La casa de la tía Aura un lugar espeluznante

(15 may 2021) Leyenda de Guanajuato. El lugar se encuentra embrujado por las violentas muertes que ocurrieron en la casa. La casa de la Tía Aura ahora es Museo por su fama del pasado. Pero principalmente por sus eventos paranormales que ocurren en la casona. Ésta se ubica al pie de la plaza, camino a la Presa “De la Olla” que es un área de recreo más antiguo de la ciudad. Es una zona residencial de clase alta que fue fundada hace muchísimos años.

La tía Aura llegó a América en el año 1840, originaria de Cádiz España. Se instaló en una casona que sus familiares la habían construido años antes. Fue una señora respetada y admirada por el don de gente que tenía. Fue benefactora de personas que estaban en la pobreza, hizo muchas acciones humanitarias en la ciudad de Guanajuato.

Doña Aura fallece y le hereda toda su fortuna a sus dos hijas. Su esposo, el padre de ellas las asesina. Las dos heredaron una gran fortuna. La primera hija que fue Cristina se embarazó, para ocultar su deshonra la lapidó en el sótano de la casa hasta matarla. La otra hija la asesinó al saber que heredó todo hasta de la otra hermana. También se dice, que las emparedaron después de asesinarlas. El responsable fue detenido y la casa quedó en el abandono, con el tiempo se subastó. Y tuvo nuevos dueños, se volvió a vender por eventos sobrenaturales y se volvió Museo.

Al entrar a la casa se siente muchas emociones. Cuando se entra a la habitación de Cristina en la cama hay una muñeca sentada, los visitantes del museo dicen que la cara de la muñeca voltea a ver a las personas. En fotografías se han registrado presencias. Dicen que el sitio más espeluznante es la cocina, que la hicieron donde hace muchos años esa parte del terreno era un cementerio. Se escuchan lamentos escalofriantes y ven sombras deambulando en el museo. Dicen que se ven objetos que se mueven solos. Hay muchos testigos de sentir presencias cuando van de visita al museo, que sienten mucho viento  y que no viene de ninguna parte, a veces dicen que alguien los empuja. La tía Aura se asegura que aún después de un siglo y medio sigue en su casa cuidándola acompañando a sus hijas y anfitriones.

En el Museo se recorre y se escucha la leyenda con efectos de luz y sonido.

Calle Paseo de la Presa 62, Barrio de la Presa 36000 Guanajuato Gto.

Si quieres escuchar la leyenda aquí te la dejo:

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. mexicotravelchannel.com.mx

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

La casa de la tía toña.

Leyenda de México. Se cuenta, que el fantasma tiene actitud hostil, cualquiera que algún despistado se acerque a la casa le tira piedras, se oyen risas de niños y gritos de mujeres, ven por alguna ventana la cara de una mujer mal

La casa de las Lagrimas o Museo Figueroa lugar de tragedias

Leyenda de Taxco, México. Asesinatos, amantes trágicos, lugar de torturas, espectros, todo esto envuelve el lugar a la célebre Casa de las lágrimas o Casa Figueroa. Taxco se ubica en el norte del estado de Guerrero y lleno de rincones

El ahorcado del panteón de Hocabá

Leyenda de Yucatán. Los pobladores, aseguran a ver visto a un hombre colgado en un árbol que está dentro del panteón, enseguida lo reportan a las autoridades, cuando llegan no hay nadie. Se dice, que los ahorcados están condenados a

La Mina El Edén y el Tesoro del Cerro de Xoconostle

Leyenda de Zacatecas. Después de la fundación de la ciudad, se fundo la “Mina del Edén” que producía oro y plata fue en los Siglos XVII y XVIII. Cuenta la leyenda, de un minero llamado Roque que descubrió una pepita de oro muy

La Tumba, encadenada para que los restos no salieran

Leyenda de Sinaloa. Los enterraron en la misma caja y los sepultaron. Pero al día siguiente aparecían los cuerpos tirados en la calle, lejos del panteón, alguien sacaba los restos para que no descansaran en paz. Era el año 1890, en

El Gusano de Oro y el Carruaje de la Muerte

Leyenda de Guerrero. En el poblado El Liberal, del municipio de Teloloapán, vivía un campesino de nombre Otoniel, que se dedicaba a la milpa, sembraba calabaza, maíz etc y además tenía algunas vacas y puercos. Un día araba la tierra,

La Silla del Cementerio y El Gua gua Auca

Leyenda de Ecuador. Los guardias del panteón, fueron testigos de las visitas del enamorado. Decidieron colocar su silla en su tumba. El idilio de amor que tuvieron Josef y Elizabeth fue verdadero. Dos extranjeros y su repentino

Los gitanos en Mérida y La novia, era visitada en casa

Leyenda de Mérida. Hace muchos años, llegaban a la ciudad Los Húngaros o gitanos, y en las casas era una forma de asustar a los niños, “no salgas porque te roban y nunca vas a volver a casa”. Esa fama tenían. En los 60 era común