Vibora, si muerde tu sombra es de mala suerte

(08 ago 2019) Leyenda Maya. Tizimin Yucatán. Se cuenta, que hay especies poco comunes y muy temidas, la “Kaanil bej” pues existe la creencia que si “muerde la sombra” de la persona, se enferma y causa gangrena en esa parte. Esta culebra es pequeña hasta parece una lombriz de color transparente. Cuando aparece es una señal de mala suerte para la gente que la vio.

Esta serpiente no es como las demás, es de muy mal augurio, presagia que la persona que se tope con ella va a tener un accidente muy grave y por ello debe cuidarse. Este reptil no es como las demás, que te muerde físicamente, esta “Kaanil bej” podría morder una extremidad de la sombra y al matarla deben tener cuidado ya que si lo hace, la extremidad mordida se irá engangrenando hasta que tengan que quitarle el pie a la persona.

Se trata de la especie Typhlopos microstonus, reptil endémico de la peninsula de Yucatán, está considerada la serpiente más pequeña del planeta y es llamada comunmente _pica tu sombra_ o Kaanil Bej en maya. 

Con sus cenizas se hace una pomada

Pocas personas saben curar este mal, para ello se requiere la misma serpiente, la deben incinerar y con las cenizas hacer un ungüento con un poco de miel, para ponerlo en la herida del individuo afectado y recobrara la salud con ello.

Toparse con está víbora es raro, muy pocas de las nuevas generaciones la conocen, por lo que es fácil confundirla con lombriz de lodo o de tierra; sin embargo esta especie de reptil es rara y cuando se les ve es de muy mala suerte.

Tizimin, ciudad del estado de Yucatán, se localiza a 167 km. de Mérida, lleva el mote de Ciudad de Reyes, famosa por su tradicional feria en honor de los Tres Reyes Magos que se festeja a principios de Enero.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.poresto.net

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Mamlambo: El succiona cerebros

Leyenda del Sur de África. Se cuenta, que vive en el rio cerca del Monte Mzinlava en el Sur de África conocido como “el tonto de cerebros”, se ha dicho que ha matado a varias personas que han cruzado el rio. Los pobladores de por

Apofis: El Dios de las Tinieblas

Mitología Egipcia. El Sol era la divinidad suprema de Egipto, pero su competidor era Apofis, encarnado en una serpiente terrible, que representa las fuerzas de la oscuridad y todo que produce temor. La luz no puede haber sin las tinieblas

El Tepozteco: Guardián que nació de una doncella virgen

Leyenda Prehispánica de Morelos. Se asegura que todavía en esta pirámide vive como su guardían de este lugar. Un niño engendrado por el Dios Viento, tenía poderes sobrenaturales. Fue arrebatado de los brazos de su madre por el

La Mula Herrada: Resucitó como una bestia

Leyenda de Honduras. Una mala hija, se muere de momento y no tuvo tiempo de arrepentirse de su maldad. Al tercer día de su entierro ella resucita y sale de su sepulcro convertida en una bestia. Se cuenta, que era la época de la Colonia,

Melusina una doncella serpiente

Leyenda medieval de Francia. Se cuenta que el Duque de Aquitania Raymond, se va a cabalgar al bosque y se cruza con una joven mujer hermosa, pero lo que él no sabe, que esta muchacha esta maldita. Que tenía la maldición de que algunos

La Sirena de Metepec era vengativa

Leyenda del Estado de México. El nombre de la sirena es Tlanchana y  es náhuatl. En tiempos remotos este lugar contaba con lagunas rodeadas por comunidades matlatzíncas y otomíes; frente al Nevado de Toluca, cerca del rio Grande hoy

La Cueva de Salamanca: un antro de brujos

Leyenda de España. En la ciudad de Salamanca, según la tradición popular el Demonio impartía clase. Dicha cueva corresponde a lo que fue la cripta ahora inexistente del templo de San Cebrián. Cervantes le dio una forma burlesca  a la

La Silampa: Corre que te muerde

Leyenda de Panamá. Es un ser legendario. Una criatura fantasmal, tiene la característica de una sabana blanca volando, este ente se muestra en carreteras, en terracería en despoblado, en el monte. Dicen que cuando la ven, conforme se