La esquina del Monifato fue en honor al Rey Fernando VII

(29 feb 2020) Leyenda de Mérida Yucatán. La estatua proviene en tiempos de la Colonia, los españoles que vivían en Yucatán ordenaron el trabajo, en honor al Rey Fernando VII alias “El Deseado o el Rey Felón”. El monarca era de la dinastía Borbón, en esos tiempos la realeza se matrimoniaba con parientes cercanos y había enfermedades genéticas. Él tenía una.

La autoridades autorizaron e hicieron la estatua en aquel entonces, lo pusieron en el “Paseo de las Bonitas”. Se cuenta, que los artesanos que hicieron la estatua, habían escuchado que el rey era sumamente feo, además estos eran amigos de la independencia y no comulgaban con la realeza española, así cuando la terminaron, el rostro estaba horrible, tenía rasgos de mono muy feo.

El Paseo de las Bonitas. Corría el siglo XVII. Es la calle 65 entre 54 y 56. Le decían, “La Alameda” era una calle amplia llena de árboles con sillas de piedra, en este lugar pusieron en alto el Monifato, este sitio era muy concurrido sobre todo en los paseos dominicales, está muy cerca la iglesia de San Cristóbal de la Virgen de Guadalupe (en aquel entonces todos eran católicos) después de misa, era un paseo ir hasta allí. Por eso salió el nombre, Paseo de las Bonitas, ahora es calle Ancha del Bazar.

La insurgencia de México y aspiraciones de libertad los mexicanos ya no querían ser parte del gobierno de la realeza.

Una turba arrastro la estatua

Una turba enardecida la arrancó de su sitio, del “Paseo de las Bonitas” la amarraron con un mecate y fue arrastrada como burla y muestra de repudio. La escultura se averió se le arrancó la nariz y así toda destartalada lo pusieron más alto, en el techo de una casa. Y pasaron muchos años. Hoy la figura del Monifato se encuentra en el “Museo de la Ciudad” para que no se siga deteriorando y se mando hacer otro. 

Esta escultura está en una solemne vitrina. En este Museo tiene sus casos paranormales, una custodia del lugar, dice que cuando hace sus rondines ve vacía la vitrina y en la siguiente vuelta allí está él. Una noche estaba sentada escribiendo cuando alzó la vista el Monifato estaba parado frente a ella , sonriendo. La guardia pidió su cambio de área. 

El Monifato fue en honor al Rey Fernando VII de España

Hablaremos un poco de Fernando VII, un monarca de los peores tratados de la historia de España. En España le decían “El Felón” ( traidor de la Constitución de Cádiz en 1812) , en Yucatán “El Monifato”. Sustituyó a su padre Carlos IV, era de la dinastía Borbón. Rey de España en el año 1808 tras la expulsión del “rey intruso” Jose I Bonaparte.

El Rey tenía una enfermedad llamada macrosomía genital (tenía un falo desproporcionado). Se dice, que los pintores de su época que le hicieron retratos fueron piadosos o temerosos, pero no podían disimular su apabullante fealdad. Le llamaban también “El Deseado” luego El Indeseado, Felón por infiel y traidor. Cuenta la leyenda, que la segunda esposa, Isabel de Braganza en la noche de bodas, huyó de la alcoba a gritos al ver el pene colosal de Don Fernando. Descrito por Prosper Merimeé – fino como una barra de lacre en la base, tan gordo como un puño en su punta y tan largo como un taco de billar-.

Esto determino su desdicha de Don Frenando. Tubo una sucesión de esposas que se negaban y huían del llamado “deber conyugal”. Los médicos idearon un almohadón redondo con un orificio en medio, para que Su Majestad insertara el miembro para la penetración y resultó. Ya en su cuarto matrimonio llegaron las herederas. El tenía que tener descendencia.

 Algunos paseos dentro de la ciudad y fuera de Mérida

Museo de la Ciudad, para que veas al “Monifato”, se ubica en la calle 56 Centro. El edificio fue inaugurado en 1908 y fungió como Palacio Nacional de Correos de tendencia afrancesada. Santa Lucía, noche de trova, los jueves no te lo puedes perder. MACAY, es un recinto museográfico de arte  escultórico, pictórico y contemporáneo. Se ubica en la calle 60 # 502 centro, etc. No dejes de ir a la costa, Celestún, se ubica a 95km de Mérida, tiene un paisaje excepcional, tiene la Reserva de la Biosfera, fauna y flora, su atractivo son los flamencos. Y hay mucho más que ver.

Yyyy ya.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.instagram.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

La plaza de la Concordia fue un lugar de muerte

Leyenda de Francia. Francia. Plaza de Concordia, Place de la Concorde en francés. Se ubica en los Campos Elíseos en la ciudad de Paris. En el año 1748 los pobladores con sus regidores mandan hacer una figura grande ecuestre del Rey Luis

La esquina del Elefante de Mérida

Leyenda de Yucatán. Esta ubicada en el Centro Histórico de Mérida, en la calle 46 con 65 Avenida 1ª de Mayo. Todos los que manejan por el rumbo tienen la tiribilla de alzar la mirada cuando llegan a la esquina para mirar al elefante,

El paje y el halcón de Alhambra

Leyenda de Granada. Son de la historia de Alhambra y tiene relación con la leyenda de “las tres princesas”. En aquel tiempo (época de la Reconquista), los reyes españoles se fueron de la ciudad Nazarí ante una ola de terremotos.

Leda y Letona: Amores de Zeus

Mitología griega. Amores del dios de dioses, Zeus. Leda esposa de Tindaro rey de Esparta su matrimonio era normal hasta que conoció a Zeus, él se presentó como un bello cisne blanco. Leda quedó impresionada de la belleza de la

Leyenda de la melodía, Mambrú se fue a la guerra.

LEYENDA. Se dice, que esta ronda infantil,  “Mambrú se fue a la guerra….” que hace unos años se cantaba aún en México, es una ronda francesa de principios del siglo XVIII, que se cree que llegó a la Nueva España a finales de

La Vampira de Mérida fue enfermera

Leyenda de Yucatán. Esto pasó hace como cien años casi en el centro de Mérida en la 73 x 42, mi abuelita nos relataba que a la vuelta de la casa vivía una mujer que no salía mucho de su vivienda. Ella era demasiada blanca con los

La Calle de las Tres Cruces: Fue por un amor imposible

Leyenda de Zacatecas. La casa de Don Diego de Gallinar era imponente, con sus tres pisos, junto a casas humildes  a sus lados. Don Diego era tío y tutor de su sobrina una muchacha joven y bonita, ella era Beatriz Moncada acababa de salir

El niño que fue dirigido por un difunto

Leyenda de Escuinapa Sinaloa. Un difunto que se les presenta a las personas que van solos al monte y habla con ellos que siempre lo ven agarrando una cruz de madera vieja. Se dice que en los antiguos senderos que se encuentran los montes