Leyenda de la esquina de La Tucha

(08 may 2017) Así, le dicen a un mono parecido al mono araña, chico y feo, sus orines y excrementos son los más fétidos e insoportables de olor que hay, en ese animal fue convertida una niña muy hermosa por una bruja que la maldijo, la chamaca era insoportable, grosera y egoísta. Maltrataba a los indígenas sobajándolos e insultando.

Leyenda de Mérida Yucatán. Corría el año 1635, era el barrio de Santiago, vivía en una casa grande un rico español Don Alfonso Arévalo con su señora esposa Candelaria Fuensalida con sus seis hijos, cinco hombres y la chica, una chamaca consentida Josefa Margarita Petronila Aurora Carlota de Arévalo y Fuensalida, doce años, (así se acostumbraba en ese entonces nombres tan largos). Era la niña más insoportable y caprichosa, era muy bonita, rubia oji verde, de tez blanca, su padre le concedía todos sus caprichos.

Josefa Margarita tenía quince sirvientas a su disposición, pero la malcriada maltrataba a la servidumbre, sobajándola e insultando.

Un Domingo de paseo al parque

Se cuenta, que un Domingo la chamaca salió de misa y después se fue al parque de Santiago con sus criadas, ahí vendían cosas los mestizos y mestizas, sus artesanías, a la niña le gustó una muñeca de barro que vendía una anciana, la quería pagar, pero esta señora cuando vio a su cliente, le dijo, “eres una niña muy bonita nunca había visto algo tan hermoso, te regalo la muñeca”. La chamaca soberbia y grosera contestó, “que no quería que le regalara nada, una india sucia, que era hija de don Alfonso Arévalo un hombre muy rico, se dio la vuelta y se fue, no se llevó la muñeca.

La maldijo, la bruja Xla´baxarón

La presumida chamaca no sabía que le anciana era la  bruja maya Xla´baxarón famosa en la península por sus trabajos, ella enseguida dijo, unos conjuros y rezos le lanzó una maldición a la Josefa malcriada. Cuenta la leyenda, que al día siguiente cuando una de las criadas la fueron a despertar se llevaron un susto en la hamaca había una espantosa tucha (como un mono araña) que olía a orines todo el cuarto, la servidumbre se juntó para pescar a la tucha, no se dejó y huyó de la casa perseguida a chancletazos y perros de la casa.

Todos preguntaban por Josefa, donde se había metido, no estaba en su recamara, la buscaron por todos lados, después dieron parte a las autoridades, se enviaron a ochenta oficiales para buscarla.

A la niña no la encontraban

La chamaca se transformó en tucha, se escondía en la azotea de la casa. Avergonzada y arrepentida de su altanería, suplicó y pidió a Dios que le devolviera su cuerpo, el Señor deshizo el conjuro de la bruja, a los doce días apareció, sucia, con ropa hecha harapos, sus padres felices la abrazaron.

La Josefa cambió de actitud con todos, ya pedía todo con la palabra por favor a la servidumbre, pidió que la llevaran al parque, fueron y vio a la señora anciana se disculpó por que fue altanera y se llevó la muñeca dándole las gracias. Desde esa época se le llama la esquina de “La Tucha”.   

Fuentes de información

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Autor, Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Publicaciones relacionadas

La esquina del Loro de la ciudad de Mérida

Eran dos plumíferos cerca de la ventana, un loro parlante y un gallo, impuestos a un celibato por sus dueñas, parece que una noche el gallo incomprendido le dio un picotazo en el ojo y lo dejo “chop” al loro, creo que quería con

La esquina del perro, este se enfrentó al demonio

La esquina del perro, se encuentra en la calle 16 x 43 antes Argentina. La construcción tiene teja francesa que era traída como lastre desde Europa. Se dice, la otra noche paso algo increible, el jefe de la casa se levantó rápido de su

La esquina de "El Zopilote" leyenda de Mérida

Es una antigua historia de miedo, se cuenta que un ex marino español llegó a Mérida con una exótica ave de rapiña. Es la calle 70 x 65, esta narración es cuando era la época Colonial, en esa esquina tenía su casa un hombre

La leyenda del cenote zací

Es sobre un gran amor que existió entre Zac- Nicte y Hul – Kin. Existía un cacicazgo en la ciudad maya ”Zací” (gavilán blanco), los Cupules y los Cocomes el cenote ya estaba antes de los españoles, sobre la bóveda vivía la

La esquina del Degollado de Mérida

En el ángulo formado de Tecoh y el camino a Campeche. Ahora es la calle 60 x 67 centro. A las esquinas de Mérida se les nombraba por algo físico o hecho a una historia. Cuenta la leyenda, que don Lucas Pinzón un hombre joven que era

La esquina de La Veleta de Mérida

En la época de la Colonia había la costumbre de nombrar las esquinas por algo físico o por un evento fuerte a una historia. En esta casa vivía Hipólita una jovencita hermosa y le decían de cariño “Lita”, ella y su mamá doña

La esquina del Monifato fue en honor al Rey Fernando VII

La estatua proviene en tiempos de la Colonia, los españoles que vivían en Yucatán ordenaron el trabajo, en honor al Rey Fernando VII alias “El Deseado o el Rey Felón”. El monarca era de la dinastía Borbón, en esos tiempos la

La esquina del Elefante de Mérida

Leyenda de Mérida. Esta ubicada en el Centro Histórico de Mérida, en la calle 46 con 65 Avenida 1ª de Mayo. Todos los que manejan por el rumbo tienen la tiribilla de alzar la mirada cuando llegan a la esquina para mirar al elefante,