La Calle del Fantasma del barrio de la Candelaria

(29 oct 2017) Leyenda de Bogotá Colombia. Un lugar emblemático del barrio, una vía que eluden muchos vecinos. En la época de la Colonia, el regidor comisionó a un ingeniero de nombre Álvaro Mogollón que empedrase la calle, tenía que entregar el trabajo en seis meses y seis días, so pena de ser desterrado. Un castigo común en aquellos tiempos, el ingeniero se la pasaba emborrachándose que dirigiendo la obra.

Cuando se dio cuenta que el tiempo se vencía ese día y no iba a terminar el trabajo se asustó tanto que invocó al demonio. Si el diablo le terminaba el empedrado aquella noche, le daría su alma. Firmaron aquel fatídico acuerdo, al parecer aquella misma noche, algunas personas vieron duendes y demonios trabajando por la calle de la Candelaria, especialmente en la calle del Calvario, así lo contaba Stella Monsalve (la abuela cazafantasma). Al otro día, el demonio le mostró con orgullo su trabajo al ingeniero, preparado para llevarse su alma, pero Álvaro al revisar lo que se le estaba entregando, vio que faltaba una piedra en el Callejón del Fantasma, y el trato decía muy claro; que no debía faltar ninguna piedra.

El demonio se retorció de coraje

El demonio no pudo hacer nada, no se llevó su alma.Lo curioso que la cuadra tiene 665 piedras, solo faltó una para cumplir su trabajo y sabemos el símbolo de la cifra 666 asociada a la bestia. Hasta hoy sigue empedrada y aún esta el hueco de la piedra faltante”.

Hay algo muy inquietante y es el motivo del nombre de la calle del Fantasma. Stella Monsalve obtuvo varios testimonios, -Carmen Domínguez vivía en el lugar desde principios del siglo anterior, dice que en noches oscuras se muestra un parroquiano tratando de cuadrar algo en el piso; los que lo han visto no saben que es, pero se atreven a contar que es la piedra 666 que quiere poner.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. fantasmasdelacandelaria.blogspot.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

La Bruja del barrio de la Candelaria

Leyenda de Bogotá Colombia. Una joven dijo haber visto un espíritu femenino -la vi en el espejo, era blanco-. Eso motivó que algunos trabajadores de la cocina, abandonaran su trabajo, por causa del miedo que sentían. Un espectro

La Piedra Blanca era una mujer

Leyenda de Charcas San Luis Potosí. Se cuenta, que hay una roca que originalmente era una señora, muy pecadora que solo desprotricar hacía contra el cielo. se cuenta que escuchó la voz del señor que le dijo, que se portara bien, no

La calle del Arco de los padres Agustinos

Leyenda de México. Los frailes Agustinos querían que el Rey les regalara la calle del Arco porque ya eran muchos y estaban muy incomodos y por otro lado los vecinos de esa calle no querían pues tenían que vender sus propiedades a estos

La leyenda del puente de piedra.

Leyenda de Costa Rica. Le ofreció su alma al diablo a cambio que haga el puente. Es una formación geológica ubicado sobre el rio Poró es una enorme piedra y en medio tiene un agujero, esta acondicionada para el paso de carretas. Se

La leyenda de la calle del muerto.

Leyenda de Puebla. El hombre reaccionó, como era bueno con la espada al mentecato mató, desde ese día esta penando por las calles de Puebla. El hombre suplicó al sacerdote que quería confesar sus pecados que cuando se dio cuenta con

Escila y Caribdis: Azote de los navegantes

Mitología griega. Al esquivar a una bestia equivalía ser presa de la otra. Eran el mayor peligro de los hombres de mar. El estrecho de Mesina es un cause que une las Costas de Sicilia. En su extremo estrecho mide 3 km; es ruta corta para

Alma Mula: Un ente que de su hocico saca fuego

Leyenda de Argentina. Se cuenta que se trata de una señora sin valores, que cometió incesto con el hermano y padre, además, con unos sacerdotes tenía sus queveres. Nunca se arrepintió. Tiene varios sobrenombres, mujer mula, mala mula

La Llorona: un ente que recibió su castigo

Leyenda Prehispánica Náhuatl. En el lago la mujer vestida de blanco sigue apareciendo, lamentándose buscando a sus hijos, gritando ¡Ay mis hijos! Se cuenta, que Cihuacóatl fue una mujer que perdió a su esposo en una contienda y