La bruja de Coyoacán: Por moronga cayó

(21 jul 2020) Leyenda de Coyoacán México. Se cuenta que en los inicios de este lugar era un bello pueblo ubicado en la periferia de la ciudad donde la gente de clase alta viajaban para vacacionar. En aquel tiempo. Había un joven guapo que era codiciado por las muchachas y él aprovechaba darse a querer.

Tanto que andaba con las jóvenes hasta que se enamoró de una. Su familia le advirtió que no era la adecuada, pues practicaba la brujería, el no hizo caso de ese comentario. Siguió su relación, hasta que le pidió matrimonio y se casó. Todo iba bien, ella hermosa, hacendosa y excelente cocinera. Lo único incómodo que a diario cocinaba moronga (morcilla) situación que al recién casado, le empezó a cansar. Un día se lo conversó a su mejor amigo, su desagrado. Su amigo no se aguantó y le dijo, -se te dijo- “Me contó mi mujer que tu esposa es una bruja que de noche sale en busca de niños del pueblo para chuparle la sangre". Vigílala y veras. Él al llegar a su casa, sintió el olor que cocinaba lo mismo, él cuestionó a su mujer, ella le explicó que su padre, como era carnicero, lo que no se vendía lo repartía con sus hijos, a la hermana las patas, a la otra las vísceras y a ella la sangre y que nadie podía escoger, su padre eso les daba. Con la respuesta estuvo tranquilo.

Se convirtió en una bola de fuego

ÉL esposo no durmió, quería saber la verdad. Su mujer se levantó silenciosa y se fue a la cocina se paró junto a la chimenea, pensó que él dormía, él vio algo inexplicable, miró como su esposa se quitaba la piel y se convertía en una bola de fuego y ella salió por la chimenea hacer su recorrido. El esposo encendió la chimenea con el fuego alto, tiro la piel de su mujer al fuego. Pasaron las horas y antes de salir el sol regresó aquella bola de fuego no encontró su piel. El marido se quedó en la calle, pues no quería estar cuando ella regrese. Cuentan que gritaba y se azotaba contra los muros de su casa, cuando el sol se asomó, aquella bola fuego se consumió, se apagó y nunca se volvió a saber de esa hermosa mujer.

Yyyy ya.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.dadaroom.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Las piedras azules: eran jóvenes hermosas

Leyenda de Durango. Hace muchísimos años. En Pueblito, cerca del río Tunal vivía una familia con tres hijas muy bonitas, que la mayoría de los muchachos del lugar las querían pretender pues eran muy hermosas. Y en esa época los

La bruja del Morro: se requería un sacrificio

Leyenda de Seybaplaya Campeche. Se cuenta, que las personas que vivían en el paraje empezaron a irse, por la situación económica y falta de trabajo que había en el lugar. Pero poco a poco se dieron cuenta que la gente no se iba,

El Sisimite o Itacayo: Una bestia rompe huesos

Leyenda de Honduras. Que tiene una fuerza descomunal, mide alrededor de tres metros de altura, tiene los pies al revés, es decir que las huellas dejadas aparentemente muestran el camino que siguió y lo real están en sentido contrario.

La Tatuana: sigue en su barco navegando

Leyenda de Guatemala. Fue condenada de hechicería y encarcelada. Esta situación la volvió demente que invocó al demonio. Éste la liberó, solo se le ve, en épocas de lluvias sobre un barco navegando en el océano. Se cuenta, que en

Catalina La Grande y su inquietante vida sexual

Pasó de ser una princesa alemana de rango menor a una gran duquesa rusa. Nació como Sofía Federica Augusta Von Anhalt-Zerbst en Prusia un reino de Alemania. Fue Catalina II de Rusia (ahora es Polonia) en 1729. En el Imperio Ruso como

La esquina del Monifato fue en honor al Rey Fernando VII

Leyenda de Mérida Yucatán. La estatua proviene en tiempos de la Colonia, los españoles que vivían en Yucatán ordenaron el trabajo, en honor al Rey Fernando VII alias “El Deseado o el Rey Felón”. El monarca era de la dinastía

Juana la Catrina: una bruja robachicos

Leyenda maya, Temax Yucatán. Se cuenta, que era una mujer mala, perversa, entraba al pueblo como si fuese una indigente, ropa y rostro sucio. Era una poderosa bruja, nada más caía la noche y todos entraban a sus casas. Todos los

La carreta, el muerto y la bruja

Leyenda de Costa Rica. Se cuenta que una hechicera vivía en un caserón viejo en San José, poblado de carretas, gente humilde y sencilla. La bruja se enamoro de un hombre joven, el más guapo, gallardo, fuerte del pueblo. El muchacho era