Tito Lastarria: El vampiro de Rascagua

(24 dic 2021) Leyenda de Chile. Su nombre Lisandro Modesto Zenobio Lastarria Bravo, nació en Rancagua en 1864 y murió en Putaendo en 1890. Fue hijo natural de Rosalía Bravo, Tito Bravo así fue bautizado. Ese padre desconocido era Lisandro Lastarria que a pesar de todo, lo ayudó en su crianza, siempre estuvo pendiente de él, el niño cuando creció fue a la escuela de medicina entonces el padre lo reconoció. Ya como Tito Lastarria se graduó como médico.

Una vez que se graduó se fue ayudar a un lazareto en Melipilla. En la memoria de La Comisión Directiva del Servicio Sanitario de 1885 señala que el lazareto estuvo a cargo de Tito Lastarria. Mientras su padre Lisandro Lastarria era alcalde de Rancagua, regidor y encargado de las finanzas de la municipalidad.

Tito murió muy joven de 25 años, la enfermedad que ayudó a curar le pasó la cuenta. Lisandro vivía en Rancagua en la plaza de los Heroes. La propiedad siempre fue de los Lastarria desde sus tatarabuelos. Su sepelio fue en el cementerio de Putaendo. No se sabe si su cuerpo está en el cementerio de Rascagua o su padre solo hizo el Mausoleo en honor a su hijo. Las personas del pueblo que conocieron a Lisandro, empezaron a crear la historia del vampiro, mezclando a dos personas a Tito y a Lisandro su padre, en una figura gótica, con ganas de una venganza.

Ahí va la historia

Tito Lastarria fue militar del ejercito chileno, en la Guerra del Pacífico. Fue gobernador suplente y después fue administrador de Correos  y del cementerio de Rancagua. Ocupó cargos de Regidor en los años 1864-1883. Hay una leyenda urbana que ha pasado a muchas generaciones.

Cuenta la leyenda, que Tito de un día para otro tuvo mucha fortuna, se volvió un hombre riquísimo. Sin tener claro como lo ganó. Se volvió miserable y castigador con quienes eran sus trabajadores. Se dice que hizo un pacto con el demonio, a quien le prometió almas para no perder su dinero. Si alguien se acercaba a pedirle ayuda de cualquier cosa, les cobraba con su alma para el diablo. Les decía, sí, te ayudo a cambio de tu alma para satanás. Por esta razón, los pobladores de la ciudad organizó la muerte de este hombre. Lo agarraron a la fuerza y lo encadenaron en su mausoleo que se encuentra en el cementerio que él había administrado, para evitar que saliera a buscar venganza. Fue enterrado vivo. La cúpula de su mausoleo, colocaron cuatro cruces, apuntando los cuatro puntos cardinales. La leyenda cuenta, que cuando caigan esas cuatro cruces, ya sea por eventos naturales o por el paso del tiempo, él se levantará y saldrá en la búsqueda de todos los descendientes y familiares de quienes lo encerraron y encadenaron vivo. En el terremoto de 1985 se cayeron dos y en el 2010 se cayó otra, así que falta solo una.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.tvn.cl

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Martín Busca: Fue más astuto que el diablo

Leyenda de Chile. Se cuenta que fue uno de sus conocidos que lo aconsejó y otros que no, a él solo se le ocurrió. En el panteón #3 de Playa Ancha, hay una tumba especial que se habla de pacto con el maligno y de cómo lo burló. La

El enano vampiro era ruso

Leyenda de Argentina. En el barrio de Flores, aún recuerdan los vecinos, que afines de los setentas un circo soviético llegó al lugar. El Circo de los Zares, no tan famoso como el Circo de Moscú, con sus artistas, payasos, enanos y

El vampiro de la Rambla tiene magia de amor

Leyenda de Girona España. Un longevo chupasangre harto de sus coterráneos que nada más hacían maldades, desfiguros, asesinatos, su actitud cambió y eso le valió que lo convirtieran en piedra, para que todos lo vean. Este Drácula se