El Cementerio de los pobres de Cosío

(14 nov 2012) Leyenda de Aguascalientes México. Se cuenta, que se te aparece la Muerte. Si quieres verla anda a la media noche. Personas incredulas entraron de noche a constatar, lo que se decía, y corrieron por todo el panteon, se les apareció la descarnada. Que cuando entran oyen crujidos en las tumbas, como que quieren salir los esqueletos, que aparece un espectro manejando una carreta.  

Se cuenta, que en Cosío, existe un panteón que lo nombran “cementerio de los pobres”. Está abandonado, la gente enterrada ahí data de más de cien años, que a lo mejor estos sepulcros están olvidados por las personas vivas, que no son familiares directos de los fallecidos. Nadie se ocupa de las lapidas, hay hierbas  muy crecidas, las tumbas rotas que se ven los esqueletos, en otras, los huesos desordenados y las que están cerradas, se oyen adentro unos crujidos como que se quieren salir, de ahí; muy descuidado todo, al entrar  se cuenta que te da mucha tristeza y sientes fuertes energías.

Un lugar desolado, tumbas abandonadas

El lugar se ve desolado a partir después de la media noche se oye el galope de caballos sus resoplidos y relinchos el sonido de las ruedas de madera de la carreta jalada por ellos se escucha como se detiene poco a poco, por todo el lugar, en donde estés parado da la impresión que está a pocos metros de uno, es más un grupo de  personas incrédulas entró especialmente a oír para constatar lo que se decía lo escucharon perfectamente y corrieron por todo el panteón para buscar la carreta que oían claramente, pero  se les apareció un espectro vestido de cochero que los aventó entre las lapidas y salieron corriendo gritando que era la muerte.

También se cuenta, que en una ocasión se contrato a una persona para que limpiara el lugar. Este señor trabajaba y fue a buscar una herramienta, empezó a escuchar un trac-trac-trac-trac, el hombre quería caminar o correr pero se quedó inmóvil, solo vio un resplandor y un esqueleto atrás de él y éste le dijo claramente, “apiádate de mis penas que me atormentan en el purgatorio, tengo muchos años sin descanso, por favor, págame tres misas, te recompensare dándote alivio de tu susto. Si no cumples mi pedido, no sanaras y pronto estarás aquí conmigo. El hombre salió despavorido del cementerio.

En las festividades de Día de Muertos, grupos de jovenes se juntan para visitarlo, es una tradición. 

Yyyy ya.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.canaldelmisterio.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

El cementerio maldito de Bachelors Grove

Leyenda de Chicago, EU. Es un dejado y chico panteón en el área urbana de Chicago. Es famoso por sus avistamientos fantasmales y leyendas encantadas. Se cuenta, que solo se enterraban hombres. Han visto un caballo emerger de la tierra

Una noche en el cementerio: El profanador de tumbas

Leyenda de México. Era el Siglo XVIII, que ahora forman las esquinas las calles de Santa María y Pedro Moreno. En ese lugar estaba la cantina de "El ciervo de oro", famosa por ser lugar de delincuentes. Ningún alguacil se atrevió a

El sombrerón: la muerte en espectro

Leyenda de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Que muy en la madrugada pasaba una carreta jalada por dos caballos, dirigida por un hombre joven que siempre tiene puesto un gran sombrero de paja; se decía que cuando él pasaba, alguna muchacha

El ahorcado del panteón de Hocabá

Leyenda de Yucatán. Los pobladores, aseguran a ver visto a un hombre colgado en un árbol que está dentro del panteón, enseguida lo reportan a las autoridades, cuando llegan no hay nadie. Se dice, que los ahorcados están condenados a

Agustina La Llorona, un espectro de terror

Leyenda de Zacatecas. Cuando llega la tarde-noche todo el vecindario que está cerca del Cerro de Proaño, aligeran por llegar a sus casas. Nadie quería estar en las calles de Fresnillo al caer la noche, pero al mismo tiempo pocos se

La Tumba, encadenada para que los restos no salieran

Leyenda de Sinaloa. Los enterraron en la misma caja y los sepultaron. Pero al día siguiente aparecían los cuerpos tirados en la calle, lejos del panteón, alguien sacaba los restos para que no descansaran en paz. Era el año 1890, en

Los antropófagos Xiximes y El Túnel que salían ánimas

Leyenda De Sinaloa. Los xiximes un pueblo indígena de México ya desaparecido, que vivían en la serranía entre Sinaloa y Durango. Y los acaxees, pueblo vecino de los xiximes, con la conquista española desarrollaron grandes perjuicios

La Silla del Cementerio y El Gua gua Auca

Leyenda de Ecuador. Los guardias del panteón, fueron testigos de las visitas del enamorado. Decidieron colocar su silla en su tumba. El idilio de amor que tuvieron Josef y Elizabeth fue verdadero. Dos extranjeros y su repentino