La piedra negra de Zacatecas

(07 feb 2016) Leyenda de Zacatecas.- Por la ambición de dos jóvenes amigos, abandonaron sus trabajos para aventurarse en buscar la mina que les diera riqueza. Misael Galván vivía en Zacatecas tenía buen sueldo como empleado de una tienda, que vendía todo proveer para las minas. El comercio a su cargo, vendía, sogas, pólvora, cubos para elevar el mineral, picos etc. Misael junto con su amigo Gildardo Higinio tenían pretensiones de mineros, ya convencidos gastaron sus ahorros en herramientas.

En búsqueda de un yacimiento

Los fines de semana los dos caminaban por las montañas, investigaron el poniente la cordillera que divide Vetagrande de la capital zacatecana.  Con mucho ímpetu recorrieron hacía Vetagrande, antes que lleguen al Cerro del Magistral voltearon al oriente, ahí su búsqueda comenzó todo el día, examinaron los montes al atardecer regresaban al campamento a dormir. En una empinada de loma se toparon con una cueva extraña, con precaución entraron a la caverna después de andar un poco, ante sus ojos vieron algo fantástico, estaba incrustada en el peñasco se veía una “roca grande brillante”, lanzaron gritos de alegría y se dedicaron a escarbar el contorno de la piedra para sacarla, gritaban ¡es oro, es oro, es oro!. Tardo para desprenderse la piedra y con mucho trabajo por el terreno empinado, el peso de la carga, lograron su cometido llevarla hasta el arroyo que baja a Vetagrande quedaron extasiados viendo su flamante tesoro.

Comenzaron a desconfiar de que alguien los había visto bajar la piedra de oro pero se tranquilizaron, no podían dormir a pesar del cansancio, imaginaban el resto de sus vidas con mucho dinero, recordaban la piedra y la examinaban por si había alguna amenaza para ellos o la piedra. Con recelos ya se empezaron a ver los dos amigos, sin saber que estaba pensando el compañero.

Algo sucedió durante el resto de la noche

Un pastor descubrió los cuerpos de los amigos uno presentaba fractura craneal producida por una caída directa de una piedra de arsénico y azufre, fueron sepultados, la muerte de ellos fue un misterio, quizá por el supuesto oro encontrado.

La piedra fue olvidada, poca atención le dieron quienes conocían de metales. Por coincidencia unos jóvenes acamparon junto a la piedra, alguien recordó la tragedia, uno de ellos frotaba su cuchillo en el borde para sacarle filo con movimientos lentos, el joven se transformo era alegre se obsesiono contemplando los brillos del filo del cuchillo, reaccionó cuando sus amigos le hablaron, volteo y le contestó con una cuchillada, los otros agarraron al agresor que se aferraba a la navaja. Más tarde el muchacho no recordaba nada, a partir de eso la piedra del arroyo adquirió fama de propiciar el asesinato.

Las personas se dieron cuenta que después de afilar su hoja de metal en la piedra del arroyo de Vetagrande; después se iban a un baile, reunión con familia seguro se provocaba un pleito, saliendo a relucir el metal, lesionando al otro “aun siendo amigos” se dieron cuenta que abundaron los heridos y muertos. Se dieron cuenta, que cuando aumentaba los hechos de sangre la piedra iba cambiando de color a negra.

Otro hecho, en que se confirmó que la piedra tenía un maleficio. El pleito de Andrés Mendívil y Lorenzo Rafael, este era un fanfarrón derrochaba dinero en parrandas y mujerzuelas, al contrario de Andrés era tranquilo disfrutaba sentarse en un parque a tocar su guitarra, enamorado de María Paloma de Avila la muchacha más linda del rumbo

Andrés decidió confesarle su amor a Paloma en el camino a la Bufa ahí había una iglesia, él le declara su amor en el camino a la casa de ella Paloma le dijo; “ si, todo está bien, adios”.

La familia de Paloma aprobó el noviazgo pasó un tiempo le propuso matrimonio, Andrés disfrutaba los encuentros recatados con su amor.

Una tarde el fanfarrón de Lorenzo vio a Paloma, intentó hablar con ella, los amigos de él se dieron cuenta del rechazo de ella y lo retaron a seducir a la muchacha, Lorenzo aceptó, en ese momento empezó a fastidiar a Paloma acosándola, quince días faltaba para su boda, Lorenzo insistía en su conquista y más era rechazado. Faltaban quince días para la boda, un amigo de Andrés le conto del acoso de su novia por Lorenzo, le pidió su cuchillo  a su amigo prestado el otro le dijo;que tuviera cuidado porque lo acababa de afilar a la salida de la mina en la piedra del arroyo de Vetagrande.

Con el contacto del arma el sintió un furor asesino, fue directo a ver a Lorenzo  a su domicilio, el vecino previno a Lorenzo que Andrés estaba ahí presente, Lorenzo atacó a Andrés y este con movimientos asombrosos y agilidad insospechada con una fiereza inaudita le da una cuchillada certera ante de darle otra, grita Paloma y se interpone entre los dos abraza a su amado y lo incita que se calme y suelte el arma, después no recordaba nada.

La piedra negra lista para seguir afilando armas mortales

Un grupo de vecinos llevaron la piedra a la cueva cuando vieron que no regresaban fueron por ellos, los encontraron muertos. Las autoridades de gobierno, sociedad civil y eclesiástica hicieron frente a los hechos sangrientos, se reunieron y decidieron entre el gobernador del estado y el tercer obispo de la Diócesis de Zacatecas, Fray Buenaventura del Corazón de María, Portilla y Tejada, cada quien según sus medios remediar la situación.

En el año 1888- 15 de Abril, el obispo con su consejero Fray Félix Palomino y 4 diaconos salieron de noche rumbo al arroyo Vetagrande. Después de un tiempo las personas se preguntaban ¿cómo desaparecer la piedra negra?. Muchas noches no durmieron por discernir pidiendo una iluminación divina por ese objeto del diablo, le aplicaron pruebas exorcizales y un estudio de los detalles teólogicos, decidieron el lugar de la piedra.

Tiempo después, la gente descubrió la piedra negra, en un lugar sagrado el sitio escogido por el obispo. Fue en lo más alto de la pared, posterior de la catedral empotrada abajo del campanario, es el único bloque negro que tiene la catedral.

Se cuenta, que han visto cuando llueve de esa piedra sale espectrales brillos de color azul eso provoca temor a los testigos de ese fenómeno.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. televisaregional.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Leyenda el toro de oro un misterio

Leyenda de Bolivia. Que en las cuevas Jatun Uchcu vive un indio que toca un instrumento, la "quena" mientras cuida un "toro de oro" que sale a pastar. Algunas personas que han tratado de entrar a las cuevas han visto un toro de oro

Las esferas de piedra del Valle Diquís

Leyenda de Costa Rica. En los años 1939, una compañía bananera norteamericana empezó a trabajar en el Sur de Costa Rica, en la llanura  del delta del Rio Diquís. En la limpieza del terreno para el cultivo, descubrieron una rocas de

El Mohan le gusta raptar mujeres

Leyenda de Colombia. Un ser horripilante corpulento, dedicado a raptar a mujeres bonitas acostumbradas a ir a bañarse o lavar ropa en el rio. Cubierto de un exagerado pelaje, que parece que esta envuelto con una túnica de pelo, grandes

El lagarto de oro: es un alma en pena

Leyenda de Nicaragua. Existe unas grutas cerca de una laguna que vive un lagarto de oro que cuando pasa algún animal cerca de su guarida los persigue, los que han intentado entrar a esa cueva escuchan ruidos muy extraños y salen

Leyenda la Anaconda Dorada.

Leyenda de Argentina. Se cuenta que hace muchos años un pastor se encontró los restos de un animal y decidió seguir las huellas,  llegó a un escondite una cueva pequeña, había mucha vegetación. El joven entró gateando, adentro de

El Dorado: la ciudad de oro

Leyenda de Ecuador. Se origina en el siglo XVI en Quito. En el año 1530 Gonzalo Jiménez el conquistador, se topó con la tribu de los muíscas que habitaban en los Andes a la altura de Colombia, vieron que en sus ceremonias usaban mucho

El cerro donde todavía aparecen brujas

Huichapán Hidalgo, Pueblo Mágico. “Bruja” esta palabra no se dice en viernes, los pobladores ponen líneas de sal en sus techos (por si las moscas) para que no se les ocurra bajar alguna presencia nada agradable. En el cerro, las

La piedra del venado un amuleto para el cazador

Leyenda de Valladolid Yucatán. Esta leyenda, de las comunidades rurales se quedó por la deseada “piedra del venado”, es como un imán para el cazador antiguo de mucha valentía. Don Felipe Chimal, era un cazador que a veces disparaba