Las brujas o nahuales de Tlaxcala

(14 jun 2020) Leyenda de Tlaxcala. Se cuenta que hace muchísimos años en un poblado hubo una época en que lo recién nacidos cuando amanecía estaban muertos. Se hablaba de una señora anciana que hacía meses que había llegado y dio la casualidad que después de que empezó a vivir en el lugar, ocurría cosas extrañas. Que ella realizaba magia negra con ayuda del diablo.

Muchos recién nacidos fallecieron, generalmente todos ellos no habían sido bautizados. Esta leyenda es prehispánica. Cuando se hablaban de las brujas o nahuales, estas se convertían en animales para entrar en las viviendas y les chupaban la sangre a los bebes. Muchos niños murieron durante la madrugada y coincidía la aparición de magulladuras en la espalda y pecho de los infantes.

Brujas en bolas de fuego

La gente del pueblo decía que por la noche las brujas convertidas en bolas de fuego volando por los cielos, hacen que los adultos tengan un sueño muy profundo mientras ellas entran sigilosamente y le chupan la sangre a los niños hasta que mueren. Se utilizó métodos para ahuyentarlas, le ponen unos listones a los niños en su manita, ponen tijeras abiertas en forma de cruz en los techos, ventanas y puertas. Y se calmaron las defunciones. 

En Chiautempan, es escenario de estos seres sobrenaturales. Se ven mucho en las Barrancas y puentes, hay grupos de pergrinos que caminan de pueblo en pueblo que ven las bolas de fuego que brincan sobre las ramas de los árboles. Muchos gritan, lloran otros rezan y le piden a Dios que los auxilie de estos entes. Hasta la fecha se escucha que se ven bolas de fuego durante la noche en ese lugar ya no atacan porque están protegidos con amuletos.

Yyyy ya.  

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.ahorainformate.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

El Callejón del Tecolote: Reunión de brujas

Leyenda de Guanajuato. El primer camino de herradura para comunicar a la ciudad, era por la cuesta del callejón del Tecolote. En el año 1557 llegó don Perafán de Rivera con la imagen de la virgen de Guanajuato. Por esa pendiente pasaba

Las brujas Tlahuelpuchi son vampiras

Leyenda prehispánica de Tlaxcala. Se cuenta que son una entidad sobrenatural, entes femeninos pero también se maneja Tlahuelpuchi varones, que son vampiros y hechiceros. Tiene el poder de transformarse en “vapor de agua”. Se

El cerro donde todavía aparecen brujas

Huichapán Hidalgo, Pueblo Mágico. “Bruja” esta palabra no se dice en viernes, los pobladores ponen líneas de sal en sus techos (por si las moscas) para que no se les ocurra bajar alguna presencia nada agradable. En el cerro, las

El pozo endemoniado: regaló oro

Leyenda maya. En los pueblos de Yucatán es común los pozos que sirve para toda las necesidades cotidianas de la vida. Esta historia se dice que pasó por el año 1890 en un poblado cercano a Maní, pero ahora no existe porque ese lugar

El Galipote o Zángano: solo con amuletos

Leyenda de San Juan, República Dominicana. Es un personaje legendario que se remonta en los siglos XVII y XVIII. Tiene habilidad de convertirse en distintos animales y en elementos inertes como maderos y rocas. Tiene una fuerza colosal y

Las Brujas de Coiro: la campana las convocava

Leyenda de España. Se cuenta que hace muchísimos años pasaba. Que en la Playa de Coiro, un lugar público como “Áreas Gordas” junto a una fuente, las brujas festejaban en grande un aquelarre, sobre todo la noche de San Juan para

La cueva de las brujas Zugarramurdi; un recoveco lúgubre

Leyenda de España. Se cuenta, que en el siglo XVII en Zugarramurdi pueblo del Norte de Navarra, fue el epicentro de la brujería y ceremonias demoniacas. Este rincón fronterizo de Francia en el límite norte del Valle del Baztán se hizo

Cernégula: guarida de brujas y el salvador

Leyenda de España. En la provincia Burgalesa de Cernégula, es bien conocida como el pueblo de las hechiceras. Cuenta la leyenda que en la laguna se reunían todas las adivinas de Castilla para realizar sus aquelarres y ponerse al día de