Utsuro-Bune mujer alienígena que llegó del mar

(17 nov 2018) Leyenda japonesa. Utsuro-bune o Utsuro-fune o Urobune, leyenda de artefactos fuera de lugar y encuentros extraterrestres. Esto ocurrió el 22 de Febrero de 1803 cuando unos pescadores en Hitachi, costa este de Japón, estaban en altamar pescando, cuando vieron a un Utsuro-bone que quiere decir; nave cóncava, la vieron lejos en playas de Haratonohama. Los marineros se sorprendieron de la embarcación, decorada con ornamentos, medía aprox. seis metros de ancho con cuatro de alto. Hecho como de secoya y adornada con placas de bronce, tenía ventanas translúcidas, la parte inferior cubierta como de platos de bronce, se supone que para cuidarlo de las rocas.

Se cuenta; que la nave, parecía un quemador de incienso, los marinos a su embarcación lo amarraron y jalaron para llevarlo a tierra firme. Los hombres cuando asecharon a través de las ventanas lo que vieron en el interior, se sorprendieron.

En las paredes de la nave, había papeles pegados con escritos en un idioma desconocido. Había comida, ropa y una mujer extranjera, muy bella de cejas, pestañas y cabello de color rojo intenso, que tenía como extensiones de pelaje blanco, prox. de 20 años de edad, de piel rosada pálida, era muy diferente. Vestida elegantemente, con una ropa de tela rara, su lenguaje era desconocido, los pescadores no la entendían aunque ella era muy amable con ellos pero con actitud extraña. Los marinos se dieron cuenta que tenía una caja cuadrada que la tenía entre sus manos  la cuidaba mucho de ellos.

La nave parecía un quemador de incienso

El encuentro de ellos con la mujer, fue un momento, los pescadores pensaron y tuvieron miedo y decidieron no meterse con “lo extraño”, cuando esto pasó ya estaban en tierra.  

Así mismo dieron vuelta regresando la nave (el Utsuro- bone), en altamar. Entre ellos, cuchicheaban, no sabían quien era esa mujer, ni como llegó allí, ¿Por qué estaba sola dentro del Utsuru- bone?, no sabían a donde iba esa mujer y la dejaron a su suerte.

Se cuenta; un anciano de la aldea de pescadores, dijo; que aquella mujer era una princesa de un lugar lejano, que traiciono a su marido al relacionarse con otros hombres. Ese anciano dijo que debido a su hermosura todos los hombres la amaba y su marido no pudo ejecutarla por eso la desterró y la dejó en manos del destino. Pero al que decapitó fue a su amante de ella y se cuenta que dentro de la caja tenía la cabeza de su amado, que por eso la cuidaba.

Algunos ufólogos dicen, que representa un encuentro cercano del tercer tipo.

Se dice, que lo anterior fue contado por ella, incluso esta escrito en los textos antiguos. Hay tres libros, “Toen shosetsu”, escrito por Kyokutei Bakin en 1825; “Hyoryu Kishu” autor desconocido 1835 y “Ume-no-chiri” por Nagahashi Matajiro en el 1844. Se sugiere que esta leyenda, sucedió realmente, algunos dicen, que la descripción de la embarcación y de la joven se trata de un ser y artefacto extraterrestre, con un encuentro de tecnología alienígena. Consta esto también en los libros antiguos.

Otra de Utsuro-bune

De la dinastía Kawano, siglo Septimo. Un pescador de nombre Wakegoro de la “Isla de Go Go” vio a una niña de 13 años dentro de un artefacto de estos, a la deriva del mar. La llevó a tierra, le contó que era hija de un emperador chino que escapó de su mala madrastra. Él le puso nombre de “Wake-hime”(princesa Wake), la adoptó y se casa ella con uno de la realeza, nada menos que con un príncipe imperial de la provincia de Iyo, tuvo un hijo de nombre Ochimiko, antepasado de la dinastía Kawano.

Esta leyenda popular se dice; que ella es la responsable de traer los primeros capullos de seda a Japón. La princesa Wake, es adorada hasta ahora, en un santuario sintoísta, en el poblado  de Funakoshi, Isla de Go Go.

 Yyy ya.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.youtube.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Yuki- Onna (La mujer de nieve)

Leyenda japonesa. Es una muchacha esbelta y hermosa se les aparece a los que están cansados de luchar contra una tormenta de nieve, los tranquiliza y los duerme hasta que mueren.  A veces se vuelve una mujer bella de verdad y enamora a

La Cueva de Salamanca: un antro de brujos

Leyenda de España. En la ciudad de Salamanca, según la tradición popular el Demonio impartía clase. Dicha cueva corresponde a lo que fue la cripta ahora inexistente del templo de San Cebrián. Cervantes le dio una forma burlesca  a la

La Tortuga: viene a ver a su gente

Leyenda de Chuburná Puerto Yucatán.  Se cuenta, que desde hace muchísimos años una tortuga viene cada año, se queda por horas, anda por toda la playa observando, a ver de lejos el lugar. El origen de su preocupación. Su familia. Se

El Sisimite o Itacayo: Una bestia rompe huesos

Leyenda de Honduras. Que tiene una fuerza descomunal, mide alrededor de tres metros de altura, tiene los pies al revés, es decir que las huellas dejadas aparentemente muestran el camino que siguió y lo real están en sentido contrario.

La casa Matusita de Lima Perú

Leyenda de Lima Perú. Que en el interior de la casa hay muy seguido una oscura actividad paranormal, hay apariciones espectrales. El mito se refuerza cuando nadie la quería rentar como vivienda, se volvió comercio y todavía así tiene

El pozo amargo: es por las lágrimas

Leyenda de Toledo España. Es una triste leyenda de amor, Se cuenta, que los lugareños agarraban agua de ese pozo normalmente para cocinar, lavar, etc. Después de lo sucedido ya no se pudo utilizar esta agua se amargó, con un sabor

El cerro donde todavía aparecen brujas

Huichapán Hidalgo, Pueblo Mágico. “Bruja” esta palabra no se dice en viernes, los pobladores ponen líneas de sal en sus techos (por si las moscas) para que no se les ocurra bajar alguna presencia nada agradable. En el cerro, las

Petra la locomotora ¿Por qué la llamaron así?

La Locomotora Petra, data del año 1889 y ahora se conmemora los 109 años de la Revolución Mexicana. Este nombre le dieron en honor a Petra Herrera, esta gran señora que comandó una brigada de cuatrocientas Adelitas en la toma de