El ahorcado del panteón de Hocabá

(12 nov 2022) Leyenda de Yucatán. Los pobladores, aseguran a ver visto a un hombre colgado en un árbol que está dentro del panteón, enseguida lo reportan a las autoridades, cuando llegan no hay nadie. Se dice, que los ahorcados están condenados a penar. Corría el año de 1895, había un hombre llamado Juan que era alcohólico, no trabajaba, era un mantenido de sus padres a pesar de los treinta años que tenía, un bueno para nada y había pobreza en su casa.

Ni siquiera a la siembra de su milpa iba. Su madre por las tardes a veces iba a buscarlo a los alrededores del pueblo, porque estaba tirado de borracho. La señora asistía a diario al cementerio a visitar a su difunto marido, le llevaba flores y conversaba con él. Juan le cuestionaba a su madre, que solo iba a perder el tiempo en el cementerio. 

Un día Juan quizo darle un escarmiento a su mamá, por ir al cementerio. Cuando la señora se alistaba para salir, él se adelantó y se guardó detrás del árbol de la tumba de su padre. Llegó la mamá y empezó a conversar frente a la lápida de su esposo,  justo en ese momento, Juan hizo, una voz tenebrosa dijo, ¡Mujer deja de molestar ya a tu hijo, y ya no vengas a visitarme! ¡Lárgate de aquí! La señora aterrada contestó, -lo que tu digas viejo-. Se levantó para irse, dio unos pasos y cayó muerta le dió un infarto del susto.

Juan como estaba medio borracho, ni se dio cuenta que su mamá cayó al suelo quedó  tirada, y se fue a seguir la borrachera. Hasta la noche que llegó a su casa bien borracho se dio cuenta que había velorio. Hasta al día siguiente que estaba en sus cinco sentidos se dio cuenta de lo que hizo, sus remordimientos no lo dejaron, siguió con sus borracheras y a la semana se ahorcó en ese árbol detrás de la tumba de su padre. Todo se supo, porque él le contó a Melitón su amigo de borrachera lo que hizo con su madre. No aguantó y se ahorcó en el cementerio. Se cuenta, que en las noches de luna los que pasan por el cementerio, ven un hombre colgado en ese árbol,  llaman a las autoridades y cuando revisan no hay nada. También dicen los lugareños, que Juan el fantasma, por las noches pasea todo el cementerio y se sienta frente a la tumba de sus padres y habla con ellos.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. puertadelautopia.wordpress.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!