Las brujas Tlahuelpuchi son vampiras

(15 jun 2020) Leyenda prehispánica de Tlaxcala. Se cuenta que son una entidad sobrenatural, entes femeninos pero también se maneja Tlahuelpuchi varones, que son vampiros y hechiceros. Tiene el poder de transformarse en “vapor de agua”. Se alimentan de sangre ya sea de animal o de humano especialmente de niños.

Para los aztecas los Tlahuelpuchies eran como los nahual con mucho poder. Tenían la capacidad de transformarse en un animal, especialmente en luciérnagas, podían ser fuego y escupirlo y desaparecer en cualquier momento como vapor de agua.

Para los aztecas no era un ser maligno

Se le atribuía a las personas que se unieron con blancos, con el mestizaje el folklore europeo y las creencias cristianas.

Según la leyenda los Tlahuelpuchi son mujeres normales que sufrieron una maldición o practican los cultos satánicos y eso les da poderes de: convertirse en animales y tienen un control mental que llevan a su victima en un estado de sopor y los ataca. Son muy temidas en la región, cuando le chupan la sangre a los niños coincide que están en su ciclo menstrual están desesperadas por alimento joven. A las Tlahuelpuchi le gustan los días frios y nublados. Salen alimentarse despues de la media noche y antes de las 4 de la mañana. 

Se cuenta,que las Tlahuelpuchi trabajan solas, son seres solitarios, que viven en zonas frias, solo se comunican entre ellas si se enteran de algún peligro. Que se respetan entre ellas sus familiares. Se sabe que en el año 1973 fue el último juicio y ejecución de una vampira tlahuepuchi. Estas muertes de niños se adjudico a la llamada muerte de cuna. Se transforma en explicar lo inexplicable.

Yyyy ya.  

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.elsoldetlaxcala.com.mx

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Las brujas o nahuales de Tlaxcala

Leyenda de Tlaxcala. Se cuenta que hace muchísimos años en un poblado hubo una época en que lo recién nacidos cuando amanecía estaban muertos. Se hablaba de una señora anciana que hacía meses que había llegado y dio la casualidad

Los Muerras unos gigantes asesinos

Leyenda de Costa Rica. Cuentan, que bajaban unos gigantes por la serranía de Tilarán cerca del Lago Nicaragua. Los Muerras son los Niquiras, sus vestigios están en la isla Sagrada Zapatera entre Granada y Ometepe. Se dice, que los

El Callejón del Tecolote: Reunión de brujas

Leyenda de Guanajuato. El primer camino de herradura para comunicar a la ciudad, era por la cuesta del callejón del Tecolote. En el año 1557 llegó don Perafán de Rivera con la imagen de la virgen de Guanajuato. Por esa pendiente pasaba

El callejón del infierno de Guanajuato

Leyenda de Guanajuato. Era el Siglo XVII, para Guanajuato era el Siglo de Oro. La inmensa riqueza nativa guardada en las montañas dio motivo de su esplendor que se tejieran fantasías de la ciudad. La fama de la ciudad corrió por todo el

Las Brujas de Coiro: la campana las convocava

Leyenda de España. Se cuenta que hace muchísimos años pasaba. Que en la Playa de Coiro, un lugar público como “Áreas Gordas” junto a una fuente, las brujas festejaban en grande un aquelarre, sobre todo la noche de San Juan para

Los biembienes: son esencia salvaje

Leyenda de República Dominicana. Se cuenta que existe unas criaturas selváticas, que habitan en la cordillera Barhoruco, lugar donde se refugiaban los que escapaban de la esclavitud en la época de la ocupación española. Cuenta la

La cueva de las brujas Zugarramurdi; un recoveco lúgubre

Leyenda de España. Se cuenta, que en el siglo XVII en Zugarramurdi pueblo del Norte de Navarra, fue el epicentro de la brujería y ceremonias demoniacas. Este rincón fronterizo de Francia en el límite norte del Valle del Baztán se hizo

Cernégula: guarida de brujas y el salvador

Leyenda de España. En la provincia Burgalesa de Cernégula, es bien conocida como el pueblo de las hechiceras. Cuenta la leyenda que en la laguna se reunían todas las adivinas de Castilla para realizar sus aquelarres y ponerse al día de