Leyenda: Toro- Rumi, la Huega y el Niño Encantado

(06 jun 2013) Leyenda de Perú. Tres relatos, Toro Rumi, la Huega y el niño encantado. Toro Rumi, Se cuenta que es una piedra que tiene la forma de un  toro que en las noches de luna llena se transforma en un toro bravo que sale por los caminos a embestir a una presa, que de su hocico sale fuego,  al pobre que llega encontrar muere. Este lugar está situado en un valle que atraviesa un río, todo ese camino hay ruinas arqueológicas.

Los hombres que pasan por ahí conocen muy bien el mito, evitan hacer ruido y se esconden entre la maleza para no ser visto por el toro bravo, cuando escuchan a la bestia tienen que esperar a que regrese a su sitio, han muerto hombres que han desaparecido, y el responsable es el toro de piedra.

La Huega (Ica)

Ica es el lugar de esta leyenda. Se habla de una diosa que bajaba a los bosques. Una divinidad bella, de cabellos rubios que siempre tenía en la mano un espejo para verse. Estando en el valle la vio un forastero que pasaba y quedó prendado por su belleza y extrañado le preguntó porque estaba sola en ese lugar. Ella se asustó, corrió y desapareció, pero en su desesperación tiro su espejo y lo dejó para no volver. La leyenda cuenta, los pobladores dicen que el espejó se convirtió en la Laguna Huega.

El niño encantado

Cuenta la leyenda, que a un niño se le cayó su comida en la tierra y como no podía comerla se puso a llorar cerca de la laguna. Sale del agua un hermosa mujer, y le pregunta por el lloriqueo, le explica y le dice que tiene mucha hambre. Ella lo convence para ir con ella en busca de viandas. Le toma de la mano y los dos se sumergen a la laguna se van a las profundidades de agua. Mientras los padres del chamaco lo están buscando por todos lados. Hasta que los encuentran lejos, en la Cueva de Huayanqui. Vieron al niño y a la joven, pero ella estaba flotando, se despidió de ellos y se regresó a la laguna. Sus padres le preguntan que como llegó al lugar, les dijo que caminaron por dentro de la laguna y salieron en la cueva. Ella vive en un palacio en las profundidades que en ese lugar comió sabroso. Y por túneles subterráneos conectan la laguna por la cueva. Para quitarle el hechizo lo envolvieron con una manta de lana.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. perupachamamatravel.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Leyenda: El toro de oro es un misterio

Leyenda de Bolivia. Que en las cuevas Jatun Uchcu vive un indio que toca un instrumento, la "quena" mientras cuida un "toro de oro" que sale a pastar. Algunas personas que han tratado de entrar a las cuevas han visto un toro de oro

La leyenda del Rey Salomón.

Israel. Hasta en el palacio llegó la trifulca de las mujeres por el niño. Nunca había tenido un conflico así, ahora si necesitaba la sabiduría que Dios le había dado, el Rey Salomón ordenó a su soldado matar al niño y dividirlo en

La cueva del toro su leyenda

Leyenda de Morelia, Michoacán. En la antigüedad cuando los españoles conquistaron México en una loma de Morelia se ubicaba la vivienda de la hacienda “Del Zapote” llamado así por un viejo y frondoso árbol que ahí se encontraba.

La Cueva del Toro, un caballero que se convertía

Leyenda de Campeche. En el barrio de San Román, en la época de la Colonia, los pobladores temían salir de noche según ellos era muerte segura, ya sea del susto porque andaba una feroz bestía por los caminos. Cada vez que cierto

La Campana del Palacio, repiqueteaba sola

Leyenda de México. Leyenda de las calles del Reloj, que antes eran de de los Monasterios ahora Republica de Argentina. La de Empedradillo se llamó Cereros, hoy Monte de Piedad. Muchos trabajadores había en el enorme patio de Palacio, y

Leyenda la Piedra del Muerto

Leyenda de Bogotá, Colombia. La madre maldijo a su hijo y se convirtó en piedra, muchos la consideran milagrosa, hasta van a pedirle que les ayude a encontrar trabajo. Las personas insisten que cada ves es más grande la Pidra del

Leyenda de la calle de la Merced

Leyenda de México. Un fraile por sus virtudes y vida santa era ejemplo para los novicios, en la pintura era venerado, de repente con terror vieron como abría la boca de la pintura De Fray Leonardo, y dijo, “no me alaben más, soy un

Leyenda de Nachito del Panteón de Belén

Leyenda de Guadalajara. Desde  el día que llegó al cementerio su ataúd salía de su tumba porque el niño cuando vivía y ahora que está muerto sigue teníendo miedo a la oscuridad, el enterrador lo reporto a las autoridades y a sus