La lotería, se juega desde la Colonia

(29 oct 2019) Empezó en Italia, en el siglo XV y le llamaban “lotto” Este juego llegó a toda Europa. Como en España tuvo mucha aceptación lo introdujo a sus colonias. En España era un juego muy popular. Fue una de las herencias que nos dejó la Colonia. En México, se hizo presente en el siglo XVIII, se recalca que este juego solo lo jugaban las clases acomodadas. Los dueños de las haciendas eran españoles y lo jugaban como entretenimiento. Hasta que llegó el movimiento de la Independencia, los soldados la jugaban como distracción en la guerra. Cuando regresaron a casa los militares después del conflicto, la lotería se hizo popular en todo el país.

Las figuras se adaptaron a personajes que representaban las costumbres de los mexicanos y la sociedad. Las imágenes fueron creadas por el empresario francés Clemente Jaques en el año 1887 se imprimió la versión que conocemos.

Es un juego de niños y adultos que ponen monedas y “cantan” las barajas y aquel que forme la figura o llene su cartilla gana el juego. A pasado a formar parte de nuestra cultura y tradición.

Es un juego obligatorio cuando va uno a la playa durante la tarde-noche, a veces se pone buena la “pava”( el dinero recolectado de todos los integrantes). Se juega la lotería en ferias y Kermeses.

Tiene mitos la lotería

Se cuenta, que solo se debe jugar en la costa no en la ciudad, porque atrae la mala suerte. También se cuenta que el origen del “catrín” era un ser oscuro un espectro muy elegante, como si fuese muy rico, solo aparecía por las noches de luna llena.

Antes se cantaba así

El gallo. El que cantó a San Pedro. La dama. Puliendo el paso por toda la calle real. El paraguas. Para el sol y para el agua. La sirena. Medio cuerpo de mujer que se ve en altamar. El camarón. Camarón que se duerme se lo lleva la corriente. Las jaras. Las jaras del indio Adán, donde pegan dan. La araña. Atarántamela a palos, no me la dejes llegar. El cazo. El caso que te hago es poco. El barril. Tanto bebió el albañil, que quedó como barril. La muerte. La muerte tilica y flaca. La luna. El farol de los enamorados. El diablo. Portate bien cuatito, si no te lleva el coloradito. El catrín. Don Ferruco en la Alameda su bastón quería tirar. La escalera. Subeme paso a pasito, no quieras pegar brinquitos. La botella. La herramienta del borracho. El árbol. El que a buen árbol se arrima buena sombra le cobija. El melón. Me lo das o me lo quitas. El valiente. Por que le corres cobarde trayendo buen puñal. El gorrito. El gorrito que me ponen. La muerte. La muerte tilica y flaca. La pera . El que espera se desespera.

Yyy ya.  

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. vanguardia.com.mx

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

El Tío: El cuidador de Minas

Mitología. Cerro Rico, Potosí, Bolivia. El Tío, es un dios del inframundo en la cultura de Bolivia y en otros lugares con tradición de extracción minera. Hay muchas imágenes de él en las minas de hierro y a todas esas figuras se le

La casa Matusita de Lima Perú

Leyenda de Lima Perú. Que en el interior de la casa hay muy seguido una oscura actividad paranormal, hay apariciones espectrales. El mito se refuerza cuando nadie la quería rentar como vivienda, se volvió comercio y todavía así tiene

Los espectros del Parque Sésamo

Leyenda de Monterrey. En el Parque Fundidora es un lugar público que se ubica en los terrenos de lo que era la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, S. A. Esta empresa siderúrgica se fue a la bancarrota, creada en el año 1900. Un

La Casa de la Brujas de la colonia Roma

Leyenda de México. Ubicada frente a la plaza Rio de Janeiro, fue edificada en el año1908. Un edificio que dicen, “aquí espantan” lo cuenta un trabajador que arreglaba la banqueta de la orilla de la casa. Es una esquina famosa Rio de

El retrato de Madame X, el más atrevido de su época

El pintor escucho la singular historia de una mujer muy bella que tenía embelesado a todo París. Es una de las mejores pinturas de John Sargent , cuando lo  pintó era un joven que quería hacer algo que lo encumbrara, escuchó la