¡Mande! ¿Por qué lo decimos?

(29 sep 2017) La palabra “mande” era una condición impuesta en el lenguaje de los indios conquistados y esto desgraciadamente lo seguimos arrastrando, son secuelas de la conquista. En el siglo XVI empieza la palabra “Comándeme”. La manera perfecta de contestar es “que”. Tiene su arranque en la época de la Nueva España, los españoles obligaban a los indígenas cuando les hablaran ellos tenían que contestar “Comándeme mi señor”.

Las palabras de sometimiento, sino contestaban de esa manera los azotaban, luego con los años quedó “mande patroncito”.

En el Virreinato, "mande patroncito" fue integrado a la nueva España por el Imperio Español, establecido en América del Norte, por la Corona en su dominio al Nuevo Mundo entre los Siglos XVI y XIX. Se originó México- Tenochtitlan en la conquista.

Comándeme mi señor” así contestaban lo autóctonos a los patrones españoles, buenas palizas les daban si no contestaban con respeto y obediencia. Años después algunos indígenas contestaban al llamado de algún español con “lo que asté mande patroncito”

Obediencia

“Mande” se usaba inclinando la cabeza, como reverencia de sometimiento, demostrando obediencia al patrón español.

Hasta ahora, algunos padres educan a sus hijos como el esclavo indio enseñaba a su hijo. La estructura correcta de contestar a través de generaciones, estos corrigen, siguiendo la costumbre antigua. ¡Que no se dice “que”, se dice “mande”!. ¡Por favor! !Por favor!, tenemos que deshacernos de estos complejos y manías de conquistados. No contesten “mande” digan “que”.

Hasta ahora, algunas personas mayores, ya fueran padres o maestros te dicen, “no se dice que, se dice mande, a esta expresión, hay una gran discusión, si es correcto decir “que” o “mande”.

Otra versión

Se dice, que la palabra “mande” no viene de la Colonia. Tuvo su origen, aún más atrás, que casi a caído en desuso en la lengua Catalán y fue contagiada al Castellano de hecho en algunas regiones de Cataluña se sigue usando, y no tiene que ver con sumisión, se usa entre iguales en personas mayores.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

El Churrinche leyenda de Uruguay

Leyenda de Uruguay. En tiempos remotos unos autóctonos en guerra ya acosados por los enemigos, en un escalofriante combate uno de ellos se arrojó al agua. En ese lugar de la contienda quedó herido un cacique que antes que lo apresaran

El dedo misterioso le hacía señas

Leyenda de Ecuador. Una de las primeras leyendas de Quito del año 1534. En el convento de San Francisco había dos candidatos para curas, Antonio y Leónidas. Siempre estos metían relajo y bromeaban sobre sus superiores. Una noche en el

Leyenda de Cantuña de como burló al rojo

Leyenda de Ecuador. Se cuenta, que en la época colonial el indígena Francisco Cantuña, ya estaba cansado de trabajar, no podía más, sino entregaba en el tiempo convenido la obra se iba al presidio y le pidió ayuda a satanás, le dijo

La Cascada de la Novia. El rio la recuerda

Leyenda de Costa Rica. Para festejar una boda, un grupo de amigos fueron hasta el Valle de Orosi, un lugar muy hermoso, al llegar ahí se hizo la gran fiesta, bailaron, tomaron y cantaron. La cascada de la novia está cerca de Paraíso,

La dama viajera, del callejón de Santa Inés

Corría los años 1789. La dama sostuvo con las manos la compuerta para que no abriera y entrara el agua de la laguna y se inundara el lugar. la señora distinguida con ropa negra y aplicaciones de plata era seguida por un indigena por

Leyenda del Alto Rey y el aceite de la cueva

Leyenda de España. Tres hermanos envidiosos y el aceite de la cueva. En el Sistema Central situada en la sierra al nornoroeste de la provincia de Guadalajara, su cima es sucesión de chicos repechos enfilados a lo largo de 3. 5 km,

Leyenda de las Velas del Jubileo

Sucedió en la antigua Catedral en la Plaza Mayor. En la angosta y pobre Catedral de México, por ser pequeña no mereció alabanzas. Se levantaba en la Plaza Mayor y la menor, que las dos, después se llamó Placeta de Marqués y frente a

Leyenda del rezo del Ave María

¿A quién se le ocurrió repetír tantas, tantas veces este rezo? ¿Cuál es el meollo de asunto?, ahora que sepan la historia sabrán a que nos referimos. Les voy a dar un adelanto; por cada Ave María es una hermosa rosa que aparecía