El árbol de la bruja triste.

(23 feb 2016) Leyenda de Guerrero.- En un rancho llamado “El Centro” ubicado en un cerro, hace muchos años se dejaban ver brujas convertidas en animales, por las noches se guardaban por los sendero de paso, para esperar alguna persona y chuparles la sangre, mucha gente por eso no salía de noche.

Un señor escéptico en cuestión de brujas

Un hombre que para nada creía en brujas habitaba con su nieto en la orilla del rancho, este niño tenía tres años y andaba con él, cuidaban el ganado, a veces se quedaban a dormir cerca de un árbol,  al llegar la noche dormían sin preocuparse de bruja o fantasmas.

En un momento llegaron al monte y empezó a oscurecer y al rato el niño se durmió, el abuelo lo tapo con una manta, y se fue a buscar leña, no estaba lejos cuando oyó los gritos del niño, rápido regresó, en el árbol junto a ellos una lechuza de apariencia diabólica, el hombre agarro una roca y se la lanzó en lugar de que se vaya el ave se acercó más al nieto, el señor lo abrazó empezó a decir oraciones viendo a la lechuza a los ojos, se quedó quieta y cayó del árbol.

El animal se revolvió transformándose en una joven

El señor siguió rezando, el ave se revolcó en la tierra y se convirtió en una joven que vivía en el rancho. - Por favor, por lo que más quiera no cuente mi secreto- suplicaba la bruja. – Solo si te comprometes a no acercarte nunca a mi nieto y a mí.-

El hombre nunca reveló quien era la mujer, pero se lo conversó a sus amistades solo dijo; “que todos la conocían”.

Desde eso, cuentan; aquel árbol donde estaba la lechuza, los que se acercan de noche dicen que oyen lloriqueos y lamentos, que es la bruja que está triste porque hay una persona que sabe su secreto.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. mundolimpio11.blogspot.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

El árbol del amor es frondoso en flores

Leyenda de Zacatecas.- “El árbol del amor” todo el tiempo es verde y frondoso, es de una especie rara, dicen que no hay otro ejemplar en todo el continente americano Era el año 1850 un extranjero francés de nombre Philipe Rondé con

La bruja que aprisionó almas de niños en un árbol

Leyenda de Aculco, Estado de México. Existe un apocalíptico árbol que tiene una aterradora historia. Se cuenta, que por venganza, una hechicera encerró las almas de unos niños. Aculco es un lugar de mucho frio y bello. Es hermoso por

La Casona maldita de los Dubois: Él a fuerza quería un hijo varón

Leyenda de Chile. Andres Dubois fue un Ingeniero de Francia, que llegó con su esposa Rose Birabel. Él fue contratado por el gobierno chileno. Era el año 1904 cuando llegó y se establecieron en chile. Compró un terreno muy grande donde

La Roca Bruja de Playa Naranjo

Leyenda de Costa Rica. Son tradiciones folclóricas del narrativo popular, a veces por un suceso maravilloso con huella irreal. Es un gran peñasco situado en el mar en la playa Naranjo dentro del Parque Nacional Santa Rosa de provincia de

El árbol del ahorcado. ( terror)

Leyenda  de Yucatán. Cada amanecer, a partir de las cuatro de la mañana en la entrada de una casa, se empiezan a escuchar sollozos, el crujido de la rama de un árbol grande y la sombra muy clara de un ahorcado. Se cuenta que don

El ahorcado del panteón de Hocabá

Leyenda de Yucatán. Los pobladores, aseguran a ver visto a un hombre colgado en un árbol que está dentro del panteón, enseguida lo reportan a las autoridades, cuando llegan no hay nadie. Se dice, que los ahorcados están condenados a

El Callejón del Mono Prieto y su Bruja

Leyenda de Zacatecas. A la señora Doña Marciana Castillo le decían bruja, un alias bien ganado porque llevaba una vida extraña y misteriosa. Su casa estaba aislada de las demás, que formaban una antigua calle el de La Merced. Una

El Gusano de Oro y el Carruaje de la Muerte

Leyenda de Guerrero. En el poblado El Liberal, del municipio de Teloloapán, vivía un campesino de nombre Otoniel, que se dedicaba a la milpa, sembraba calabaza, maíz etc y además tenía algunas vacas y puercos. Un día araba la tierra,