Creación del primer hombre

(16 nov 2012) Mitología de México. Un dios llamado Citlalatonac y una diosa llamada Citlacue,  que parió una masa dura  que parecía piedra, sus hermanos  admirados del alumbramiento decidieron expulsar del cielo esa piedra. La masa dura cayó  en la tierra, en Chicomoztoc o Siete Cuevas; de ellas salieron mil seiscientos dioses,  los cuales viéndose caídos desterrados, enviaron a un mensajero a su madre, para pedirle permiso para criar a los hombres.

Les dijo: que ella no tenía autoridad en la tierra, que debían buscar a Mictlantecuhtli, que era el dios del infierno para que le diese uno de sus huesos o cenizas de los muertos pasados, que de ahí saldrían  hombres y mujeres que se multiplicarían con el tiempo. Escucho la repuesta de su madre, traída por Tlotli, un gavilán, acordaron que uno de ellos, Xolotl fuese al infierno por el hueso y las cenizas.  El resto de los dioses les dio indicaciones y fue  al infierno.

Xolotl fue al infierno por huesos

Xolotl dentro del infierno halló a Mictlantecuhtli., se le acercó agarró un hueso de su cuerpo y cenizas y huyó del lugar. El señor del infierno ofendido de que huyera, corrió hacía él. Xolotl iba a toda prisa sin tener cuidado de los obstáculos que se interponían en su camino tropezó y cayó. El hueso cayó y se hizo pedazos unos trozos más grandes que otros por eso dicen que hay hombres mas grandes que otros.

Xilotl agarró los pedazo que pudo y llegó junto a los dioses que esperaban los huesos, estos colocados s en una vasija, luego  dioses y diosas se sacaron sangre de todas partes de su cuerpo y los vertieron en la misma vasija, al cuarto día nació un niño, repitieron la misma acción cuatro días y nació la niña.

Los dioses decidieron que Xolotl era el indicado para criarlos y él acató su mandato, criando a los hombres con leche de cardo. De esta manera el hombre y la mujer se multiplicaron con el tiempo.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

El Hombre Cuervo, lideraba la parvada

Leyenda de Coahuila. Sus compañeros eran los cuervos, aves de mal agüero, pájaros mal comprendidos. Muchas leyendas lo señalan mensajeros de la muerte, camaradas del diablo, su hogar una vieja casa en el pueblo de Castaños Coahuila.

Apofis: El Dios de las Tinieblas

Mitología Egipcia. El Sol era la divinidad suprema de Egipto, pero su competidor era Apofis, encarnado en una serpiente terrible, que representa las fuerzas de la oscuridad y todo que produce temor. La luz no puede haber sin las tinieblas

El Sisimite: Una bestia rompe huesos

Leyenda de Honduras. Es parecido a un mono enorme y fuerte, habita en lo más profundo de los bosques en las montañas más altas  del lugar. Que tiene una fuerza descomunal, mide alrededor de tres metros de altura, tiene los pies al

El hombre que regresó como un perro

Leyenda de Oaxaca. Se cuenta que una noche un ejidatario regresaba a su casa y en el camino escucho unos gritos desesperados y creyó ver un perro de color gris oscuro, en lugar de ir a su casa se fue a la cantina y se lo contó a los

El toro negro de ojos del infierno

Leyenda de Nuevo León. Una de las historias más conocidas de la población de Lampazos es una tremenda aparición. Era el año 1917, doña Prudencia se retiró a su habitación para dar Gracias a dios por un día más, ya sumaba los

El hombre Pájaro habita en las cuevas de los cerros

Leyenda de Monterrey. Se cuenta que es una terrible criatura que ha acechado a los habitantes del lugar. Corrían los años 80 cuando empezaron a notificar avistamientos de una criatura nunca antes vista y fue nombrada como el “Hombre

Talos, Guayota y Pele: Criaturas de lava

Talos: el gigante de bronce que cuidaba Creta. Mitología griega. El poder y la  fuerza de estas moles de roca y magma, derivadas de la fascinación y miedo que despiertan en los hombres. Talos, el coloso de bronce daba a diario tres

Los antropófagos Xiximes y El Túnel que salían ánimas

Leyenda De Sinaloa. Los xiximes un pueblo indígena de México ya desaparecido, que vivían en la serranía entre Sinaloa y Durango. Y los acaxees, pueblo vecino de los xiximes, con la conquista española desarrollaron grandes perjuicios