La Mula Herrada: Resucitó como una bestia

(30 oct 2020) Leyenda de Honduras. Una mala hija, se muere de momento y no tuvo tiempo de arrepentirse de su maldad. Al tercer día de su entierro ella resucita y sale de su sepulcro convertida en una bestia. Se cuenta, que era la época de la Colonia, en un poblado de Honduras vivía una familia en una choza, tenían una hija de singular hermosura.

Su padre un campesino muy trabajador que estaba en el campo de sol a sol, la madre en casa en lo quehaceres habituales. Aquella doncella era la envidia de las demás chamacas del poblado. Los varones todos querían con ella. Pero un día la vio, un aristócrata español, hijo de un hacendado que llegó a la Nueva España se enamoró de ella.

Después este noble caballero se matrimonió con la joven y se la llevó a su hacienda. Ella cambió su forma de vida ya era rica, vanidosa de acuerdo a su nueva posición social.

Se avergonzaba de su origen, no le gustaba hablar de aquella vida que tuvo, de sus padres ni que decir, ya los despreciaba, les prohibió que la vayan a visitar a su nueva casa.

La madre venía del mercado de su venta de vegetales, cuando pasaba cerca del lugar donde vivía su hija, ella se sintió mal muy enferma, que no le quedó más remedio que acudir a la hacienda donde vivía su hija.

Una sirvienta la atendió y avisó a la joven señora, ella no quiso atender a su mamá, ordenó a la servidumbre que la llevara a los corrales para que descansara en ese lugar. La ingrata mala hija, tenía muchas habitaciones vacías en la casona y no le dio la gana darle ninguna, se avergonzaba de su señora madre.

Resucitó en una mula negra y herrada

Era de noche, aquella mujer se acostó a dormir en ese frio suelo del corral, ella se sentía muy mal. Empezaba una tormenta con mucha lluvia, soplaba el viento fuerte, grandes estruendos de truenos y rayos alumbraban el firmamento, empezó a horrorizar a una mula chúcura (arisca, bravía) que estaba libre en el corral, y se puso a patear con las pezuñas a la señora que descansaba.

Al otro día, uno de los vaqueros avisó a la patrona, le contó la dantesca escena como había quedado la mujer, ella corrió para ver el cuerpo como había quedado. Nadie sabe que pasó, la patrona se puso a llorar desconsoladamente fue tan fuerte la impresión, que ella muere en ese momento. Así que había dos cadáveres. No tuvo tiempo de arrepentirse de sus pecados y de su mala acción con su madre.

Al tercer día de su entierro, como castigo de su maldad en una noche de luna llena, despertó de su ataúd y resucitó en una mula negra y herrada, mitad mujer y mitad animal. Esta bestia a media noche cabalga, rascando con sus cascos las piedras de las aceras de las casas de gente que vive en pecado grave, con el fin que cambien de actitud.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.hondurastips.hn

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

El Sisimite: Una bestia rompe huesos

Leyenda de Honduras. Es parecido a un mono enorme y fuerte, habita en lo más profundo de los bosques en las montañas más altas  del lugar. Que tiene una fuerza descomunal, mide alrededor de tres metros de altura, tiene los pies al

La Tunda una mujer vampira y fea

Leyenda de Colombia. Un espíritu de mujer peligrosa, repugnante, con un pie parecido a una raíz de árbol y el otro el pie de un bebe. Se cuenta, que roba a los niños que no se portan bien y a los que no están bautizados. Es una bestia

La mujer sin corazón sigue con su venganza

Leyenda de España. El fantasma regresó por su corazón, el espectro ataca a las niñas como venganza y después llora por el desamor de su hija. Esta leyenda macabra está llena de maldad, hay sentimientos oscuros, desafortunadamente un

La casa de las Lagrimas o Museo Figueroa lugar de tragedias

Leyenda de Taxco, México. Asesinatos, amantes trágicos, lugar de torturas, espectros, todo esto envuelve el lugar a la célebre Casa de las lágrimas o Casa Figueroa. Taxco se ubica en el norte del estado de Guerrero y lleno de rincones

El Huay Kekén: Atemorizaba un cerdo maligno

Leyenda Maya Tenabo Campeche. Las palabras Wuay, huay, uay significa en maya hechicero, brujo capaz de transformarse en un animal que él quiera. Hace muchísimos años después de la media noche en la selva, habían personas sentadas en

La Deuda del Diablo: Con éste siempre pierdes

Leyenda de México. Se cuenta, que en el Siglo XVII, en la Nueva España vivió un hombre avaro , miserable y cruel de nombre Rodrigo Hurtado de Alanís. Fue muy conocido por su depravación y por tantos sanguinarios salvajes actos que

Una noche en el cementerio: El profanador de tumbas

Leyenda de México. Era el Siglo XVIII, que ahora forman las esquinas las calles de Santa María y Pedro Moreno. En ese lugar estaba la cantina de "El ciervo de oro", famosa por ser lugar de delincuentes. Ningún alguacil se atrevió a

Alma Mula: Un ente que de su hocico saca fuego

Leyenda de Argentina. Se cuenta que se trata de una señora sin valores, que cometió incesto con el hermano y padre, además, con unos sacerdotes tenía sus queveres. Nunca se arrepintió. Tiene varios sobrenombres, mujer mula, mala mula