La Casa Negra un sitio embrujado

(03 nov 2017) Leyenda de México. Almas y demonios se suponen que asentaron sus reales en el lugar. En la colonia Roma se ubica esta casa aterradora, escenario de sucesos paranormales y leyendas urbanas que han ocurrido dentro de esta mansión abandonada. Está embrujada, inhabilitada, llena de espectros. Una forma de dirigirse a esta casa “La casa negra” leyenda que crece igual que su deterioro. También conocida como la casa Modragón, un sitio que dicen que es el edificio que más espíritus alberga en la ciudad. Segun los vendedores que la rodean está infestada de fantasmas. Es un castillo en ruinas que llama la atención.

En la ciudad de México, hay muchas leyendas antiguas sobre la existencia de lugares embrujados, historias paranormales terroríficas. Un lugar con cientos de fantasmas que cada colonia tiene sus propias leyendas. En la col Roma en la esquina de Insurgentes y Alvaro Obregón, es el lugar de la Casa Negra. Antigua edificación porfiriana que se cuenta que está infestada de espíritus.

Un sitio oscuro y considerada una de las casas más embrujadas de la ciudad, no se ha podido ser restaurada por la gran cantidad de fenómenos paranormales, que ha hecho que los trabajadores se vayan corriendo aterrados. En las afueras hay puestos de comida y la gente dice que a partir de las 10 P.M., se empieza a escuchar gritos pidiendo ayuda, los azotes de puertas y ventanas.

La casa negra de la colonia Roma, 191 de Álvaro Obregón, de estilo porfiriano, es uno de los sitios más desafortunados de la ciudad. Esta vivienda sirvió como refugio para infectados con tifoidea por el año 1935, era una enfermedad demonizada y se le tomo como castigo. Una noche los vecinos del rumbo se reunieron y le prendieron fuego a la casa, pero antes cerraron bien para que nadie escape, la estructura de la casona aguantó pero todos los pacientes, médicos y enfermeras murieron quemados o asfixiados. 

En el año 1935, se incrementó la epidemia que algunos grupos religiosos creyeron que la enfermedad era una posesión demoníaca. colectiva. Los síntomas de la Fiebre Tifoidea, los compararon como que alguien alberga un demonio adentro. Muchas personas pensaron en una venganza divina y le prendieron fuego a la casa con toda la gente adentro, no les importó nadie. Las almas se apropiaron de la mansión, ésta no sufrió daños estructurales, solo gente muerta. la arreglaron pintaron y la vendieron. En el año 1940, en el gobierno de Lazaro Cardenas se padecía los últimos infortunios de la Revolución. 

La casa después de unos años se le vendió a un señor Mondragón, con su familia la ocupó, eran cinco integrantes, no se sabe que pasó, ni las autoridades lo pudieron resolver, al mes de ocuparla los tres niños y los padres amanecieron muertos, por causa desconocida. se cuenta que los niños Mondragón se aparecen en la casa que ahora es del gobierno.

Eso condenó a la casa a una maldición

La casa quedo intestada, la propiedad es del gobierno, nadie la ha podido ocupar ni como vivienda, ni como oficina, salen corriendo de terror, ahora esta abandonada. Hasta las personas indigentes la quisieron ocupar como refugio, tampoco aguantaron ninguna noche, fueron sacados a la fuerza a empujones por unas manos invisibles, primero empezaron a escuchar rechinidos de puertas que se abren y después los aporreones de estas, enseguida los gritos, voces muy claras, y llantos de ayuda y después los sacaron. Se dice, que en el interior hay fuerzas sobrenaturales que rechazan a las personas.

Las personas que tienen su puesto ambulante en la banqueta de esta casa, aseguran escuchar gritos, ruidos fuertes y extraños que vienen dentro de la casa. Los que tienen su venta más cerca de la puerta y ventanas que a partir de las 10 de la noche empieza un frio insoportable, aún que tengan sus parrillas calientes de la venta de comida.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. local.mx

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

La Casa de la Zacatecana: Se consolaba muy rápido

Leyenda de Querétaro. Un matrimonio, vivía en una gran casa, ¿Problemas económicos? Para nada, el esposo trabajaba fuera de la ciudad y tardaba en regresar. Su esposa una bella mujer que no le importaba que el marido no esté en casa.

El Gusano de Oro y el Carruaje de la Muerte

Leyenda de Guerrero. En el poblado El Liberal, del municipio de Teloloapán, vivía un campesino de nombre Otoniel, que se dedicaba a la milpa, sembraba calabaza, maíz etc y además tenía algunas vacas y puercos. Un día araba la tierra,

La casa de las Siete chimeneas

Leyenda de España. En el Siglo XVI se edificó esta casa que ahora es un monumento histórico que encierra un asesinato y un espectro. Se cuenta, que esta se construyó para que viva la hija de un cazador del rey Felipe II de quien se

La leyenda la dama enlutada

Leyenda de San Luis Potosí. Un taxista le dio servicio a una extraña mujer, y le dijo un destino poco comun. Este pobre chofer terminó en el hospital, luego del susto que se enteró que aquella mujer que subio era una ánima. Se cuenta

La tenebrosa casa de Armería.

Leyenda de Colima. Se cuenta que en una lugubre casa al pie de la carretera de día es  ruinas la construcción, pero de noche, gente que por necesidad han tenido que bajar por ahí  llegan a la casa y es una vivienda habitable y todos

La Mina El Edén y el Tesoro del Cerro de Xoconostle

Leyenda de Zacatecas. Después de la fundación de la ciudad, se fundo la “Mina del Edén” que producía oro y plata fue en los Siglos XVII y XVIII. Cuenta la leyenda, de un minero llamado Roque que descubrió una pepita de oro muy

Los gitanos en Mérida y La novia, era visitada en casa

Leyenda de Mérida. Hace muchos años, llegaban a la ciudad Los Húngaros o gitanos, y en las casas era una forma de asustar a los niños, “no salgas porque te roban y nunca vas a volver a casa”. Esa fama tenían. En los 60 era común

Calaca: No vas, no estás invitada y La muerte en la playa de Chuburná

Mau, se casaba y mucha bulla hizo antes,/ que la fiesta era en grande, /la huesuda emocionada mandó hacer su túnica de encaje, /un balde de agua fría sintió, /cuando se enteró que no estaba invitada. /tuvo que cancelar su turno de