La Laguna Alchichilca oculta una sirena

(03 nov 2020) Leyenda de Puebla. Se cuenta, que la bella sirena sale para admirar la luna. Mientras otras noches salen del agua esferas multicolores, que hay una cueva en lo más profundo que guarda un misterio. La laguna se ubica en San José Achichilca en el municipio de Tepeyahualco de Hidalgo en el estado de Puebla. Tiene bellezas naturales conocidas como Axalapasco (cráteres volcánicos) con grandes cuerpos de agua, que se hacen en las montañas de cima plana, tras estallidos de material ígneo y erosión natural.

Uno de esos Axalapascos es la laguna de Alchichilca es la más grande. Tiene formaciones rocosas, que rodean sus aguas cristalinas, que parecen corales blancos. Son estromatolitos fósiles. Seres microbianos que existieron antes que se formara el oxigeno y culpables de la salinidad del agua. Ésto fue lo que sorprendió al explorador Jacques Cousteau.

La leyenda dice; que en esta laguna vive una sirena de cabello hermoso plateado y. Que se asoma y a veces está recostada en la superficie, cada vez que hay luna llena, será, ¿Para admirarla?. Cuentan, que con su canto embabuca a los varones que la escuchan, quienes locos de amor por ella, como hipnotizados se arrojan al agua y tratan de seguirla a las profundidades perdiendo la vida. Ella vive en una de la cuevas del fondo de la laguna.

De objetos voladores

La laguna Alchichilca mide 2 km de diámetro y que está conectada con el océano. En la época prehispánica fue centro ceremonial. Los pobladores aseguran que en el fondo del cráter existe una cueva que guarda secretos de luces. Testigos afirman que cuando descansaban escucharon como un zumbido intenso de abejas, el ruido poco a poco fue,  ensordecedor. Viraron a ver hacía arriba, vieron un objeto que volaba y vibrava, esa cosa se metió en medio de la laguna.

Y yyy ya. 

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. mxcity.mx

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

La Sirena de Metepec era vengativa

Leyenda del Estado de México. El nombre de la sirena es Tlanchana y  es náhuatl. En tiempos remotos este lugar contaba con lagunas rodeadas por comunidades matlatzíncas y otomíes; frente al Nevado de Toluca, cerca del rio Grande hoy

Catemaco: ciudad de los brujos

Leyenda de Veracruz. A veces te dicen; te ha ido tan mal, que necesitas ir, por una limpia a Catemaco. Es un lugar de tradición de brujería que tiene sus raíces en la época prehispánica, principalmente practicada por hombres. Esta

La cueva de las brujas Zugarramurdi; un recoveco lúgubre

Leyenda de España. Se cuenta, que en el siglo XVII en Zugarramurdi pueblo del Norte de Navarra, fue el epicentro de la brujería y ceremonias demoniacas. Este rincón fronterizo de Francia en el límite norte del Valle del Baztán se hizo

La Cueva de Salamanca: un antro de brujos

Leyenda de España. En la ciudad de Salamanca, según la tradición popular el Demonio impartía clase. Dicha cueva corresponde a lo que fue la cripta ahora inexistente del templo de San Cebrián. Cervantes le dio una forma burlesca  a la

El Sisimite: Una bestia rompe huesos

Leyenda de Honduras. Es parecido a un mono enorme y fuerte, habita en lo más profundo de los bosques en las montañas más altas  del lugar. Que tiene una fuerza descomunal, mide alrededor de tres metros de altura, tiene los pies al

El Toro encantado de Ayacucho

Leyenda de Huanta, Ayacucho Perú. En la entrada del pueblo, se ubica una laguna de nombre Razahuillca. Es la cima de un cerro, por eso se construyó una represa para el suministro de agua a la población. Se cuenta, que dentro de la

La lotería, se juega desde la Colonia

Empezó en Italia, en el siglo XV y le llamaban “lotto” Este juego llegó a toda Europa. Como en España tuvo mucha aceptación lo introdujo a sus colonias. En España era un juego muy popular. Fue una de las herencias que nos dejó la

El Lagarto de Malena o Lagarto de Jaén

Jaén, es una Provincia española, de la comunidad autónoma de Andalucía y ostenta el título de <> conocida como la “capital del Santo Reino”. Está al pie del cerro de Santa Catalina con calles empinadas, sus alrededores son