Los niños llorones, que les pusieron los pelos de punta a los reos y custodios

(20 jun 2022) Leyenda de Mérida Yucatán. En la Av. Itzaes se ubica la ex-penitenciaria, los criminales peligrosos fueron huéspedes de ese lugar, vieron y sufrieron las apariciones de espectros infantiles, de niños llorando caminando en busca de sus mamás. Estas apariciones se exhibieron en el interior de la prisión.

Es un mito urbano, pero no menos espeluznante. Sobre todo porque hubo una conexión con un terrible asesino que impactó a la ciudad de Mérida.

La penitenciaría Juarez se fundó en el año 1877, en aquel entonces la calle se llamaba Porfirio Diaz. Sus crujías estaban llenos de reos, hasta Felipe Carrillo Puerto estuvo ahí, encerrado un tiempo. En el año 1981 cerro sus puertas, guardando muchas historias. Hubo un intento de fuga en los años 70, quienes intentaron huir les costó la vida.

Los niños que lloran que asustaban a los presos

Cuando se acercaba el mes de finados a finales de Octubre y Noviembre en Mérida, adentro de la cárcel se escuchaba llantos y lloriqueos de niños, nadie podía ubicar el origen. Estos lamentos ponía los pelos de punta a los reos y a los guardias. Porque todos los escuchaban. En el año 1930  hubo presos, que aseguraban ver a varios niños fantasmas andando entre ellos. Los reos se los dijeron a los custodios y no les hicieron caso. 

En el año 1966 se supo que la ex-penitenciaria  fue construida en un lugar donde hubo una Ermita de Santa Catarina, iglesia y barrio donde murió mucha gente incluyendo muchos niños por la epidemia del cólera, en el año 1833. La cárcel de Mérida fue inaugurada 1895, una fortaleza con torres de vigía, con garitas y atalayas, fue una construcción especializada para presos en desarrollo y rehabilitación social. 

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.rompecabeza.mx

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Los espectros del Parque Sésamo

Leyenda de Monterrey. En el Parque Fundidora es un lugar público que se ubica en los terrenos de lo que era la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, S. A. Esta empresa siderúrgica se fue a la bancarrota, creada en el año 1900. Un

Las casas fantasmales en Mérida

Leyenda de Mérida Yucatán. Está ubicada en el fraccionamiento Fidel Velázquez, en la 32 por 57 y 53 desde hace mucho está en venta y nadie se atreve a comprarla, es una casa embrujada. Se cuenta; que todos los que se han animado a

La Casa Cuna de Cádiz y sus fantasmas

Se fundó como orfanato en el año 1621 en la ciudad de Cádiz España, la Casa Cuna o Casa Expósito, ya es una gran atracción, para los que les gusta lo paranormal. Extraños sonidos, apariciones espectrales, lloriqueos, gritos,

Puente colonial o puente de piedra.

Leyenda de Hidalgo. Es un bello monumento de construcción, se inauguró en el año 1655 y para que las columnas no se caigan se cuenta, que era necesario enterrar a niños vivos. Los pobladores que pasan cerca del lugar es aterrador

La Ermita Señora del Buen Viaje

Leyenda de Campeche. Un hombre antípatico y prepotente, decía que la modestia era frustraciones con mucha tristeza, Era un "desgraciado hombre", racista, discriminaba con crueldad a los indígenas y a la gente humilde. Por negocios

La bruja que aprisionó almas de niños en un árbol

Leyenda de Aculco, Estado de México. Existe un apocalíptico árbol que tiene una aterradora historia. Se cuenta, que por venganza, una hechicera encerró las almas de unos niños. Aculco es un lugar de mucho frio y bello. Es hermoso por

La Vampira de Mérida fue enfermera

Leyenda de Yucatán. Esto pasó hace como cien años casi en el centro de Mérida en la 73 x 42, mi abuelita nos relataba que a la vuelta de la casa vivía una mujer que no salía mucho de su vivienda. Ella era demasiada blanca con los

La calle de los perros: Devorada por sus canes

Leyenda de Zacatecas. A Doña Nicolaza Rojas, la gente le decía, “Doña Cajón de Reales”. Se presumía que estaba reuniendo dinero para mantener a sus animalitos. Siempre decía, apenas tengo un cajón chico de reales. Su casa tenía