Las piedras azules: eran jóvenes hermosas

(22 ago 2020) Leyenda de Durango. Hace muchísimos años. En Pueblito, cerca del río Tunal vivía una familia con tres hijas muy bonitas, que la mayoría de los muchachos del lugar las querían pretender pues eran muy hermosas. Y en esa época los padres  hacían el compromiso matrimonial con los que ellos creían lo mejor y conveniente para ellos y las chamacas.

Las mismas jóvenes hablaron con el papá que ellas no querían ningún compromiso con nadie y se querían quedar solteras.

Les suplicaron que no conceda la mano de ellas a ningún hombre en compromiso de matrimonio por que ellos no las están pidiendo por amor. Preferían quedarse solas. El padre le extrañó pero se puso a cumplir el deseo. Lo dicho de las muchachas se extendió en el pueblo. El padre era muy celoso, siempre andaba con su escopeta y patrullaba los alrededores de su vivienda, porque a veces veía algunos jóvenes perdidos por el lugar y él los sacaba a disparos.

En su soledad, las jóvenes para su distracción era ir al río por las mañanas algunas veces se bañaban o se sentaban a la orilla debajo de árboles frondosos. Un día de tantos, cuando estaban remojadas en el rio, se metieron tres muchachos guapos y jóvenes a bañarse junto a ellas y como no esta cerca el padre, así que conversaron, rieron se divirtieron y quedaron volverse a ver en este lugar. Cada uno y una agarraron a su pareja predilecta. Las tres parejas, en las noches iban al rio a verse. Se besoteaban y se juraban amor sincero y eterno.

Las visitas al rio fue prolongado y sospechó el papá

El padre muy celoso, junto con la esposa fueron tras ellas. Al verlas haciendo sus desfiguros con los hombres. Ellos se sintieron desilusionados, burlados y era una noche de luna llena. Los padres levantaron los brazos al cielo y con ferviente fe, pronunciaron una maldición:" Señor por las cinco llagas de tu cuerpo, los clavos de tu cruz y las doce verdades del mundo. Te imploro que conviertas a mis hijas en piedras antes de verlas en brazos de cualquier mortal". El conjuro causó efecto, las hermosas muchachas el rio las absorbió y se quedaron al fondo del agua, se transformaron en grandes piedras, una de ellas se le reconoce por que siempre usaba una peineta en su cabello. De los jóvenes no se supo nada se los tragó el rio. Se cuenta, que en noches de luna llena, se oyen hermosas canciones ininteligibles.

Yyyy ya.    

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. visitdurango.mx

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

El vampiro de la Rambla tiene magia de amor

Leyenda de Girona España. Un longevo chupasangre harto de sus coterráneos que nada más hacían maldades, desfiguros, asesinatos, su actitud cambió y eso le valió que lo convirtieran en piedra, para que todos lo vean. Este Drácula se

La Túnica de Neso mitología

Mitología Griega. El centauro Neso trata de violar a Deyanira y Heracles o Hercules lo mata, agonizando el centauro le dice, a ella, que para que el amor dure para siempre que guarde un poco de su sangre. Deyanira estaba muy enamorada,

Yacuruna se convertía en un delfín rosado

Mitología de la Amazonia del Perú. Es parte de la cultura popular del nativo de la llanura amazónica del Perú. Se cuenta; que se traslada por las quebradas y ríos montado en un enorme cocodrilo negro. Yacuruna, “hombre del rio”

La Sirena de Metepec era vengativa

Leyenda del Estado de México. El nombre de la sirena es Tlanchana y  es náhuatl. En tiempos remotos este lugar contaba con lagunas rodeadas por comunidades matlatzíncas y otomíes; frente al Nevado de Toluca, cerca del rio Grande hoy

El Galipote o Zángano: solo con amuletos

Leyenda de San Juan, República Dominicana. Es un personaje legendario que se remonta en los siglos XVII y XVIII. Tiene habilidad de convertirse en distintos animales y en elementos inertes como maderos y rocas. Tiene una fuerza colosal y

La bruja de Coyoacán: Por moronga cayó

Leyenda de Coyoacán México. Se cuenta que en los inicios de este lugar era un bello pueblo ubicado en la periferia de la ciudad donde la gente de clase alta viajaban para vacacionar. En aquel tiempo. Había un joven guapo que era

El Sisimite o Itacayo: Una bestia rompe huesos

Leyenda de Honduras. Que tiene una fuerza descomunal, mide alrededor de tres metros de altura, tiene los pies al revés, es decir que las huellas dejadas aparentemente muestran el camino que siguió y lo real están en sentido contrario.

El Gritón: un chillido siniestro

Leyenda de Honduras. Tiene su origen de la época de la conquista, un ser escalofriante que atemorizaba a los primeros colonizadores, esos gritos se escuchaban en luna llena y se decía, que él que lo escuchara, era de muy mal augurio. Se