La esquina del Degollado de Mérida

(07 mar 2020) En el ángulo formado de Tecoh y el camino a Campeche. Ahora es la calle 60 x 67 centro. A las esquinas de Mérida se les nombraba por algo físico o hecho a una historia. Cuenta la leyenda, que don Lucas Pinzón un hombre joven que era peluquero, además de bueno con las tijeras era muy amable con sus clientes y por cierto tenía mucha clientela importante de la ciudad, un hombre muy enamorado de su novia de nombre Lita y ya estaba juntando dinero para el casorio. La enamorada vivía muy cerca de donde era la barbería.

Tenía un cliente que iba mucho, nada más y nada menos Don Lucas de Gálvez y para colmo se llamaba como él “Lucas”. -Ese mero que estas pensando- el que tiene su nombre el mercado de Mérida. Don Lucas de Gálvez capitán general de la provincia de Yucatán, Gobernador (Siglo XVIII). Este señor le soltaba los perros a la hermosa joven Lita, iba mucho a la peluquería para ver si veía aunque sea de lejos a la chamaca, el estilista pues no se había dado cuenta hasta después. Lucas Pinzón casi todas las noches visitaba a la novia, hasta que un día llegó a verla, ella se negó a salir con el pretexto que se sentía mal.

Le daba mal espina que ella ya no lo quería ver como antes y la espió, vio que llegaba a su casa el vejete rabo verde (aprox. 70 años) y como dicen dinero mata carita, el señor entró a la casa.

El gobernador un viejo rabo verde

Al otro día, llegó el peluquero a la casa de la novia, para hablar con ella, solo oyó que le diga a su madre, que le diga a él que no regrese más. La madre le dijo; que mejor se vaya y no vuelva, porque su hija se va a casar con un verdadero caballero, en ese momento llegó a buscarla Gálvez con un ramo de flores y vio que se suba al coche.

Lucas el enamorado camino y camino en las calles empedradas, entrando en todas las cantinas para tomar ya amaneciendo bien borracho, llegó a su peluquería afiló bien su navaja de afeitar, se recostó en el sillón de barbero y se rebanó el cuello. Su ayudante llegó y el local esta cerrado y por más que esperó y golpeo la puerta nadie le abrió. Así pasaron dos días hasta que llegaron las autoridades y con fierro abrieron a la fuerza la puerta. Llamaron al Dr. Dancourt dijo; que todo lo que había que hacer era sepultar al suicida y que ni debía recibir cristiana sepultura, más que suficiente en alguna fosa común. Y fue enterrado en un cementerio abandonado en Chuburná, pues en Santa Lucia no estaría bien en enterrar a este suicida. Esa vivienda era de su propiedad y fue subastada para sufragar los gastos de los funerales y al fisco y el resto del dinero se fue a la iglesia  para poder pagar misas y “salvar el alma del pecador”. ¿Que mejor empleo se podía dar a ese dinero de ese infeliz para intentar su salvación eterna?. Y mucho tiempo las personas no caminaban en la acera de la tragedia era de mala suerte la gente era muy supersticiosa. Por lo dimes y diretes, el vejete dejó a Lita, termino engañada y pobre. Y así se le quedó el nombre La esquina del Degollado, (lee que pasó con Lita; La esquina de La Veleta de Mérida masleyendas.com).

Visita Mérida

El Museo de la Ciudad, expone objetos del desarrollo de la ciudad, el edifico data de la época del porfiriato y fungió como Correos, tiene salas de exhibición de Mérida prehispánica y de la Colonia. MACAY, museo de arte contemporáneo pictórico y escultórico. La Casa de Montejo, la corona española se la entregó a don Francisco de Montejo. Es una edificación construida en el año 1542, por los conquistadores de la Península de Yucatán. La Catedral  de San Idelfonso construida en el año 1562 a petición del Rey Felipe II. Esto está en el centro histórico de la ciudad puedes pasearlo caminando con una botella de agua para que no te de el “Golpe de Calor”, aquí el calor está de la fregada.

Yyyy ya.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

La esquina de La Veleta de Mérida

En la época de la Colonia había la costumbre de nombrar las esquinas por algo físico o por un evento fuerte a una historia. En esta casa vivía Hipólita una jovencita hermosa y le decían de cariño “Lita”, ella y su mamá doña

La esquina del Matadero Viejo

Leyenda de Mérida, calle 66 x 67, las esquinas desde la época Colonial se les daba el nombre por algún evento que haya pasado o solo por un objeto. Esta leyenda es de un romance del siglo XVIII, como siempre unos jóvenes se querían

La esquina del Niño Aparecido de Mérida

En una calle que tomaba el camino a Caucel (ahora 49 x 68) había una casa con estructura más grande que las otras, que eran de paja o de barro, como decían, esta casa era de “mampostería y teja” en su patio con albarrada baja se

La esquina de Los Dos Camellos de Mérida

Yucatán. En la antigüedad las esquinas se nombraban por algún evento fuerte o físico, se ubica esta historia en la calle 49 x 66. Ahí les va esta; cuenta la leyenda, que eran dos hermanos judíos de nombre Pomposo y Rodrigo Carvajal,

La esquina del Elefante de Mérida

Leyenda de Mérida. Esta ubicada en el Centro Histórico de Mérida, en la calle 46 con 65 Avenida 1ª de Mayo. Todos los que manejan por el rumbo tienen la tiribilla de alzar la mirada cuando llegan a la esquina para mirar al elefante,

Las maletas, el mito de correr con ellas

En muchos países se practican unas tradiciones, que para recibir el año se hace un ritual con una o varias maletas, favoreciendo los viajes para el año que entra. Si tu ves a alguien caminando con su maleta en la noche del 31 después

La esquina del Loro de la ciudad de Mérida

Eran dos plumíferos cerca de la ventana, un loro parlante y un gallo, impuestos a un celibato por sus dueñas, parece que una noche el gallo incomprendido le dio un picotazo en el ojo y lo dejo “chop” al loro, creo que quería con

La esquina de "El Zopilote" leyenda de Mérida

Es una antigua historia de miedo, se cuenta que un ex marino español llegó a Mérida con una exótica ave de rapiña. Es la calle 70 x 65, esta narración es cuando era la época Colonial, en esa esquina tenía su casa un hombre