La dama tapada: Olía a nardos y violetas

(18 jun 2021) Leyenda de Ecuador. Es del folklore popular, se escucha desde el Siglo XVII en Guayaquil. Esta leyenda cuenta que esta mujer misteriosa y siniestra, que nadie le ha podido ver el rostro, se aparecía después de la media noche, pero solo se le aparecía a hombres borrachos y bohemios que andaban por las calles esas horas. A los trasnochadores que se van de juerga.

Esta señora se viste muy elegante a veces con una sombrilla, se les acercaba a los mujeriegos, luciendo hermoso vestido negro, entallado mostrando su hermosa figura, con un velo negro cubriendo su hermoso rostro.

Se cuenta que cuando aparece esta mujer, se siente un olor a flores, a violetas y nardos. Dicen que con este olor atrae a los hombres y los hipnotiza, el individuo es seducido por la fragancia, obligando a seguirla. Ella lo dirige a una zonas solitarias para que no pida ayuda. Pero la mujer no permite que se le acerque el hombre. Solo a una determinada distancia.

Los ebrios impactados por su hermosura, la persiguen sin darse cuenta a donde se dirige ella. Llegando al cementerio general, lugar en que la dama se quita el velo y dice estas palabras, al hombre que la sigue. “Ya me conoce usted como soy. Ahora si quiere seguirme, sígame”. En ese instante su rostro hermoso poco a poco se descompone hasta volverse una calavera, aquella fragancia de la que fluía ahora es un hedor fuerte naoseabundo. Al verla las víctimas quedaban impresionados que algunos morían de susto y otros corrían de terror que hasta la borrachera se le bajaba.

Muy pocos sobrevivían y fueron calificados por la cultura popular, como tunantes. Ella después de aparecer seguía su camino en el cementerio hasta desaparecer. Pocos han logrado sobrevivir continuando su vida normal para contar y superar el encuentro macabro. Pero otros no corrieron con la misma suerte, su salud mental quedó muy afectada, no pudieron superar el encuentro con el espectro

Si quieres escuchar la leyenda, aquí te la dejo: Suscríbete.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. aminoapps.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

La Mujer del Camino o Mujer del Cementerio

Leyenda de Aguascalientes, En el año de 1934, en una noche una pareja salió a divertirse y en esa época era en los salones de baile, esa noche los novios discutieron y ella decidió regresar sola a su casa y como esta fuera de la ciudad

El ahorcado del panteón de Hocabá

Leyenda de Yucatán. Los pobladores, aseguran a ver visto a un hombre colgado en un árbol que está dentro del panteón, enseguida lo reportan a las autoridades, cuando llegan no hay nadie. Se dice, que los ahorcados están condenados a

La Tumba, encadenada para que los restos no salieran

Leyenda de Sinaloa. Los enterraron en la misma caja y los sepultaron. Pero al día siguiente aparecían los cuerpos tirados en la calle, lejos del panteón, alguien sacaba los restos para que no descansaran en paz. Era el año 1890, en

La Silla del Cementerio y El Gua gua Auca

Leyenda de Ecuador. Los guardias del panteón, fueron testigos de las visitas del enamorado. Decidieron colocar su silla en su tumba. El idilio de amor que tuvieron Josef y Elizabeth fue verdadero. Dos extranjeros y su repentino

Gático: Una incognita ciudad minera

Leyena de Chile. Leyenda de una población en los límites históricos de Chile, Gatico. Con una casa Señorial. Una ciudad desaparecida. Fue un potente centro minero, urbano y portuario. Una ciudad minera al sur de Tocopilla al norte de

La incógnita Dama de Blanco de la Recoleta

Leyenda de Argentina.  Una noche un joven vio a la chamaca llorando atrás del cementerio ella con ropa blanca, cuando la vió le impresiono lo bonita que estaba y la invitó a un refresco para que se tranquilizara, ella dijo su nombre

La casa de la tía Aura un lugar espeluznante

Leyenda de Guanajuato. El lugar se encuentra embrujado por las violentas muertes que ocurrieron en la casa. La casa de la Tía Aura ahora es Museo por su fama del pasado. Pero principalmente por sus eventos paranormales que ocurren en la

La niña araña escalaba los muros del cementerio

Leyenda de Salamanca Guanajuato. Se cuenta que un taxista del turno nocturno, transitaba por la colonia San Roque. En horas de la madrugada, vio caminar por la calle a una niña sola, aproximadamente de 9 a 10 años de edad. El taxista