Los Plata leyenda de Aguascalientes

(29 may 2017) Leyenda de Aguascalientes. La familia Santoyo era famosa por su panadería. Todos los conocían como los más tacaños del lugar, puro trabajar como hormigas y juntar dinero. No gastaban nada, ni tenían amistades para que nadie les pida prestado. De su padre heredaron el oficio y ellos eran de lo mejor. En la ciudad vivía una familia que llamaba la atención de los habitantes, no por actividades extrañas, si no el estilo de vida que llevaban, eran los Santoyo que habían heredado el oficio de panaderos y les permitía vivir bastante bien, los 4 hermanos vivían en una gran casa que la calle ahora es la  Manuel Ponce.

Dionisio, Cayetana, José y Petronila, eran sus nombres, a pesar de ser adultos seguían solteros, esto intrigaba a sus vecinos, no se les conocía alguna diversión, solamente trabajaban, dedicados al pan y a la venta, siempre metidos los 4 en la panadería. Su especialidad consistía en "cemitas de fiambre" para "los 15 y sus armadas" así se decían.

Desde el amanecer se percibía "el sagrado olor del pan". Las personas hacían cola para comprar, José era el encargado de llevar a sus clientes al  domicilio. En esos tiempos, se usaba los medios, reales, pesetas (eran dos reales), ellos solo recibían pesetas como pago por el pan. Ellas en su vestir refinado siempre con incrustaciones de plata y los varones camisa y pantalones de charro con botonadura de peseta de plata. Los hermanos siempre estaban juntos.

Ya poseían muchas ganancias, pero se negaban a gastar su dinero. No mal botaban su fortuna con el pretexto que juntaban para su vejez, los 4 eran los mejores panaderos de la región, se les veía en la plaza, iglesia, o sentados en el parque pero siempre juntos, si alguno de ellos enfermaba nadie salía a la calle, en su casa estaban preparados para esta eventualidad tenían comida almacenada. Ellas vestían con ropas elegantes con altas peinetas con incrustaciones de concha y plata así atendían a sus clientes y los varones igual, impecables con botonadura de plata.

Eran personas amables con todas las que se acercaban a ellos, no entablaban conversaciones tipo personal, hablaban del barrio o que bueno está el pan. No tenían amigos, ni iban a fiestas eran unos hermanos herméticos.

Pasaron los años y los Santoyo ya eran ancianos

Los rumores empezaron a correr, que a donde iba parar el dinero que habían hecho. De improvisto llegó una mujer chismosa con la intención de saber que secreto guardaban dentro de su casa, se cuenta; "que entro hasta el cuarto donde guardaban sus billetes y vio muchos objetos de plata". Cayetana se molestó con la metiche y la sacó a empujones, Petronila enseguida puso una sábana encima del dinero, que estaba en cama y apurada le puso llave a la puerta, después de esto la gente les empezó a decir "Los Plata".

Los hermanos preocupados idearon como resguardar su dinero, antes de que un mentecato entrara a robarles, decidieron enterrar todo en el jardín del patio de su casa, en la noche cavaron cerca del árbol de granada, ahí en un baúl de metal toda su fortuna, a la mañana siguiente a los 4 se les vio tomando el té en ese lugar, se convirtió en el sitio favorito de ellos.

A unos cuantos meses Cayetana falleció de pulmonía, pero antes, les suplicó a sus hermanos cuidar el dinero, les pidió no derrocharlo en cosas que no valía la pena. Los hermanos no paraban de trabajar aunque estaban de luto, hacer y vender pan.

Muy ancianos,  vivían con el temor que alguien les robara su tesoro 

Entonces fingieron que habían caído en la miseria, la gente si les creyó, que no eran ricos eran chismes de aquella mujer. Con el tiempo murieron José y Petronila; Dionisio olvidándose la gran preocupación de sus hermanos se fue a vivir con un párroco que era su sobrino , debido a su edad avanzada no podía estar solo en casa, él falleció de tristeza y soledad.

La leyenda cuenta; que la Casa de los Plata, el sacerdote vendió la casa y los nuevos dueños, contaban; que alrededor del árbol veían unos ancianos hablando y riendo. Alguién les dijo que seguramente había dinero enterrado, ellos no dijeron nada y se les vio que monetariamente prosperaron dejaron el barrio se fueron a vivir a otro lado. Los Santoyo crearon una gran fortuna para personas que no les costó ningún esfuerzo obtenerlo.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.clasicodmx.mx

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Juan Chávez leyenda de Aguascalientes

Leyenda de Aguacalientes. Para unos un bandido, para otros un campeón. Para los habitantes era un terrible matón que horrorizaba a las personas. Fue un famoso malhechor, sus compinches le ayudaban a extorsionar y reunían joyas y oro que

La dama viajera, del callejón de Santa Inés

Leyenda de México. Corría los años 1789. La dama sostuvo con las manos la compuerta para que no abriera y entrara el agua de la laguna y se inundara el lugar. la señora distinguida con ropa negra y aplicaciones de plata era seguida por

La leyenda del mago Merlín

Leyenda de Europa. Un famoso gran mago del “siglo VI” figura central del “ciclo artúrico”, es una hipótesis, Merlín, no es nombre de persona sino un título. Es el mago más célebre de la historia europea, de él se inspiraron

El espectro del Jardín de San Marcos cuida su tesoro

Leyenda de Aguascalientes. Jardín de San Marcos. Un hombre avariento fue a prisión por un pleito con sus amigos. Tenía una fortuna enterrada en el jardín, preocupado le pidió a la virgen que si salía rápido le daba parte de su

El callejón del tesoro su leyenda

Leyenda de Aguascalientes. Los curas salían a la calle a rezar y echar agua bendita. En las noches transitaba el carro de Satanas. Dos briosos caballos blancos jalaban un carruaje guiado por un espectro vestido de blanco haciendo mucho

Tesoro y muerte su leyenda

Leyenda de Jalisco.- En una ocasión Teófilo, Pantaleón y Faustino, iban a su pueblo a caballo, tenían que pasar la sierra  para llegar, estaban muy fastidiados porque ninguno de ellos hablaba, en eso vieron frente a ellos a un

Leyenda la mujer sepultada viva.

Leyenda de México. En la Mansión Jauregui había un espectro de mujer de luto, que asustaba a todos los que vivían ahí. Cuentan que un grupo de monjas que se tuvieron que quedar unos días en la casona huyeron asustadas. El espectro de

La leyenda del tesoro de Mérida

Leyenda de Mérida Yucatán. Se cuenta que en los años 1600 se recolectaba una gran fortuna, ese gran tesoro era guardado en la Catedral de Mérida. Relatos. Desde tiempo atrás famosos piratas y corsarios se refugiaban en la catedral