Las gemelas, no pensaron cruzar otra vez

(24 sep 2011) Leyenda Urbana. En un pueblo vivía una mamá con sus dos hijas gemelas, ellas eran muy pobres. Un día, las niñas tuvieron que cruzar la carretera, porque a la mamá la llamaron del trabajo urgentemente, les dijo a las niñas que si cruzaban solas tuvieran cuidado en  mirar por los dos lados; ese día las atropellaron  por un camión, falleciendo las dos.

El chofer del camión no se supo si estaba ebrio o algo le distrajo, en ningún momento aminoró la velocidad, dejando los cuerpos de las niñas en el pavimento.

Cuatro años después, la mamá que aún era joven, seguía viviendo en la misma casa cerca de la carretera, todavía lloraba a sus hijas muertas, afortunadamente volvió a tener hijos y casualmente volvió a tener gemelas eran muy parecidas a las que murieron,  pero la fatalidad estuvo a punto de volver a la familia, a pesar de prohibirles acercarse a la carretera.

No pensamos cruzar otra vez

Un día las dos niñas estaban jugando y decidieron cruzar la carretera, no venía nadie en ningún sentido, no había peligro, en el último momento llorando muy alterada, su mamá les dijo que no cruzaran, a lo que las niñas respondieron al unísono-si no pensábamos cruzar, ya nos atropellaron una vez y no volverá a ocurrir.-

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.chismestoday.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

El Gusano de Oro y el Carruaje de la Muerte

Leyenda de Guerrero. En el poblado El Liberal, del municipio de Teloloapán, vivía un campesino de nombre Otoniel, que se dedicaba a la milpa, sembraba calabaza, maíz etc y además tenía algunas vacas y puercos. Un día araba la tierra,

Calaca: No vas, no estás invitada y La muerte en la playa de Chuburná

Mau, se casaba y mucha bulla hizo antes,/ que la fiesta era en grande, /la huesuda emocionada mandó hacer su túnica de encaje, /un balde de agua fría sintió, /cuando se enteró que no estaba invitada. /tuvo que cancelar su turno de

El Ahijado de la Muerte: Leyenda Colonial

Leyenda de la Epoca colonial. Leyenda de México. Había una vez una señora muy pobre, que no tenía a nadie a quién pedir un favor. Su único hijo que era pequeño estaba muy enfermo, quería bautizarlo antes que muriese sin el

El callejón del suspiro: La muerte los unió

Leyenda de México. ¡Dios mío, dios mío he casado a una muerta, gritaba el cura! A mediados del siglo XVII en la Nueva España era prodigiosa en aparecidos y fenómenos sobrenaturales, en aquel enmonces todas las noches un ser

Osiris: Dios de la Muerte y Resurrección

Mitología Egipcia. El dios Osiris fue el más venerado por los egipcios, a pesar de ser el más oscuro de la dioses. Fe y la esperanza que se tenía en la vida del más allá, no es de extrañar que Osiris, dios del reino de los muertos y

El Sollozo del Guajojó: una joven llora

Leyenda de Bolivia. En lo más recóndito de la jungla, se oye un ruido estremecedor, parecido a un lloriqueo o lamento. Este sonido es de una ave nocturna llamada Guajojó. La leyenda cuenta que viene de la tradición oral del siglo

El Tunjo: puede hacerte rico

Leyenda de Colombia. El Tunjo es un muñeco de oro, que tal vez fueron ídolos o simples ofrendas de la tribu de los Pijaos. Cuenta la leyenda, que se trata de un espíritu errante buscando resguardo, alimentación y hospedaje, por lo

La plaza de la Concordia fue un lugar de muerte

Leyenda de Francia. Francia. Plaza de Concordia, Place de la Concorde en francés. Se ubica en los Campos Elíseos en la ciudad de Paris. En el año 1748 los pobladores con sus regidores mandan hacer una figura grande ecuestre del Rey Luis