La boxita, espectacular tradición de Hunucmá

(13 jul 2019) Tradición de Yucatán. En la ciudad de Hunucmá, justo enfrente de la iglesia se continúa la costumbre que heredaron de sus antecesores, se dan la tarea de instalar el mástil en cuya parte superior colocan a la “boxita o negrita”. La tarea no es nada fácil, para colocar el mástil utilizan cuatro sogas largas, lo tienen que hacer con mucho cuidado, porque dicho mástil, tiene varias figuras geométricas, un corazón con juegos pirotécnicos unidos a una sola mecha que lleva el fuego hasta la parte superior donde está la muñeca negra.

La gente espera paciente porque los organizadores esperan la señal, las campanadas, que indican el final de la actividad religiosa en el atrio del templo.

Todos esperan y miran hacia arriba, se escuchan el repicar de las campanas, entonces se prende la mecha, los primeros petardos truenan, la gente está atenta, porque si la mecha se rompe no se lograra el objetivo final, que el fuego llegue a la negrita.

Hay gran expectación por la boxita o la negrita

El humo señala el lugar donde está prendida la mecha, el silencio de los presentes es impactante, pero los petardos hacen eco y sigue tronando. Por unos minutos el silencio es total, las miradas puestas en la negrita allá en lo alto, cuando de pronto la gran explosión, “¡booooommm!” y se logra el objetivo, la “boxita” explota por los aires, y los aplausos de la gente se deja escuchar, un evento explosivo y espectacular. Esta tradición es muy antigua y son los integrantes de la familia Canul Chan los que la conservan, tal y como aprendieron de sus padres y abuelos, por lo que siguen realizándola, como parte de la fiesta de Corpus en está ciudad de Hunucmá.

Periódico Por Esto, sección Yucatán pág. 9 texto de José Luis López Quintal.

Fuentes de información

1: commons.wikimedia.org

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Autor, Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Publicaciones relacionadas

Puebla un escenario de tradición y cultura prehispánica

Puebla, cuna del mole a base de chocolate. Fue uno de los escenarios de la cultura prehispánica como la mexica, tolteca, totonaca, olmeca, otomí, nahua, zapoteca, mixteca y más. Durante 300 años formó parte del Virreinato de la Nueva

La ceiba, árbol elegido de los mayas

Desde épocas inmemoriales, la ceiba o Ya´axche´ es considerada la deidad vegetal de mucho poder y fuerza espiritual. Tiene una función mágico religiosa, que indica el trayecto correcto para subir las 13 capas celestiales, Ooxlajun

Dzan cebolla tradición culinaria

El peculiar “Dzan cebolla”(remojo de cebolla) una tradición culinaria, heredada por generaciones, grupos de mujeres y hombres se dan a la tarea de cortar 35 o más kilos de cebolla morada o roja. Se juntan lugareños y visitantes para

El baño maya deja la piel como "nalga de bebe"

Tradición, Tizimín. El baño maya se hace en un paradisiaco paraje natural y es considerado una inolvidable vivencia que tiene muchos beneficios para la salud, muchas personas de todo el mundo viajan a este lugar para disfrutar de las

La quema del viejo una tradición muy arraigada

Es un fantoche que personifica el año que termina, se confecciona con ropa usada o vieja, se rellena con papel, cartón, viruta, paja y muchos con cosas pirotécnicas. Para que sea incendiado a las 12 de la noche del 31 de Diciembre,

Tradición Posadas Mexicanas

Una tradición prehispánica milenaria, en el México azteca era una celebración diferente, el advenimiento de Huitzilopochtli (Dios de la guerra) en la época invernal eran estas fiestas de nombre Panquetzaliztli y era del 16 al 26 de

Tradición los osos de Nunkini

Una tradición de Nunkini municipio de Calkiní Campeche. Se llama “los osos de Nunkiní” se origina en la época de los cacicazgos cuando los indios eran explotados. Los indígenas cuando eran rebeldes y no obedecían a los caciques,

Rosca de Reyes una tradición

Una tradición bíblica. Que empezó en la Edad Media, siglo XIV en Europa, tiempo después llegó a México en la conquista. Desde ese tiempo es costumbre la rosca de pan, es símbolo de amor a Dios que no tiene principio ni fin. Se