El Santo Santiago les dio un escarmiento

(21 abr 2012) Leyenda de México. Dos nietos de la dueña de una pulquería "El Señor Santiago", ésta buena mujer tenía su altar al Santo Santiago y los dos muchachos eran flojos y borrachos hicieron creer a su abuela que su santo tomaba los barriles de pulque que desaparecían, como era ingenua , todo lo creía. Molesta arrinconó y le puso cartones encima al santo Santiago. A los muchachos se les presentó el santo Santiago en persona. 

Un barrio, cerca del metro Viaducto había una pulquería famosa “El Señor Santiago”, doña Anastasia una señora mayor era la dueña, esta lo heredó de su padre que le dejaba buenas ganancias, la señora tenia dos nietos que los creció como si fueran sus hijos, pues quedaron huérfanos, estos dos muchachos eran unos buenos para nada, ella se angustiaba con esa actitud de ellos. Estos jóvenes briagos, les hacía bromas pesadas a cualquier persona y fueron muchas las quejas que tenía doña Anastasia de sus vecinas y comadres, le aconsejaron meterlos en un internado o ponerlos a trabajar duro. Doña Anastasia era débil, no podía corregirlos, por más que hablaba con ellos.

Doña Anastasia era devota del Santo Santiago, a diario le rezaba sus oraciones para que le ayudara a educar a estos chamacos y mejoraran su comportamiento, también le pedía que siguiera así su negocio, su fuente de ingresos la pulquería "El Señor Santiago".

Uno de los nietos le hizo una broma a su abuela, dentro de la pulquería tenía un pequeño altar, ahí estaba el "Santo Santiago" que los jóvenes le hicieron creer a la abuela que el Santo estaba tomando el pulque de los barriles porque se gastaba rápidamente, los muchachos se los regalaba a sus amigos, igual que  ellos, pusilánimes.

Extrañada que el Santo tomara pulque

La abuela extrañada que el Santo le hiciera esa jugarreta, como era muy ingenua doña Anastasia molesta agarró un manto y tapó la figura de San Santiago y lo arrinconó por ahí. Los nietos se reían de ella que creía todo lo que inventaban. En la tarde se fueron a tomar en casa de un amigo y volvieron a comentar lo de su abuela que había tapado con un manto a su adorado santo.

Empezó a caer la noche y los nietos se dirigieron a la pulquería, querían seguir bebiendo, cuando llegaron las luces estaban encendidas, les extraño, pensaron que  al empleado se le olvido apagarlas. Los jóvenes tomaban, cuando las luces se apagaron, uno de ellos fue por veladoras que sabía donde las guardaba su abuela, encendió la veladora y regresó con su hermano y vieron correr a alguien en el negocio.

El santo Santiago en persona

-¿Quién anda ahí?- nadie contestó. Los muchachos se asustaron pensaron que era algún ladrón, pero con la luz de la vela no veían nada, de momento regresó la luz y juntó a ellos estaba sentado en una silla, en persona, el Santo Santiago mirándolos fijamente. Los hermanos se asustaron y gritaron, no pudieron pronunciar palabra como estaban ebrios y muertos de miedo. El Señor Santiago ha venido hacer justicia dijo, el santo. Los jóvenes le pedían perdón arrepentidos se hincaron ante el señor Santiago este les hizo jurar que le contarían toda la verdad a su abuela y para pagar sus errores trabajarían en el negocio sin tomar una sola gota.

Al día siguiente, confesaron todo a su abuela y se pusieron a trabajar, hubo un cambio repentino y nunca más se les volvió a ver tomados. Si va por el barrio de Santiaguito, tal vea la pulquería El Señor Santiago, los nietos le hicieron un altar especial y a diario le ponen flores frescas por el recuerdo de lo que pasó aquella noche.

Yyyy ya.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Los niños llorones, que les pusieron los pelos de punta a los reos y custodios

Leyenda de Mérida Yucatán. En la Av. Itzaes se ubica la ex-penitenciaria, los criminales peligrosos fueron huéspedes de ese lugar, vieron y sufrieron las apariciones de espectros infantiles, de niños llorando caminando en busca de sus

La Candileja: Con tentáculos de fuego

Leyenda de Colombia. Región de la Orinoquía conocida como Llanos Orientales. Se dice, que es una esfera encendida que le sale tres teas como tentáculos rojos de fuego haciendo ruido de jarrones rotos. Este ente extraño, persigue a

La calle de la Buena Muerte

Leyenda de México. En esa construcción. Ahora es la vía de San Jerónimo, que está pegado al metro de Pino Suarez. En tiempos remotos fue la calle de atrás del Convento de San Camilo en el año 1756-1761. En ese lugar estuvo la orden

La Abuela Cazafantasma de la Candelaria

Leyenda de Bogotá Colombia. Stella Monsalve era una persona que conocía a todos los que andaban por ahí por las calles, ya fuera espíritus o personas, le decían la cazafantasmas de la Candelaria, una mujer amable, de trenzas blancas,

Un duende y un perro en el Convento de Santo Domingo

Leyenda de México. Estos sucesos pasó en la iglesia del Convento de Santo Domingo, que le dio nombre a la plaza. El fraile que atiende el templo era Fray Hernando de Ojeda, modelo de austeridad y sencillez. Repasa un abultado cartapacio

Fiesta del Señor del Gran Poder

El lienzo de la Santísima Trinidad fue prohibido por la Santa Inquisición. Esta fiesta, es de origen religioso en honor a Nuestro Señor Jesús del Gran Poder. La personas bailan como ofrendas los tres días consecutivos a cambio de

Leyenda de la calle de la Merced

Leyenda de México. Un fraile por sus virtudes y vida santa era ejemplo para los novicios, en la pintura era venerado, de repente con terror vieron como abría la boca de la pintura De Fray Leonardo, y dijo, “no me alaben más, soy un

Leyenda de la Chancleta psicoanalista de la antigüedad

Cuentan las mujeres de antaño, que la chancleta fue un objeto que sirvió mucho para la educación y valores. No tenía límite de distancia volaba de un metro hasta de diez metros según el brazo de la mamá. Leyenda de Mérida, un