EL Cíclope de la Selva Misquita

(30 oct 2020) Leyenda de Honduras. Un autóctono acompañado del chamán del pueblo salieron en busca de plantas para brebajes y rituales, se dirigieron hacía la costa Atlántica. Y fueron apresados por un energúmeno de un solo ojo.

La leyenda cuenta, que un campesino de nombre Julián, tenía su vivienda muy cerca de la laguna Seca, tenía un compromiso con el hechicero para acompañarlo a buscar hiervas para sus pócimas. Se fueron hacia la costa Atlántica. Al llegar se encontraron una tribu de antropófagos (que se alimentan de carne humana) estos solo tenían un ojo en la frente.

Julián y el brujo fueron capturados, estuvieron prisioneros junto con otros tres individuos, les daban mucha comida y se enteraron, que estaban encerrados para engorda que hasta que tengan buen peso los comían.

Los ciclopes eran unas bestias

Los cíclopes eran seres grotescos, siempre iracundos, con mucha fuerza bruta. Julián, vio como mataban a las victimas degollándolos con un cuchillo. La carne la comían asada y lo que sobraba lo remojaban como en manteca en unos recipientes de barro. Julián logró burlar y escapar de esos salvajes, pero no se sabe como lo hizo, ya no se supo de esos monstruosos seres.

Anne Chapman una antropóloga recopiló en los años 70 narraciones de los naturales, que su protagonista fueron las criaturas de un solo ojo. Lo publicó en su libro: Los hijos de la muerte: el universo mítico de los Tolupanes- Jicaques de Honduras. En el texto, cuenta le que le pasó a Julián.

Ciclopes en la mitología griega, eran de una raza de gigantes con un solo ojo, eran hijos de Urano dios del Cielo y Gea diosa de la Tierra. Sus hijos ciclopes fueron Brontes, Estéropes y Arges eran constructores y artesanos. Ellos les hicieron y les dieron las armas a los dioses para acabar con los titanes. El rayo a Zeus, el casco de invisibilidad a Hades y el Tridente a Poseidón.

Si quieres escuchar la leyenda te dejo el video:

Yyyy ya

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. aminoapps.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

El brujo toro: Era caníbal

Leyenda Maya. Tixkokob Yucatán. Hace muchísimos años. Un brujo contrataba mayorales y se los comía. Este se convertía en un enorme toro. Era dueño de un rancho y se cuenta que se comió aproximadamente sesenta personas. Cuenta la

El Sollozo del Guajojó: una joven llora

Leyenda de Bolivia. En lo más recóndito de la jungla, se oye un ruido estremecedor, parecido a un lloriqueo o lamento. Este sonido es de una ave nocturna llamada Guajojó. La leyenda cuenta que viene de la tradición oral del siglo

La Silampa: Corre que te muerde

Leyenda de Panamá. Es un ser legendario. Una criatura fantasmal, tiene la característica de una sabana blanca volando, este ente se muestra en carreteras, en terracería en despoblado, en el monte. Dicen que cuando la ven, conforme se

El Huay Pek: en Ticul anda suelto

Leyenda Maya, Ticul, Yucatán. Es parte de la Ruta Maya, Ruta de los Conventos, así va, Muna, Ticul y Oxkutzcab. En el Siglo XVII vivía un curandero de nombre Juan se transformaba en perro o en “Huay Pek” que significa perro brujo,

El Huay Cot: El pájaro brujo

Leyenda maya, Yaxcabá Yucatán. En una casona construida en el año 1, 825 está en Yaxcaba, su dueño Claudio Padilla, era un español inmensamente rico que tenía veinte esclavas que atendían su tienda que le vendía a todo el estado de

El Gran Rey Venado y los cazadores

Leyenda maya. Hace muchísimos años en los montes del interior de la Península, abundaban miles de venados. Era tal cantidad de los ciervos que estos entraban en la comunidad de los hombres pero estos solo los mataban para comer, nunca

Leyenda del Alto Rey y el aceite de la cueva

Leyenda de España. Tres hermanos envidiosos y el aceite de la cueva. En el Sistema Central situada en la sierra al nornoroeste de la provincia de Guadalajara, su cima es sucesión de chicos repechos enfilados a lo largo de 3. 5 km,

La Lluvia de Piedras ritual de un brujo

Leyenda maya, Tixpéhual Yucatán. Un muchacho conversaba en la puerta de su casa con unos amigos, de la nada empezaron a tirarles piedras, se resguardaron cuando dejaron de tirar salieron y fueron a ver quien era el que hacía la