Un amor de Ultratumba una posesión 18 2019

Leyenda de México. En el año 1611 en la calle de los Mesones, de la Nueva España, en una casa descuidada vivía una pareja de amantes que demostraba su amor a diestra y siniestra, besoteándose ante todos, olvidándose de las “buenas costumbres”. Los vecinos solo hablaban de la mala conducta que demostraban, los gemidos y risitas que se escuchaban de noche, así que eran unos ciudadanos pecadores, algunos pensaron en acusarlos ante el tribunal de la Santa Inquisición pero no lo hicieron.

Ante semejante conducta, cualquier pecado se le podía imputar. Como que escucharon las suplicas de los vecinos, un día ya no se volvió a escuchar ningún ruido y las risitas desaparecieron, ya nadie vivía en aquella casa, tampoco hubo, quien lo hallan visto irse. ¿Qué pasó, a donde fueron? La servidumbre, se fue, nadie vio nada, como si los hubiera tragado la tierra a todos. Quizá ellos abandonaron la casa poco a poco, nadie los conocía, pero bien que conocían a la pareja lujoriosa.

Pasaron los días, los meses y las llaves de la casa se las entregaron a un familiar de ellos y la puso en venta. Nadie quería vivir en esa casa, la consideraban obra del demonio por la desaparición de los amantes. Se investigó pero nada se determinó que ocurrió con estas personas.

Las personas cuando pasaban en la puerta de la casa se persignaban y rezaban por su eterno descanso de sus almas, pero a nadie se les quitaba de la cabeza que alguien los había asesinado. Había algunas gentes que se sentían culpables por haber pensado en acusarlos a la justica, por “actos inmorales” y otros indignados por que la justicia no cayó sobre ellos.

Algunos años pasaron y llegaron a la Nueva España Don Cosme y sus hijos compraron la casa de los Mesones, aquella de los amantes desaparecidos. Ya viviendo en la propiedad, la hija sentía un frio estremecedor, un aire entraba por ser una casa desabitada por mucho tiempo. Don Cosme y su hijo también sintieron ese frio que calaba. Ese frio se volvía más intenso en los días que pasaban. Una noche el viejo don Cosme se levantó por mucho frio, fue testigo de un evento inmoral que sus dos hijos estaban haciendo, como si se tratara de dos amantes, al regañarlos cayeron inconscientes al suelo, cuando volvieron no recordaban nada.

El padre guardo silencio, temeroso por la Santa inquisición

Aquellos encuentros lujuriosos eran constantes no les importaba ser de noche ni de día, Don Cosme no podía recibir ya visitas, tenía sospechas de que había algo malo detrás de todo esto, el muchacho tocaba bonito la guitarra y cantaba, antes no lo sabía hacer,  a su hija que nunca entraba a la cocina, ahora no salía de ahí cocinando ricos platillos exquisitos a su presunto prometido. Eran como si estuvieran poseídos. Don Cosme preocupado, al tratar de pedir ayuda relató lo que pasaba y alguien divulgó el secreto y fue dominio público.

Los hermanos fueron condenados y muertos, después de enterrarlos, Don Cosme hace unos arreglos en la casa y se descubre que en el sótano dos cuerpos enterrados y supo que sus hijos fueron objetos de posesión, piensa si haber actuado con más cuidado, estarían sus hijos vivos.

Los cuerpos que aparecieron en la vivienda, sus almas vagaban aún en la casa nadie supo como murieron, creen que los criados los envenenaron, y abandonaron la casa.

Yyy ya.      

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Si este artículo te parece digno y valioso para compartir... ¡Hazlo ahora!

Publicaciones relacionadas

Gertrudis una escultura que promete un amor apasionado

Es una escultura del maestro Fernando Botero, de 650 kilos, se ha convertido en algo irresistible para los turistas y lugareños, fue colocada en el año 2, 000. Se trajo de Florencia Italia, como una donación del artista, Su nombre es

El amor dice que si, y que no el desamor

Doña Andrea Sandoval, apenas asomaba a los diecisiete, cuando su autoritario hermano don Humberto, la obligo a casarse con don Lorenzo Porreño. La doncella sumisa fue a la boda. No tuvo voluntad para enfrentar a su hermano que mandaba

La bruja Zárate convirtió en pavo a su amor

Tan poderosa, que regresaba la virginidad a las mujeres. Aserrí, una ciudad a 11 km. de San José, que administraba un español aristocrático muy guapo, que la doña Zárate cuando lo vio sintió un flechazo de amor y como ella era muy

El vampiro de la Rambla tiene magia de amor

Un longevo chupasangre harto de sus coterráneos que nada más hacían maldades, desfiguros, asesinatos, su actitud cambió y eso le valió que lo convirtieran en piedra, para que todos lo vean. Este Drácula se volvió bueno, como dicen,

El cerro de Mariana, su amor la volvió piedra y lodo

Está al sur de Michoacán entre Nocupétaro y Carácuaro, en una época ahí vivió el rey de los chichimecas de nombre Campicheran, en una época lejana en el Valle de Nocúpetaro y Nahuatlacas. Este señor tenía el carácter terrible y

El Anillo de Diamantes en busca del amor

Esta leyenda es de principios del siglo XIX en París “cuidad del amor” se cuenta, que en este lugar se encuentra el "verdadero amor". Aquí se ha contado las verdaderas historias de enamoramiento. Dicen, que una abuela le regala su

La marca de fuego era de ultratumba

El espectro de un clérigo pecador vivía en el convento, durante muchísimo tiempo estuvo buscando quien lo escuchara. Había sufrido mucho el fuego del infierno para salir de ahí, tendría que buscar a alguien que le hiciera caso, con