Leyenda el monstruo de Banyoles

(30 sep 2016) Leyenda popular del Siglo VII, Banyoles, municipio de España. Esta bestia de grandes dimensiones se guardó en el lago de Banyoles, en una caverna muy profunda. Cuando salía con su aliento pestilente, hacía una nube tóxica que mataba a las plantas y animales que se encontraban cerca, cuando tomaba agua envenenaba el lugar donde la bebía, tambien vieron como se comía a personas, cuando caminaba temblaba la tierra. El animal tenía horrorizados a todas las personas de la comarca. Se dice que esta bestia andaba por las calles del lugar, escupiendo su mal aliento. El dragón escupía fuego, tenía una grandes alas y la facultad de nadar muy rápido en el lago.

Esta bestia es el último descendiente de estos monstruos prehistóricos que habían vivido en la comarca. Los cronistas de la época lo describieron, con una gruesa piel de escamas y afiladas púas, que las ballestas nunca entraban, con grandes alas pero no volaba, solo andaba con unas patas enormes que se dice, “que hasta la tierra temblaba”. 

Cuentan que sus ojos eran lenguas de fuego

Su aliento pestilente que de un soplido mataba todas las plantas a donde se dirigía su hocico, envenenaba fuentes, contagiaba enfermedades a personas y animales. Tenía un apetito feroz.

Había mucho pánico en Banyoles y sus alrededores los habitantes iban a templos a rezar para librarse de aquella bestia que les envenenaba sus cultivos, nadie podía ir al lago, los que se arriesgaban no volvían, la comarca a su alrededor estaba amurallada, para refugiarse del “Dragon”.

Todos del pueblo tenían miedo del dragón, que se cansara de comer jabalíes y corderos empezara a comer humanos. Se cuenta; que una noche en la puerta de la ciudad la bestia quería entrar y la destrozó, y se llevó a un hombre en una de sus garras.

Emperador Carlomagno dirigió la caza de la bestia

Esto llegó a oídos de Carlomagno, que entro al territorio a saquearlo muchos guerreros se plantaron en la “Draga” terreno donde se guardaba el monstruo, creyeron que era fácil matarlo, entraron donde se refugiaba y les hecho una nube toxica que les hacía toser y quedaron  ciegos, se encontraron con el dragón y los convirtió en alfombra  de pieles y escudos todos descalabrados.

El mismo emperador Carlomagno quería dirigir el ataque a la bestia, el caballo de emperador alzó su espada, sus hombres lo imitaron y galoparon al acoso del monstruo. Se cuenta, que quería alimentar su leyenda de héroe valiente.

Hay dos versiones

Que vieron como el monstruo le lanzó su aliento asqueroso al caballero y cayó al suelo muerto y sus tropas huyeron, otra, dicen que el hombre se arrodilló y le pidió perdón en medio de una nube toxica, que el dragón se volvió para no oír sus lamentos patéticos del emperador.

Después, seguían las desapariciones de los hombres del poblado, otros hombres del pueblo, fueron en busca de un monje que entró con los guerreros de Carlomagno, un religioso de nombre Mer, con fama de milagroso. El monje aceptó ayudarlos y se fue caminando y rezando a Banyoles  a la guarida del dragón.

La bestia salió y se quedó viendo al monje, aquel hombrecillo no dejaba de rezar, el monstruo no hizo ninguna acción de ferocidad, todos los pobladores con miedo veían a la bestia algunos sacaron sus espadas.

“Aquí está la fiera maligna”

Dijo, “el monje ya pueden guardar sus armas”. La gente se acercó y se preguntaban que había hecho el fraile para estar manso. Alguien gritó, ¡Ahora, matémoslo!.

El monje.- Esta bestia es inofensiva solo come plantas y raíces-.

¿Y los hombres desaparecidos? Están sirviendo a las órdenes del emperador.

¿Y los animales? Los cocineros del emperador  los cazaban para dar de comer a sus guerreros, ellos saben de eso.

Un niño acaricio al animal y la bestia lo miraba con ternura y muchos infantes hicieron lo mismo. El monje regresó al dragón a su guarida, cuando alguien perturba su sueño, hecha su vomitivo aliento.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. leyendasquelita.blogspot.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Leyenda del monstruo Kappa.

Mitología de Japón. Forman parte de la lista de seres conocidos como Yokai. Se alimentan de niños, son muy pedorros pero eso sí, muy educados. Se cuenta que este monstruo vive en el agua, lagos y estanques de todo Japón, muchas

La leyenda de boogeyman o "coco"

Boogeyman es un aterrador personaje que se caracteriza como un asustador de niños en países hispanos es el “coco” o el “hombre del saco”. Se cuenta que es un ente maligno, a veces cubierto con una sabana para esconder su

La Lechuza: Leyenda de Guerrero

Leyenda de Guerrero. Un principe le gustaba hacer lo que le de la gana, el quería practicar su puntería con la lanza, no le importaba lastimar o matar aves, en su insistencia de mejorar su destreza. Le disparó al dios Sol. El señor del

Leyenda La Carbonera de Chuburná Puerto

Leyenda de Chuburná Puerto Yucatán. Desde alta amar, por las noches, algunos pescadores cuentan que ven a lo lejos grupos de incendios, en los terrenos de la carbonera.  Y en la playa se ven como fogatas y gente a los lejos.   Se

Diez, leyendas de Baja California Norte

El estado de Baja California Norte está junto al mar. está rodeado de hermosas aguas y colinda con el vecino pais del norte. En la peninsula se pueden mirar las ballenas azules, jorobadas, grises, mantarrayas gigantes, tortugas, delfines

La Danza de la pesca de las Sardinas

Tradición Zoque. Entérate. La Cueva de las sardinas ciegas, adentro de la cueva hay un lago-arroyo, que por la oscuridad los peces están ciegos, los días grandes de semana santa, viernes, sábado y domingo los indígenas se dan cita en

Ahorcaron a un difunto: Leyenda Colonial

Leyenda de México. El 7 de Marzo de 1647 los vecinos de la Nueva España que transitaban por las calles delante de las Casas Arzobispales, como a las nueve horas de la mañana, veían admirados un evento muy frecuente en aquella época.

El Ahijado de la Muerte: Leyenda Colonial

Leyenda de la Epoca colonial. Leyenda de México. Había una vez una señora muy pobre, que no tenía a nadie a quién pedir un favor. Su único hijo que era pequeño estaba muy enfermo, quería bautizarlo antes que muriese sin el