Los niños llorones que les pusieron los pelos de punta a los reos y custodios

(20 jun 2022) Leyenda de Mérida Yucatán. En la Av. Itzaes se ubica la ex-penitenciaria, los criminales peligrosos fueron huéspedes de ese lugar, vieron y sufrieron las apariciones de espectros infantiles, de niños llorando caminando en busca de sus mamás. Estas apariciones se exhibieron en el interior de la prisión.

Es un mito urbano, pero no menos espeluznante. Sobre todo porque hubo una conexión con un terrible asesino que impactó a la ciudad de Mérida.

La penitenciaría Juarez se fundó en el año 1877, en aquel entonces la calle se llamaba Porfirio Diaz. Sus crujías estaban llenos de reos, hasta Felipe Carrillo Puerto estuvo ahí, encerrado un tiempo. En el año 1981 cerro sus puertas, guardando muchas historias. Hubo un intento de fuga en los años 70, quienes intentaron huir les costó la vida.

Los niños que lloran que asustaban a los presos

Cuando se acercaba el mes de finados a finales de Octubre y Noviembre en Mérida, adentro de la cárcel se escuchaba llantos y lloriqueos de niños, nadie podía ubicar el origen. Estos lamentos ponía los pelos de punta a los reos y a los guardias. Porque todos los escuchaban. En el año 1930  hubo presos, que aseguraban ver a varios niños fantasmas andando entre ellos. Los reos se los dijeron a los custodios y no les hicieron caso. 

En el año 1966 se supo que la ex-penitenciaria  fue construida en un lugar donde hubo una Ermita de Santa Catarina, iglesia y barrio donde murió mucha gente incluyendo muchos niños por la epidemia del cólera, en el año 1833. La cárcel de Mérida fue inaugurada 1895, una fortaleza con torres de vigía, con garitas y atalayas, fue una construcción especializada para presos en desarrollo y rehabilitación social. 

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.rompecabeza.mx

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Nueve, Leyendas de Tamaulipas

La niña el chico y el señor con cuernos, está ocurrió en la central camionera. La Mujer Vampiro, en ciudad Madero. La Bruja, que vive en el kiosco del parque. El Fantasma de Hernán Cortés, un espectro con armadura ronda por los

La Tishanila o Tisuga mujer sobrenatural que enloquece

Leyenda de Chiapas, Cultura Zoque. Un ente sobrenatural (Zoque) considerado como una mujer mala, también se lo conoce como “La Tisigua” en otras regiones. Este fantasma se encuentra en los senderos o en las pozas de los ríos, con un

La bruja maldita del bosque de Palmillas

Leyenda de Escuinapa Sinaloa. Hace muchísimos años los lugareños le atribuyen a este oscuro personaje, la defunción de niños y recién nacidos en el municipio, pero la realidad nadie pudo comprobarlo. Una de las comunidades más

El Pombero: Un alucinante espíritu

Leyenda guaraní. Se cuenta, que es un hombre bajo, moreno y canijo. Con abundante vellosidad, sus brazos son tan largos que los arrastra, usa un sombrero de paja grande. Unos dicen que anda desnudo y que tiene un miembro viril muy grande,

La mesa maldita de la iglesia Parinacota

Leyenda de Chile. La muerte paseó incontable veces por las calles de Parinacota. Un aire helado enfriaba los muros del pueblo. No había nada que hacer. Aquella mesa endemoniada se arrastraba por las noches aterrorizando a los lugareños

La Plantación Myrtles un lugar lleno de fantasmas

Leyenda de Louisiana E. U. La plantación se conoce porque ocurrieron muchos actos criminales contra esclavos, como ahorcamientos y asesinatos. Ahora es un hotel y llegan visitantes a conocerla porque es un sitio célebre como muy

Posada del Sol, un lugar atormentado

Leyenda de México. Se ubica en las calle Niños Héroes 139, Col Doctores, que construida por el arquitecto Fernando Saldaña Galván en el año 1940. Es la historia de este hotel de 500 cuartos con riqueza arquitectónica invaluable, que

Las Marionetas del "Capi Oviedo" tenían vida

Leyenda de Celaya Guanajuato. Una noche escuchaba pasos de los títeres, al día siguiente dos estaban fuera de su maleta, tirados en el suelo como si hubiesen bailado su show. Se cuenta, que en Celaya había un titiritero de nombre don