La plaza de toros de San Pedro

(30 ago 2016) El coso taurino como testigo de un amor imposible. La afición zacatecana estaba de fiesta,  18 de Julio 1894, se anunciaba una monumental tarde de toros los que torearían  Ponciano Díaz, el mejor de aquellos tiempos y José Bazauri torero cubano. Para disfrutar la fiesta brava llegó una mujer muy hermosa llamada Rosario. Que el matador Ponciano quedó impresionado al verla. pero ella era rica y él poca cosa.

Leyenda de Zacatecas. Por todos lados se hablaba de toros, llegaba mucha gente de pueblos vecinos, coches y diligencias, llenos de apasionados a la fiesta brava, entre las familias,  llegó Rosario Llamas, la más bonita jerezana era huérfana y rica sus tíos la cuidaban mucho, era un partido codiciado.

Una verdadera tarde de toros

Llegó la tarde, las gradas sol y sombra repletos de aficionados, los palcos a última hora se llenaban, un día de sol, el público esperaba con entusiasmo que el juez de la plaza, de la señal para que empiece la corrida.

Amenizaba la fiesta la banda del  Estado, con alegres pasodobles. Sonó el clarín y se asomó la cuadrilla adelante  Ponciano Díaz, terno negro, el capote adornado de pedrería y oro, junto José Bazauri con terno verde, detrás los picadores  banderilleros y mozos de estoques.

Vuelta al redondel entre vivas y aplausos

Mucha multitud en el coso taurino, las damas saludando con pañuelos, ahí estaba la hermosa Rosario, realzando su belleza con la mantilla, tenía en el pecho claveles rojos como su boca.

Ponciano saludaba al palco de la presidencia y vio a Rosario que le impresiono su belleza y más cuando la vio  aplaudiendo muy emocionada, ella lo veía a los ojos sonriendo, Ponciano llamo a su mozo de estoques y lo mando para que su capote adornara el palco de la presidencia.

Los toros eran famosos por su bravura

Y su bella estampa eran de la ganadería “Venader”,  a Ponciano le toco un soberbio animal a “Pilongo” tenía una cornamenta horrorosa,  cualquiera se  hubiese espantado. Recibió dos varas buenas, Ponciano hizo suertes del toreo y pidió permiso a la autoridad y se puso  frente  al palco de Rosario y Brindó “Por la reina de esta tarde, la más hermosa entre las hermosas zacatecanas…” olas de rubor hubo en el palco de Rosario y de la envidia de las otras muchachas.

Se puso frente al toro y siguió con su faena, dirigió la espada en el lomo del toro, recibiendo el estoque fuerte. Dianas, aplausos de la multitud, lluvia de sombreros, flores y muchos pesos de plata.

Rosario, emocionada le dio su anillo de brillantes, lo puso en el ramo de claveles que tenia y se lo tiro a los pies del matador.

El mozo retiro el capote de Ponciano y recibió de las manos agitadas de Rosario un medallón con la foto de ella para el torero y una bolsa de dinero para él.

Los tíos vieron que se enamoraron

No volvieron a verse, los tíos se alarmaron y se la llevaron ese mismo momento para Jerez, sus amigos le pedían que se queden al baile del casino en honor al matador. Rosario era una “simplona” y se dejó llevar por los “viejos” sin protestar.

Nunca quiso casarse, ni tener ninguna amistad con varones, tenía muchos enamorados, ni los regaños y consejos, amenazas de los tíos, siempre le fue fiel al recuerdo de esa gloriosa tarde de toros que Ponciano Díaz, el rey de la tauromaquia del siglo XIX rindió pleitesía a su soberana hermosura.

Ponciano tampoco se casó, sabía medir distancias y pretender casarse con ella la rica jerezana. Cuando murió, cinco años después de conocer a Rosario encontraron en su pecho el medallón con la foto de su amor imposible. Siendo la plaza de toros de San Pedro testigo de este amor.

Antología… Leyendas y mitos de México.

Sandra Garibay Laurent..Compiladora.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Un alcahuete del rey, Pedro Moya de Contreras

Funcionó como Virrey de la nueva España. Tercer Arzobispo de México, a este hombre le tocó instalar por orden del fanático Felipe II el temible tribunal del Santo Oficio en el Convento de Santo Domingo. Celebró el primer Auto de Fe,

Las Brujas del Cerro de San Miguel se lanzaban en picada al pueblo

Leyenda de Atlixco Puebla. Las bolas de fuego que rodeaban el cerro parecían bailar, eran brujas que ahí se reunían para ir al pueblo y olfatear a sus víctimas. Hace muchos años, al llegar la noche los pobladores cerraban sus ventanas

Las Chanchas de Trujillo y San Sebastián Honduras

Leyenda de Trujillo, Honduras. En la antigüedad los aldeanos grandes y pequeños les causaba mucho miedo al oír hablar de que una mujer se convertía en chancha y tenía la costumbre de ir a un puente. Se cuenta, que una humilde señora

La plaza de la Concordia fue un lugar de muerte

Leyenda de Francia. Francia. Plaza de Concordia, Place de la Concorde en francés. Se ubica en los Campos Elíseos en la ciudad de Paris. En el año 1748 los pobladores con sus regidores mandan hacer una figura grande ecuestre del Rey Luis

Santa Claus, Papá Noel o San Nicolás

Son algunos de los nombres que se le conoce al personaje legendario según la cultura occidental, trae regalos a los infantes mientras duermen en la noche del 24 de Diciembre amaneciendo 25. Es una figura basada del obispo cristiano griego

Tradición el onomástico de San Francisco de Asís

Tizimín Yucatán. Una tradición familiar, la familia Kuyoc Noh celebra la fiesta del onomástico del santo. A primera hora del día se empieza con los preparativos de la comilona para el festejo y ofrendar el sabroso relleno negro. Se ha

Pedro Cabrón un pirata despiadado

La expresión del término Cabrón, se empezó a utilizar despectivamente a raíz de las hazañas crueles de este pirata. Aparece nombrado este bucanero en el año 1478. Los Reyes católicos le perdonaron sus fechorías porque vieron su

Creencias en Día de San Juan

Tradición de los pueblos mayas en Yucatán. Costumbre milenaria de darle de fajazos o cintarazos a los árboles que no les da la gana de dar fruto, o son árboles grandes que dan el fruto malo y cacaruso. Ese día hay que cortarse el