El fantasma describía paisajes

(18 jun 2014) Leyenda de México.- La fama de algunos bandidos les servía de inspiración para algunos principiantes, este era el caso de Ernesto que le faltaba experiencia en sus robos, siempre le salía mal. Se convirtió en un ratero ocasional, solo para resolver sus necesidades. Un día trato de robar verduras y frutas, el dueño del negocio lo agarro y lo encerró en la tienda hasta que se lo llevaron los oficiales.

Ernesto se quedó en la cárcel y le asignaron la peor celda, húmeda, fría y pestilente, era un cuarto obscuro que se alumbraba con una lámpara de aceite no se sabía si era de noche o de día. Así pasaba los días deambulando en ese cuartito, perdió la noción del tiempo no sabía cuantos días llevaba ahí, cayó en una desesperación que comenzó a gritar que lo sacaran de ahí. Pasaron semanas y el seguía gritando que ya los celadores se empezaban acostumbrar.

Otro preso vecino ya estaba harto de sus gritos

Que hablo con él y le dijo; que su celda tenía una ventana que podía mirar al exterior que si estaba en silencio le podía describir todo lo que veía de la calle. Ernesto dejó de gritar, pero cuando sentía ansiedad, le pedía que describa lo que veía, el vecino le comentaba la lluvia que caía en ese momento, que la gente corría, los niños caminaban, en fin el hombre era muy paciente con Ernesto y así pasaron los días de relato del exterior, que si la luna era redonda en ese momento y las estrellas estaban en una  cierta posición la noche era hermosa.

Un día, cuando a Ernesto le llevaron la comida le pidió al custodio que como cambiaría de celda, que le gustaría la de a lado al calabozo de junto, pero en voz baja se lo dijo, el otro le contesto; por ahora todos están ocupados pero se puede hacer los trámites, mientras el vecino seguía con sus relatos del exterior sin saber lo que Ernesto había planeado, sin importarle a que celda iba a ir su vecino.

Llegó el día del cambio

El celador le dijo; que agarrara su lámpara de aceite y sus pertenencias, Ernesto estaba emocionado que al fin iba ver la calle, saber si era día o de noche pero cuando entro a la nueva celda quedo desilusionado al ver que era igual que la que tenía, el custodio le dijo; que hacía meses que el reo que lo habitaba se había suicidado la ley dice que  tiene que pasar un tiempo para que se ocupe otra vez, ya Ernesto ya no quería entrar, pero tenía que quedarse ahí.

Según la leyenda cuenta que el espíritu de aquel hombre brindaba esperanza a los reos por eso describía los paisajes que veía a través de la ventana.

Yyy ya.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. masleyendas.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

La leyenda de la niña fantasma de Muna

Leyenda de Muna Yucatán. Una criatura de ocho años muere trágicamente, ya hace más de 10 años y todavía no descansa, aparece su espíritu se ve caminando por el acotamiento de la carretera con un camisón azul, ojos blancos

La Llorona: Dicen que es la Malinche

Leyenda de México. La llorona mujer con ropas vaporosas que se manifiesta creando temor y conmoción es insignia de la cultura mexicana. Entre clamores perturbadores, la mujer llama a sus hijos, los perdidos, los desamparedos, los

Leyenda de la Yacumama o "Madre del agua"

Leyenda de Perú y Ecuador. Yacumama significa “Madre del agua”. Su nombre proviene del idioma quechua, yacu es agua, mama es madre. Es un ofidio gigantesco que mide como 50 m. con una cabeza de 2m. de ancho. Que es imposible de

La leyenda de la ventana del muerto.

Leyenda de México. En el convento del Carmen había un joven novicio de noble familia, que tomo el nombre de Fray Jacinto de San Ángel, de carácter alegre le ponía apodo a todos, no faltaba quien se enojara, a los sacristanes los

Leyenda la bola de fuego un alma en pena

Leyenda de Colombia. Se cuenta que es el espíritu de una mujer que se transforma en una bola de fuego, cuando las personas ven el fuego piensan que es una fogata,  al acercarse la bola de fuego baila cubriendo a la persona y esta

Una niña acomedida leyenda urbana

Leyenda Urbana. Aparece de momento a media noche a la mitad de la calle que los automovilistas dan frenones de golpe, se bajan y no hay nadie, algunos creen que sí la atropellaron, pero no. Una noche una niña desesperada fue a comprar un

El Walampach y otras cortas leyendas mayas

Leyenda maya. En los pueblos remotos de Yucatán se cuenta de un fantasma tan alto, como un poste de luz. El Walampach, era negro, apenas se podía ver en la noche sus largos miembros y su horrorosa cabeza. Él camina por la calle, cuando

La piel del venado leyenda del Mayab

Leyenda del Mayab, Yucatán. Simboliza la piel del venado. Los hombres mayas cazaban, un pequeño venado blanco, corría a esconderse y entró a una cueva ahí vivían unos espíritus del monte, ayudaron al ciervo a guardarse le diero agua