la caza, se levantó temprano y se fue al monte y vio un árbol de chimay, sus frutos los come los venados, esperó y vio venir venados de todos tamaños y rodearon el árbol para comer los frutos. Sacó su rifle y empezó a dispararles, pero ninguno cayó muerto, se dio cuenta que no eran venados de verdad. Recordó la piedra que tenía en su sabucán, la tomo y la tiró lo más lejos que pudo, la piedra actuó como un magnetismo, una manada de venados se acercó a ella y uno se la tragó. Desde ese momento se acabó la suerte del señor, ningún venado volvió a cazar, pues ya había terminado su tiempo de suerte en la que cazó como quiso.   

Yyy ya

Parrafos del texto. del Por Esto, sección Yucatán, pag 14, 22de Julio del 2019, Victor Ku.

Fuentes de información

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Autor, Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Publicaciones relacionadas

El Perro fue hecho de Cera

Leyendas de Yucatán. En los montes de Belhalal, cerca de las viejas paredes de Uxmal, existieron una vez frondosos árboles y tierra buena para hacer milpa. Se cuenta, que en esos montes habitan montículos que tienen vida. Uno de ellos

Las esferas de piedra del Valle Diquís

En los años 1939, una compañía bananera norteamericana empezó a trabajar en el Sur de Costa Rica, en la llanura  del delta del Rio Diquís. En la limpieza del terreno para el cultivo, descubrieron una rocas de distintos tamaños de

La Roca Bruja de Playa Naranjo

Leyenda de Costa Rica. Son tradiciones folclóricas del narrativo popular, a veces por un suceso maravilloso con huella irreal. Es un gran peñasco situado en el mar en la playa Naranjo dentro del Parque Nacional Santa Rosa de provincia de

El Castillo de Blarney y la piedra mágica en Dublin

El castillo de Blarney es una fortaleza medieval, en el condado de Cork en el sur de la Isla de Irlanda, situada en la Rivera del Rio Martín. El castillo en sus orígenes era un fortín de madera. Se fundó en el siglo XIII, fue destruido

Las pastoras se convirtieron en piedra

Leyenda de México. Las pastoras por faltar a una promesa al Señor de Chalma se convirtieron en roca. Son dos mujeres que asombró a los pobladores del lugar de Teloloapan Guerrero. Se cuenta, que cuando no había transporte la gente

Una bruja se convirtió en piedra

Leyenda de España. Se cuenta, que hace muchísimos años en la ciudad de Girona, vivía una mujer que todo el pueblo decía que era una bruja, se comentaba que ella volaba con su escoba por los aires pasando a ras por los techos de las

El Gran Rey Venado y los cazadores

Leyenda maya. Hace muchísimos años en los montes del interior de la Península, abundaban miles de venados. Era tal cantidad de los ciervos que estos entraban en la comunidad de los hombres pero estos solo los mataban para comer, nunca

El cerro de Mariana, su amor la volvió piedra y lodo

Está al sur de Michoacán entre Nocupétaro y Carácuaro, en una época ahí vivió el rey de los chichimecas de nombre Campicheran, en una época lejana en el Valle de Nocúpetaro y Nahuatlacas. Este señor tenía el carácter terrible y