Cuatro, Leyendas de Coahuila

(12 jul 2022) La Casa del Sepultado, encontraron vasijas con oro. Las Brujas de Purísima, se volvieron bolas de fuego. La Aparición del Demonio, ya no tiene chamba. La Carretera 1140 una hermosa aparición. 

La casa del Sepultado

Leyenda de Coahuila. Una mujer vestida de negro que por la noche se pasea por todo la casa atravesando muros y puertas. Esto sucedió en una casa de la Venustiano Carranza ahora Pérez Treviño. En este lugar rentaba Doña Macaria  una persona noble de corazón y le prestó unos cuartos a otra señora Doña Paquita quien llegó a vivirlo con su familia. 

Paquita se acomodo en los últimos cuartos del segundo patio, eran grandes, pero unos meses después de vivirlos, se dio cuenta que el piso se hundía en uno de los cuartos que puso el comedor. Un día amaneció con las patas de la mesa inclinadas y si uno de sus hijos jugaba canicas, ahí se deslizaban.

Paquita contrató a un albañil, para arreglar aquel desperfecto del piso. El albañil colocó ladrillos y arena, todo iba bien y a los pocos días se vino a hundir otra vez. Hasta parecía que en el subsuelo resbalaba toda la arena. Se reparó por segunda vez, quedó bien. El hundimiento reapareció. Preocupada se lo comentó a Macaria, pero no le dio importancia hasta que se lo conversó a otra persona y dijo que podría ser un entierro o un tesoro dada la antigüedad de la finca.

Macaría ya veía a Paquita como un estorbo y dos meses más le pidió que desalojara el lugar. Paquita le prometió buscar donde vivir. Paquita, acudió a misa con toda su familia y Macaria aprovechó para entrar y escarbar en el sitio de hundimiento. Los montones de tierra se acumulaban y alcanzó una profundidad de un metro y encontró un esqueleto.

La osamenta mostraba restos de ropa, Macaria experimentó un aire frio, frio. Como pudo apisonó la tierra, acomodó los ladrillos con pasta de cemento, que había preparado antes. Cuando terminó estaba bien cansada. Paquita llegó tarde y sobresaltada por sentir que alguien la observaba mientras dormía y vió junto a ella una mujer enlutada que se deslizaba en la recamara y de ahí al comedor y otros cuartos. Corrió para decirle a Macaria, que todavía estaba despierta con el susto del esqueleto. Pero no dijo nada solo se limitó a oír lo que vio la otra. Paquita se volvió acostar y antes revisó a sus chiquitos en sus cuartos. Al día siguiente de nueva cuenta, la mesa chueca el suelo muy hundido, como si el subsuelo se deslizara hacia adentro. Macaria asustada al recordar que la noche anterior apisionó el suelo y que parecía que no había ningún hueco. Paquita se dio cuenta que Macaria no salía de su cuarto y cumpliendo lo que dijo, Paquita se fue de la casa. Macaria dejó la casa un mes después. Se cuenta, qué buscó el cadáver y le dió cristiana sepultura. Que bajo el cuerpo había una cazuela llena de monedas de oro y a las que le dio un buen uso.  Pero veía a la enlutada caminando en la casa y no lo soportó y se fue a otro lado. Otra versión. La leyenda cuenta, que Macaria no se quedó con el dinero, porque era muy ambiciosa. Y que ella se quedó como un cadáver esquelético y era la mujer enlutada que horrorizaba a todos que ocupaban la casa.

Las Brujas de Purísima

Leyenda de Coahuila. En Matamoros hay poblado muy religioso de nombre Purísima, con costumbres muy arraigadas dedicadas a la Virgen de la Purísima Concepción y hacen grandes fiestas. 

Cuenta la leyenda, que en el lugar hay dos brujas que se burlan de las muestras de cariño que hacen los feligreses por la Patrona del pueblo. Una idea de los actos, hacen juegos pirotécnicos, en las casas hacen reliquias para regalar, tamales, atoles y muchas procesiones que salen a la calle y terminan con una misa en la iglesia.

Otro día que unas personas velaba la imagen de la Virgen, se toparon con dos señoras a las que invitaron a rezar y comer tamales y atole. Se cuenta, que en vez de agradecer empezaron a reírse. El señor de la familia se molestó y se acercó a ellas para ver si se calmaran con sus groserías, no quería que los niños vieran esa conducta tan desagradable. El señor cuando las miro vio que sus rostros estaban desencajados. El hombre se acercó a su familia, les dijo que entraran y cerraran la puerta. La mujeres seguían riéndose estrepitosamente. La esposa del señor ni se dio cuenta de nada, solo quería que le dijera, qué pasó. -Que esas mujeres eran una brujas- la esposa se puso a rezar y cantar alabanzas a la Virgen.

Por la noche, la familia empezó a escuchar pasos en el techo de su casa, como que corrían, salieron averiguar, grande fue su sorpresa, eran las mujeres de la risa. Estaban suspendidas en el aire y reían  a carcajadas. El hombre le pidió a su familia que se resguardaran en un solo cuarto y que se pongan a rezar. Miraban por la ventana las brujas estaban en las ramas del árbol de la casa riéndose de ellos. Al cabo de unos min. las mujeres se convirtieron en unas bolas grandes de fuego. Según cuentan, que en las sierras del norte del país todavía viven brujas que conservan sus costumbres. Esperan que la gente se reúna para las festividades  y así alimentarse ya que comen niños para seguir viviendo. Una fiesta del pueblo es la mejor, para un ataque, los niños son inquietos y se pierden. Se cuenta, que la probabilidad que desaparezca es grande y de encontrarlos es baja.

La Aparición del Demonio.

Leyenda de Coahuila. En aquel entonces, no había luz eléctrica, las calles de Saltillo eran merodeadas por el mismo Satanás. Tenía una afición encontrar un alma que quisiera cambiar con un Don. Que se paraba detrás de la escuela Normal, y ahí acechaba a los que caminaban a altas horas de la noche. Había hombres que huían despavoridos, había débiles de valores los intrigaba y los llevaba a la perdición. A las mujeres, las veía de cerca, siempre había una que quería ser la más bella, a cambio de su alma. Pero al “Diablo nadie le gana” cuentan las abuelas, era común que mujeres hermosas murieran jóvenes, ya sea asesinadas por un mal hombre o en accidentes. Se hizo una vieja costumbre, que al ver un cadáver de una bella mujer la gente diga: -Otra que se la lleva el Demonio-

Al Demonio no lo asustó ningún culto o los curas, lo corrió la electricidad. Jóvenes empezaron con cajas de música luego con celulares ya del terrible personaje, se olvidaron. Se cuenta, que de vez en cuando se aparece, pero las personas son menos ambiciosas, las cosas se consigue trabajando o pagando unos cambios en un quirófano. ¡Qué triste, pero la modernidad hasta está dejando sin chamba al Demonio.

La 1140

El número es la carretera que une tres ciudades, Torreón, Lerdo y Gómez Palacio, en ese lugar aparece una hermosa joven, con cabello largo castaño. El lugar bien ubicado, algunos consideran que es el más peligroso y disminuyen la velocidad.

-Pobre mujer- dicen algunos. Quienes la han visto, tiene el rostro pálido y con ropa de fiesta. Parece una mujer normal hasta que la miran bien, porque no camina va flotando por el camino. A veces se da vuelta, y le hace señas a los conductores. Su pulgar en alto, como que pide aventón, era a dirección de Goméz a Torreón.

¿Quién pudo ser esta mujer en vida? Según el relato, hubo dos accidentes en ese lugar en donde perdió la vida una mujer. Uno de ellos regresaba de una fiesta del conocido Centro Campestre de Gómez Palacio. Al cruce el tren, el coche en el que viajaba se impactó con el tren, provocando la muerte de todos los pasajeros. El otro accidente, fue después, similar al del anterior, una chica perdió la vida.

Dos décadas después, un taxista contó en varios periódicos su escalofriante vivencias. Cuenta, que era a media noche que circulaba por el bulevar Miguel Alemán, de pronto una mujer le hizo una parada. El taxista recordó el fantasma de la carretera 1140, aceleró el paso “muerto de miedo”. Creyendo haber pasado a la mujer en la carretera, miró el retrovisor y estaba en el asiento de atrás como pasajera, helándose la sangre. Casi pierde el control del volante. La joven le sonrió en forma macabra. Del impacto que sufrió, el taxista cayó enfermo. Debido a los percances en ese km las autoridades decidieron  construir un paso a desnivel. Aún así el fantasma sigue apareciendo.

Autor: Elsy Alonzo

Aficionada a la lectura y escritura en especial a temas de leyendas.

Fuentes de información

  1. www.mexicodestinos.com

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Publicaciones relacionadas

Diez, Leyendas de Tamaulipas

La niña el chico y el señor con cuernos, está ocurrió en la central camionera. La Mujer Vampiro, en ciudad Madero. La Bruja, que vive en el kiosco del parque. El Fantasma de Hernán Cortés, un espectro con armadura ronda por los

Diez, leyendas de Baja California Norte

El estado de Baja California Norte está junto al mar. está rodeado de hermosas aguas y colinda con el vecino pais del norte. En la peninsula se pueden mirar las ballenas azules, jorobadas, grises, mantarrayas gigantes, tortugas, delfines

La Boca del Diablo y la Mulata: Leyendas de Taxco

Leyenda de Taxco Guerrero México. La boca del diablo o pozo sin fin o Pozo Meléndez. También como la trompa del diablo. Se cuenta que esta gran hendidura circular, se desconoce su profundidad y se ha intentado averiguar, hasta ahora

La danza de los Tecuanes: Animales de uña

Tradición Prehispánica Náhutl. Es un festejo que se hace cada año celebrando el acontecimiento, bailando representando la caza del Tecuán “ el que come”, un poderoso animal de uña. A finales del mes de Septiembre. Tecuane es de

El Galipote o Zángano: solo con amuletos te proteges

Leyenda de San Juan, República Dominicana. Es un personaje legendario que se remonta en los siglos XVII y XVIII. Tiene habilidad de convertirse en distintos animales y en elementos inertes como maderos y rocas. Tiene una fuerza colosal y

Las Islas Marías y sus leyendas

La isla es utilizada como prisión. Para acceder a la isla, es tener bajo perfil delincuencial. Islas las tres Marías, están en el océano Pacífico, a 112km. de Nayarit. La más grande es María Madre y guarece la colonia penal, las

El bien debajo del mal: Del antiguo México

Leyenda de México. La calle de esta leyenda es la 4ª de Emiliano Zapata antes los Siete Príncipes. En una casa pequeña vivía doña Francisca Avendaño, esa casa era del siglo XVI, tenía un portón recio de hierro y mirilla