Huay Chivo: El brujo del pueblo

(24 nov 2011) Leyenda Maya, Yucatán. Se cuenta que era un campesino que vivía en las afueras del pueblo, que desde niño sabía todos los secretos de las hiervas medicinales, como curar a las personas de enfermedades, cuando creció empezó hacer trabajos especiales de hechicería con ayuda del demonio.

Este hombre era el brujo del pueblo, se enamoró de una muchacha que no le hacía caso, ella lo ignoraba, le tenía miedo por la historias que contaban acerca de él.

Esta joven vivía con sus padres, que tenían una parcela con muchos chivos que cuidaban, ella los llevaba a pastar, el brujo se daba cuenta que la muchacha siempre estaba muy alegre y contenta, se acostaba en el sacate con ellos y jugaba, feliz junto a los chivos.

El brujo desesperado y loco de amor por ella

Cuando se dio cuenta el Xmén, que era inútil, que no quería nada con él, hizo conjuros e invocó al diablo, pacto con él, le pidió su alma a cambio de que cuando piense en la joven, se convertiría en un Chivo para estar cerca de su amada.

La sorpresa del hombre fue que el maligno lo convirtió en una bestia, las piernas de humanos y la otra mitad de chivo, - menos le hizo caso la chamaca-, se cuenta que desde hace muchos años, todavía en las noches en los pueblos mayas, sale el HUAY CHIVO a buscar a su amada. foto de internet.

Otra versión. Un Huay chivo en los montes de Chocholá.

En el pueblo de Chocholá vivía un Xmén con su esposa. En el pueblo repartieron tierras del ejido, sin embargo al Xmén no le tocó su campo de cultivo y guardó mucha ira, sentía rencor con todas las personas del pueblo. Lo que nadie sabía, era que quería vengarse. El era el curandero del pueblo, pero era un brujo malo nadie lo sabía. Por las noches se transformaba en un animal muy grande y fuerte.

Al entrar la noche, a su mujer le preparaba una pócima a diario y se lo daba para tomar y quedaba bien dormida. El brujo hacía un ritual con una palabras y daba vueltas, él tenía el poder de quitarse la cabeza sin morir y la asentaba en el suelo, se convertía en un chivo enorme. Así transformado se iba a los cultivos a desbaratarlos entraba al pueblo y rompía ventanas y puertas de la casa los campesinos le tenían mucho miedo. Después al día siguiente el curandero como si nada en el pueblo. Los del pueblo fueron a consultar al Xmén del pueblo vecino por que ellos dudaban de su curandero, sabían que a él no le dieron terreno del ejido.

Fueron a la casa del curandero, pero se escondía, hablaron con su mujer y le dijeron que porque permitía que su marido hiciera esas fechorías ya que éra el “Huay Poop”. La señora no lo creía, pero esa noche no tomó el brebaje que el Xmén le daba, le hizo creer que sí. Se hizo a la dormida y descubrió la verdad. Mira el culto que hacía el brujo y ve como se transforma en un chivo enorme. Al otro día ella fue a la iglesia y le cuenta todo al cura y le dijo que tenía que hacer una serie de cosas a seguir. En la noche que se fue hacer sus fechorías, ella se puso a hervir agua y le puso cal, agarro la cabeza y lo más terrorífico es que la cabeza empezó a gritar, le decía ¡ no lo hagas soy tu marido!, ella le ponía sal su alrededor, aguantando su miedo, pero lo hizo. Ya su alma de su marido pertenecía al diablo. La cabeza gritando la sumergió a la tinaja de agua hirviendo con cal y la dejó ahí. Ella agarro sus pertenencias y se fue del pueblo. Cuando el Huay Chivo llegó a su casa se retorcía de dolor. Él ya no podía regresar a su forma humana y se fue del pueblo se fue al monte maldiciendo a su mujer y ahí se quedó. A veces aparece en los caminos solitarios asustar a las personas que pasan. 

Aquí te dejo para que escuches la leyenda.

 

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. mas-mexico.com.mx

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

El fantasma del Matadero y el Convento de Monjas

Leyenda de Mérida. La esquina del matadero viejo y El fantasma del Convento de Monjas de Mérida.  Calle 66 x 67, las esquinas desde la época Colonial se les daba el nombre por algún evento que haya pasado o solo por un objeto. Esta

El puente de los duendes de grandes colmillos

Leyenda de Puebla. Hace muchos años, en Tehuacán pasó hechos muy extraños, uno de los del pueblo don Hilario muy conocido de ahí, acostumbraba a ir de parranda, los fines de semanas para olvidarse del trabajo y siempre regresaba a

La leyenda: El Puente de Piedra.

Leyenda de Costa Rica. Le ofreció su alma al diablo a cambio que haga el puente. Es una formación geológica ubicado sobre el rio Poró es una enorme piedra y en medio tiene un agujero, esta acondicionada para el paso de carretas. Se

Lady Godiva recorrió el pueblo desnuda

Leyenda Medieval Inglesa. Esta mujer le pidió a su esposo que bajara los impuestos, él era un noble, pero un noble sinvergüenza. Él se portó como un caballero accediendo a la petición de su mujer pero con una condición, que

El tesoro de La Joya: Un alma en pena pide ayuda

Leyenda de Zacatecas. En la localidad de Fresnillo por la minería, atraía a cientos de aventureros y mercaderes, según decían que sacaban oro y plata “a flor de tierra”. Era el año 1585 y habían descubierto las minas de San

La Calle de las Tres Cruces: Fue por un amor imposible

Leyenda de Zacatecas. La casa de Don Diego de Gallinar era imponente, con sus tres pisos, junto a casas humildes  a sus lados. Don Diego era tío y tutor de su sobrina una muchacha joven y bonita, ella era Beatriz Moncada acababa de salir

La Silla del Cementerio y El Gua gua Auca

Leyenda de Ecuador. Los guardias del panteón, fueron testigos de las visitas del enamorado. Decidieron colocar su silla en su tumba. El idilio de amor que tuvieron Josef y Elizabeth fue verdadero. Dos extranjeros y su repentino

Las Brujas del Cerro de San Miguel se lanzaban en picada al pueblo

Leyenda de Atlixco Puebla. Las bolas de fuego que rodeaban el cerro parecían bailar, eran brujas que ahí se reunían para ir al pueblo y olfatear a sus víctimas. Hace muchos años, al llegar la noche los pobladores cerraban sus ventanas