La Silampa: Corre que te muerde

(03 jun 2020) Leyenda de Panamá. Es un ser legendario. Una criatura fantasmal, tiene la característica de una sabana blanca volando, este ente se muestra en carreteras, en terracería en despoblado, en el monte. Dicen que cuando la ven, conforme se esta acercando, ella crece hasta llegar a varios metros de altura.

Aparece cuando hay mucha niebla espesa. Si alguna persona o un animal sale de noche y anda en esos lugares y tiene la mala suerte de toparse con ella y todavía es peor, si está hambrienta, los persigue y si los alcanza, los come después escupe los huesos. Se han encontrado esqueletos de humanos y animales.

Ahí va la historia, como se hizo un ser diabólico

Era una mujer española, muy hermosa que en la época de la conquista y cometió el error de enamorarse de un aborigen guerrero, eso estaba prohibido.  A ellos no le importó. El padre de la muchacha se entera y manda a capturar al guerrero indígena para matarlo. Su hija se pone de acuerdo con el autóctono para escapar, quedando de verse a media noche. Pero fueron sorprendidos por soldados españoles al guerrero lo amarran. La muchacha quiere rescatar a su novio, pero el padre la golpea y la separa del indígena.

En ese momento invoca al espíritu de la noche, que al brujo le había dado poderes. El espíritu entra al cuerpo del guerrero se desata matando a todos los soldados españoles. En un descuido el padre saca su espada y se lo clava al guerrero.

El espíritu se transformo en odio y venganza sale del cuerpo del guerrero y entra a la de muchacha, transformándose en un ser maligno. La joven atacó enseguida a su padre. A mordidas hasta matarlo, dejándolo como un esqueleto. En ese momento la llamaron la Silampa. Recorre, calles, potreros, buscando con quien desquitar su odio. Se dice que si ves a la Silampa corre lo más rápido posible, que es capaz de devorar hasta los huesos.

Yyyy ya.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. hablemosdemitologias.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

La Sucia: espectro con vestido de novia

Leyenda de Honduras. Esto pasó hace muchísimos años. Era una muchacha muy hermosa y trabajadora, hacendosa con sus padres, los ayudaba en todo lo que le pedían. Era de buena familia, la chica de 15 años se enamora de un joven

El Sisimite o Itacayo: Una bestia rompe huesos

Leyenda de Honduras. Que tiene una fuerza descomunal, mide alrededor de tres metros de altura, tiene los pies al revés, es decir que las huellas dejadas aparentemente muestran el camino que siguió y lo real están en sentido contrario.

El Sollozo del Guajojó: una joven llora

Leyenda de Bolivia. En lo más recóndito de la jungla, se oye un ruido estremecedor, parecido a un lloriqueo o lamento. Este sonido es de una ave nocturna llamada Guajojó. La leyenda cuenta que viene de la tradición oral del siglo

El Huay Pek: en Ticul anda suelto

Leyenda Maya, Ticul, Yucatán. Es parte de la Ruta Maya, Ruta de los Conventos, así va, Muna, Ticul y Oxkutzcab. En el Siglo XVII vivía un curandero de nombre Juan se transformaba en perro o en “Huay Pek” que significa perro brujo,

Cabezas reducidas, practica de los Jiíbaros

Cabeza reducida o Tzantza tzantza practica milenaria del pueblo Shuar y Achuar, hacían que los nativos conservaran las cabezas momificadas de sus enemigos como un trofeo de guerra. Se dice, que la práctica de la reducción de cabeza era

Morfeo, su encomienda era los sueños de los reyes

Mitología griega. Morfeo Dios de los Sueños era el encargado de los sueños de los emperadores y reyes. Su legado era inducir que soñaran a los que dormían, Morfeo se adaptaba a una apariencia humana y la voz, que sea igual a los seres

Nandayure las convirtió en hormigas

Leyenda de Costa Rica. Se cuenta, una joven hermosa de nombre Nandayure que nació con un poder además que pertenecía a la nobleza, con mucha frecuencia iba a sus retiros espirituales allí en el cerro de Maquenco y Camas, Guanacaste.

Vibora, si muerde tu sombra es de mala suerte

Tizimin Yucatán. Se cuenta, que hay especies poco comunes y muy temidas, la “Kaani beh” pues existe la creencia que si “muerde la sombra” de la persona, se enferma y causa gangrena en esa parte. Esta culebra es pequeña hasta